Llega la continuación, treinta y cinco años después, de una de las películas de ciencia ficción más importantes de la historia del cine. “Blade Runner 2049” revisita y amplia el universo creado por Ridley Scott, convirtiéndose en una obra maestra por derecho propio.

Crítica de la película “Blade Runner 2049” de Denis Villeneuve

Cuando se anunció que se estaba gestando una nueva entrega de “Blade Runner” todo fueron miedos. Tocar un clásico, convertido en film de culto, sonaba a herejía y fracaso. A una osadía propia de los grandes estudios para exprimir monetariamente una marca con prestigio tardío. Visto el resultado, no queda más que quitarse el sombrero y reverenciar la obra maestra que ha parido Dennis Villeneuve (La llegada 2016), uno de los mejores directores del momento, avalado por películas sobresalientes. Su valentía para hacer la película que él quería, sin someterse a modas actuales ni facilidades para el espectador, hacen aún más valiosa su visión.

Ryan Gosling en una imagen de la película "Blade Runner 2049".

Ryan Gosling en una imagen de la película “Blade Runner 2049”.

Nada se puede contar de la trama sin entrar en el pantanoso terreno del spoiler, pero se constata que el guion de Hampton Fancher (Blade Runner 1982) y Michael Green (Logan 2017) vuelve a tratar temas filosóficos, propios de la llamada “ciencia-ficción dura”, en una trama que aligera el tono noir pero no renuncia a él, profundizando en el amor a todos los niveles y por encima del resto de reflexiones.

Dennis Villeneuve muestra su cariño al film original y regala al fan guiños y homenajes a las numerosas versiones de Scott, sin ser estos evidentes ni caer en el fanservice más simplista; solo hay que saber mirar para encontrarlos. El canadiense presenta una película con ritmo muy pausado, contemplativo, deudor de la cinta original, que deja tiempo al espectador para que reflexione sobre las ideas que nos quieren transmitir los creadores. Aunque en muchos aspectos el realizador nos remita a la primera parte, con el paso de los minutos va haciendo suya la película y alejándose en cierta manera de los precedentes. “Blade Runner 2049” amplía su universo y lo hace más rico. Villeneuve se consagra como uno de los mejores directores del momento al saber adaptar su narrativa y puesta en escena a cada uno de los proyectos que aborda, prestando especial atención a los actores.

Harrison Ford y Ryan Gosling en "Blade Runner 2049"

Harrison Ford y Ryan Gosling en “Blade Runner 2049”

Reparto de la película “Blade Runner 2049” de Denis Villeneuve

El reparto está elegido a la medida del proyecto. Todos los interpretes están sobresalientes a pesar del corto tiempo en pantalla que tienen alguno de ellos como Dave Bautista, o sorprendentemente, Jared Leto, con un par de intervenciones brillantes. Ryan Gosling parece nacido para el papel protagonista, y su hierática pose encaja perfectamente en el relato. Ana de Armas aborda un papel complejo de manera arrolladora, sorprendiendo a todos aquellos que no apostaban nada por ella, siendo uno de los grandes aciertos del film y su entrada definitiva a Hollywood por la puerta grande. Robin Wright hace gala de su talento y fortaleza, y el resto de secundarios gozan de pequeños momentos donde lucirse, pues esta es una historia de personajes y ellos son el motor de la acción. Los actores y las actrices, junto con las indicaciones de Villeneuve, dotan de matices muy sutiles a todos los personajes, haciéndolos más orgánicos si cabe. Dejo para el final a Harrison Ford, por el homenaje que le rinde la película tanto a él como a Deckard, con varios momentos emotivos donde el veterano actor ha tenido que sacar todo su arsenal interpretativo saliendo victorioso del reto. Tanto Gosling, de Armas y el propio Ford demuestran haberse volcado a fondo con este proyecto.

Ryan Gosling es K y Harrison Ford es Rick Deckard en el thriller de ciencia ficción “Blade Runner 2049".

Ryan Gosling es K y Harrison Ford es Rick Deckard en el thriller de ciencia ficción “Blade Runner 2049″.

Técnicamente no se le puede poner ninguna pega a una película que conserva su diseño de producción ciberpunk, que amplía pero no sustituye el genial trabajo del año 82 y que no se empeña en actualizar su tecnología a la actual, dándole una cohesión a su universo interno que ya quisieran otras sagas más mediáticas. Durante los primeros minutos el espectador no siente que esta cinta se haya producido treinta y cinco años después de la primera entrega. El público no debe escatimar en gastos ni esfuerzos y asistir a la mejor sala posible. El atronador sonido se lo agradecerá, así como la magistral fotografía del maestro Roger Deakins, que respeta la visión de Cronenweth sin renunciar a sus filias visuales, incluyendo contraluces y tonos dorados. Una auténtica maravilla para la vista donde cada plano es digno de enmarcar y que exigen el Oscar para este monstruo de la imagen en movimiento. La música, compuesta a tres bandas por Jóhann Jóhannsson, Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch no supera a Vangelis pero si se adapta a su composición, resultando coherente y sobresaliente, como el resto de apartados.

Imagen de rodaje de Blade Runner 2049

Denis Villeneuve, Ridley Scott, Harrison Ford y Ryan Gosling

Blade Runner 2049” es un diálogo abierto con su precedente y con el espectador. Un ejercicio de metacine que oculta más de lo que muestra, resuelve misterios y abre otros nuevos. Una obra maestra que genera el deseo de verla una y otra vez. Por mucho que las palabras intenten describirla, no se puede expresar todo lo que la película ofrece. Una experiencia para los sentidos que debe ser vista en pantalla grande. Cine en estado puro. Si Tyrell proclamaba que los replicantes eran más humanos que los humanos, “Blade Runner 2049” es más película que las películas.

Poster de la película “Blade Runner 2049” de Denis Villeneuve

Poster de Ryan Gosling en la película de Blade Runner 2049

Poster de Ryan Gosling en la película de Blade Runner 2049

Trailer de la película “Blade Runner 2049” de Denis Villeneuve

Crítica "Blade Runner 2049": más película que las películas
DIRECCIÓN10
GUIÓN10
INTERPRETACIÓN10
FOTOGRAFÍA10
EFECTOS10
LO BUENO
  • Reverencia a la original sin renunciar a ampliar su universo.
  • El reparto. Roger Deakins reclamando su Oscar.
  • Dennis Villeneuve por regalarnos esta joya.
LO MALO
  • No sigue los estándares del blockbuster y eso puede jugar en su contra.
10Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
10.0

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.