Cuenta la leyenda que, al amparo de la noche, una mujer de largos cabellos y vestido blanco se aparece para llamar con fuerte llanto y aterradores lamentos a sus hijos. El jueves 18 de abril, en plena Semana Santa, se estrena en salas la película de terror La Llorona.

Sinopsis de la película

Los Ángeles, década de 1970. Un legendario fantasma que se oculta en la oscuridad de la noche aterra a los niños. Tras ignorar espeluznantes advertencias, una trabajadora social (Linda Cardellini) y sus hijos se adentran en un mundo sobrenatural repleto de misterio. Su única esperanza para sobrevivir a La Llorona radica en un curandero que practica el misticismo.

“La llorona”, fotograma de la película de terror.

Crítica

Así como en la división de superhéroes el horizonte no anda del todo despejado (a pesar del incuestionable éxito de las recientes Aquaman y Shazam!), si hay un género en el que Warner ha logrado cimentar un trasunto de universo compartido, es en el terror. A raíz de la estupenda acogida de Expediente Warren (2013) la compañía, de la mano del productor James Wan (La monja, Insidious: La última llave), ha tirado de spin-offs, secuelas, precuelas de spin-offs y demás combinaciones para tejer lo que ha terminado denominándose Warrenverse. Dicho esto, la fórmula ha dejado ya de oler a nuevo y, pese a que La Llorona es la primera película en seis años cuya entidad paranormal no se sustenta en lo ya visto en películas previas, no es menos cierto en los aspectos formales del film hay muchos elementos que recuerdan a sus predecesoras. Fotografía, presentación de las secuencias con guinda de sobresalto, incluso su banda sonora, firmada por Joseph Bishara, compositor a la sazón del score de las sagas Expediente Warren e Insidious entre otras.

En lo que concierne únicamente a esta película, aislándola ya de su contexto, hay que decir que la película funciona relativamente bien a su nivel. Michael Chaves, acreditado futuro director de la tercera entrega de Expediente Warren, nos presenta un producto que obedece a las reglas del puro cine de género. Para aquellos espectadores afines al terror, que no cuestionan de modo crítico que un espíritu capaz de aparecer y desaparecer a su antojo decida entretenerse bajando las ventanillas de un coche o levantando un mantel, La Llorona es una película cumplidora y que da lo que promete: un guion mínimamente armado para huir (casi siempre) del despropósito y una sucesión de secuencias de terror que satisfará en líneas generales.

“La llorona”, crítica de la película.

Se agradece, además, que narrativamente sea sucinta, y que no se pierda en subtramas vacías destinadas exclusivamente a que el film roce las dos horas de duración. La Llorona no pasa de los reivindicables 90 minutos, y es más que suficiente.

Linda Cardellini debuta como protagonista absoluta (secundaria en las recientes Hunter Killer y Green Book, aunque el fandom muy probablemente la identificará más como la Velma de las adaptaciones a acción real de Scooby Doo o [ejem] la esposa de Ojo De Halcón en Vengadores: La Era De Ultrón), interpretando de forma muy correcta a Anne, la madre coraje del film cuyos hijos han sido elegidos por La Llorona pasa forma parte de su peculiar colección de infantes ahogados. La actriz sostiene con buen hacer al personaje conductor de la trama, cuya mirada será la de los propios espectadores, especialmente durante la primera mitad del film. En el apartado infantil, y como suele ser habitual, luces y sombras. Pese a que Roman Christou interpreta al primogénito Chris con un resultado bastante creíble, dando lo que se espera, la cosa cambia en lo que a su hermana pequeña en la ficción se refiere. En primer lugar, porque Jaynee-Lynne Kinchen realiza un trabajo cuestionable en su recreación de la pequeña Sam y, en segundo lugar, porque la pobre niña no sólo es víctima del acoso de un espíritu, sino también de los desaguisados flagrantes del guion.

Por aquí también tenemos a la actriz Patricia Velasquez (Anck-Su-Namun en las dos primeras entregas de la saga The Mummy con Brendan Fraser), en un papel con bastante más chicha de lo que se presupone en un inicio. Otro de los personajes relevantes del film es el del ex cura Rafael (Raymond Cruz), un curandero a lo padre Karras latino en versión badass y que, por extrañas razones, encaja bastante bien en el engranaje de la película.

Imagen de la película: “La llorona”.

Opinión final de ‘La Llorona’

En resumen, film de terror pequeño y correcto, con algún giro inesperado que hace ganar puntos durante el primer visionado. Junto a Expediente Warren: The ConjuringLa Monja y Annabelle, La Llorona se suma al abanico de los nuevos monstruos del Warrenverse.

Tráiler de la película

Crítica de la película de terror "La Llorona"
DIRECCIÓN7
GUIÓN6
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • Entretiene y cubre el expediente de sustos que se le reclama a un producto de esta índole.
  • ¿Para cuándo un spin-off protagonizado por el curandero Rafael?
LO MALO
  • En lo que a entidades sobrenaturales se refiere, cuantas menos explicaciones y vueltas le demos al asunto, mucho mejor.
6.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votes)
5.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.