Denis Villeneuve dirige “La llegada” un fantástico thriller de ciencia ficción cargado de emotividad y misterio.

Crítica de la película ‘La llegada’

La llegada es una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos tiempos. En el trabajo se juntan grandes de la interpretación como Amy Adams (Big Eyes, 2014), Jeremy Renner (Misión Imposible – Nación Secreta, 2015) y Forest Whitaker (El mayordomo, 2013); de la escritura aplicada al cine como Eric Heisserer (Nunca apagues la luz, 2016); y de la dirección como Denis Villenueve (Prisioneros, 2013), que siempre saber cómo involucrarse y llevar a buen puerto un proyecto aparentemente ordinario. Y seguramente, la obra de Ted Chiang (“La historia  de tu vida”) en la que se basa la película, haya sido un gran pilar de inspiración para realizar el producto.

Amy Adams y Jeremy Renner interpretan al equipo encargado de ponerse en contacto con los extraterrestres en "La llegada"

Amy Adams y Jeremy Renner interpretan al equipo encargado de ponerse en contacto con los extraterrestres en “La llegada”

Partiendo de una historia soñada cientos de veces en distintas obras artísticas, literarias y cinematográficas (el advenimiento y posterior contacto de una raza alienígena), “La llegada” sabe posicionar con absoluta sencillez una trama que en su final, se resuelve como algo absolutamente complejo. Y sin embargo todo es de una absoluta claridad diáfana, pura, lejana al artificio, que rehusa la aplicación de trampas de guión, de absurdos giros o de incomprensibles tretas para despistar al espectador. Todo se sucede de una forma lineal y natural, con humildad en el desarrollo, en el conflicto y en el desenlace. Obviamente, lo único que deberemos conceder como público es una herramienta de resolución ficticia pero, enmarcada en un mundo donde doce naves alienígenas vienen a vernos, eso no es ninguna concesión.

De menos a más usando un fantástico recurso del que otros han abusado siempre: los flash backs. Así descubriremos la profundidad del personaje interpretado por Amy Adams, la lingüista Louise Banks, quien es reclutada por el coronel Weber (Forest Whitaker), para tratar de comunicarse con los inesperados visitantes. De camino, conoceremos al físico Ian Donnelly (Jeremy Renner), que será el otro miembro que dirigirá junto con la lingüista el equipo para llegar al entendimiento.

Jeremy Renner es el físico Ian Donnelly y Amy Adams es la lingüista Louse Banks

Jeremy Renner es el físico Ian Donnelly y Amy Adams es la lingüista Louse Banks

Denis Villenueve logra mantener absorto al espectador durante las casi dos horas de duración de la película haciendo un magistral uso de la sobriedad de los planos, de la estaticidad y limpieza de unas grandiosas imágenes acordes con la serenidad de las titánicas naves que se suspenden en el cielo. Un cuarto de la película, media hora, es lo que dedica el director a aproximarnos a los visitantes. Treinta minutos en los que la curiosidad por conocer el aspecto de los extraterrestres, será el motor de esta presentación. Luego, el misterio tomará las riendas para intentar dar respuesta a unas sencillas preguntas: ¿Quiénes son? ¿De donde vienen? ¿Por qué están aquí? Y pronto -que en realidad es hacia el final-, estaremos inmersos en una apasionante resolución donde apremia la urgencia. Todo sin espectacularidad comercial. Todo sin adornos. Únicamente con una poderosísima banda sonora en ocasiones apenas distinguible de los graves efectos de sonido.

La llegada es una experiencia audiovisual total. Consigue trasladar al público a una vivencia especial, a un encuentro extraterreste, y lo logra apelando a una de las cualidades -la más importante-, que posee el espectador: La inteligencia. El guión, la trama, el director y los actores respetan al auditorio. No dan gato por liebre. No utilizan sucios trucos. Es más, exponen las claves abiertamente y no se esconden nada que provoque el rechazo.

Amy Adams y Jeremy Renner en un fotograma de la película "La llamada"

Amy Adams y Jeremy Renner en un fotograma de la película “La llamada”

Cualquier amante de la ciencia ficción, el buen cine, y las grandes películas, debería buscar un buen momento para acudir a la sala del cine (mejor en versión original) y disfrutar de una emocionante historia, elegante, llena de intensidad y emotividad, mágicamente desprovista de pretenciosidad. Una obra maestra.

Trailer de la película ‘La llegada’

Crítica La llegada: La mejor película de ciencia ficción del 2016
DIRECCIÓN10
GUIÓN10
INTERPRETACIÓN10
EFECTOS VISUALES10
MÚSICA10
LO BUENO
  • Una gran experiencia audiovisual.
  • Un gran final para una película en continua escalada de intensidad.
  • El fantástico uso del montaje.
LO MALO
  • Encontrará muchos detractores que la tilden de presuntuosa, gafapasta y lenta.
  • Perdérsela en versión original.
  • Las pocas copias de la distribución española.
10Nota Final
Puntuación de los lectores: (52 Votes)
5.1

2 Respuestas

  1. Marcelo Rubal

    Dos formas de relato que aparentemente se contraponen, uno de forma lineal, con un principio y un fin y el otro (alienígena) circular sin fin, por el que se crea un conflicto universal, de entendimiento, de comprensión. Pero que en el fondo se plantean lo mismo, las mismas y eternas preguntas ¿Quiénes somos y qué hacemos aquí? La cosmogonía de una angustia existencial, traumática, donde lenguaje científico (matemáticas) y la lengua que no es traducible (canguro) se repiten de forma permanente.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.