DC vuelve a la carga con uno de sus personajes más icónicos tras la fallida “Liga de la justicia”. Jason Momoa como Aquaman, lo da todo en una película irregular pero tremendamente entretenida.

Crítica Aquaman

Aquaman” es un personaje querido por los aficionados a los cómics de la editorial DC, pero no deja de ser difícil su adaptación al cine cuando estamos hablando de un personaje con un traje de colores chillones que cabalga sobre un caballito de mar. Sorprendentemente, este hecho y toda la mitología que rodea al personaje han sido perfectamente adaptados para que el espectador sienta lo que debería haber sido ridículo como una épica aventura con el viaje del héroe de Campbell como estructura de un relato que entretiene y sorprende visualmente.

Hombres a lomos de tiburones en la película de Aquaman.

El libreto no pretende ser innovador y apuesta por seguir el esquema de historia de orígenes que tantas veces hemos visto ya en este género cinematográfico. La pereza que puede generar esta estructura queda diluida por la presentación de un mundo, Atlantis, que por lo novedoso y bien integrado que está, hace que la película avance y no resulte pesada en ningún momento. Además, su hibridación de géneros le sienta a las mil maravillas, pareciendo que estamos viendo cintas distintas con casi casa gran bloque, sin que la narrativa se resienta por ello. El espectador va a encontrar acción, épica, amor, humor, ciencia-ficción, aventura y hasta terror.

James Wan, conocido por su buen hacer en el cine de terror, coge las riendas de “Aquaman” y desata todo su poderío visual. Wan a veces se gusta en exceso, con momentos a cámara lenta, postura y maneras que recuerdan al cine de acción y de superhéroes de antaño, algo que no termina de convencer. Tampoco lo hacen los momentos románticos, chroma incluido, entre los padres de Aquaman, rozando el ridículo. Sin embargo, Wan construye algunas escenas de acción que se podrían encontrar entre lo mejor del género, demostrado que cuando quiere, sabe mover la cámara y mostrar lo que ocurre en pantalla como todo un maestro. Prueba de ello es la persecución en Sicilia. Una de las mejores escenas de acción de año, sin duda.

En el apartado sonoro, algo que el director suele cuidad muchísimo, la película también destaca. El malayo, además, se permite introducir varios homenajes más que identificables a lo largo del metraje. En la pantalla se puede ver un ejemplar de “El horror de Dunwich” de Lovecraft, guiños a “La momia” a “Indiana Jones” e incluso a “Blade Runner”, música incluida, en la llegada de Arthur a Atlantis. Un ejercicio cinematográfico, el de Wan, que a pesar de sus defectos resulta mucho más estimulante que la mayoría de filmes del género, donde la personalidad del director apenas asoma.

Amber Heard en Aquaman 2018

Jason Momoa abraza el personaje de Aquaman y lo hace suyo. Se nota que el intérprete ha puesto cariño en la creación y respira carisma por todos los poros. A su lado una Amber Heard que goza de una muy buena química con el protagonista y protagoniza algún que otro momento cómico reseñable. Wan vuelve a repetir con Patrick Wilson, en este caso como un villano convincente, aunque con poco tiempo en pantalla. Por otra parte, llama la atención ver a Nicole Kidman, Willem Dafoe o Dolph Lundgren en una película de estas características, pero todos están más que entregados a la causa. Más diluido queda el Manta que interpreta Yahya Abdul-Mateen II, un villano menor en esta historia.

Aunque resulte difícil recrear el fondo de los mares y sus criaturas desde una perspectiva realista y que resulte creíble para el público, es de justicia alabar el trabajo del departamento de efectos especiales que han conseguido que una imaginería visual tan alejada de la realidad no saque de la historia al espectador.

Opinión final de “Aquaman”

“Aquaman” no es la película definitiva de superhéroes. A ratos es visualmente arrolladora, otros, roza peligrosamente el ridículo, pero siempre resulta entretenida y se esfuerza en ofrecer lo que promete. Un blockbuster más que digno para cerrar el año.

Crítica película “Aquaman”: el superhéroe sin complejos
DIRECCIÓN7
GUIÓN6
INTERPRETACIÓN 7
LO BUENO
  • Jason Momoa y Amber Heard.
  • La persecución en Sicilia.
  • Los homenajes que pueblan el metraje.
LO MALO
  • Hay momentos donde el ridículo asoma peligrosamente.
  • Que el Universo DC empiece a despegar a estas alturas.
6.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.5

2 Respuestas

  1. Popeye

    La película es espectacularmente buena, una drama delicatesen, unas escenas de acción perfectas , unos efectos visuales riquísimos y un reparto de actores que están como una moto y un tren fusionados.
    Un tortazo y saludos

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.