Diez años después del Episodio III, regresa Star Wars, la de verdad, la que nos hizo soñar y amar el cine. Regresan los clásicos y despegan las nuevas generaciones. Star Wars El despertar de la Fuerza es una película para los nostálgicos y para los nuevos fans.

Crítica “Star Wars El despertar de la Fuerza”

Debo advertir, al igual que mi compañero El Crítico Interrogante, que está reseña no contiene spoilers de ninguna clase. Una vez hecha la aclaración, Star Wars El despertar de la Fuerza es una continuación más que digna. Tampoco hay que moverse por el hype excesivo porque más de uno saldrá decepcionado. Los que crecimos con la trilogía clásica siempre tendremos en el inconsciente esas tres películas en un altar y nadie las va a bajar de ahí. Esta nueva entrega debería situarse en un discreto cuarto puesto, por encima, eso sí, de las infames precuelas. Se nota que Lawrence Kasdan conoce a sus personajes. El equipo formado por el director, Michael Arndt y él mismo, conforman un guion no exento de fallos pero que devuelve el aire aventurero a una saga que se había perdido entre derroteros místicos y políticos. Vuelven los pícaros, vuelve la ambientación western y un universo estéticamente decadente. Algunos, no sin razón, acusarán al film de ser un remake encubierto de “Una nueva esperanza” que apela a la nostalgia y a personajes ya vistos para enganchar a los fans originales, siguiendo la inteligente línea que tomaron “Jurassic world” y “Terminator Genesis”. La ventaja es que aquí, las referencias a la trilogía original son contadas y no se le notan las costuras en exceso. Se siente el esfuerzo por pasar página y seguir adelante, sin olvidar la mitología que les ha hecho ser lo que son. El libreto no es perfecto, se le puede achacar la excesiva presentación, tiene mucho que contar y poco tiempo, y algunos agujeros y situaciones que se resuelven de manera algo inverosímil; pero seamos sinceros, esto es Star Wars, y da lo que promete, diversión. El humor sigue presente y el infantilismo se queda en mínimos si la comparamos con las precuelas.

Star Wars El despertar de la Fuerza

Star Wars El despertar de la Fuerza

J.J. Abrams merece todas las alabanzas posibles por esta Star Wars El despertar de la Fuerza . Se nota que es fan de la saga y que quería hacer su homenaje siendo lo más reverencial posible. Optar por la película fotoquímica en los tiempos que corren es una valentía y ha conseguido que la cinta tenga ese empaque clásico, alejado del exceso digital de hoy en día. Los efectos prácticos le sientan de fábula, y aunque el CGI es más del que se esperaba por su parte, tampoco chirría demasiado. Abrams no quiere disgustar a los seguidores más fieles y se esfuerza porque todo tenga cohesión con sus precedentes. Las transiciones de cortinilla, las criaturas, la fotografía, todo guarda relación con los seis episodios anteriores. Esto no significa que el director se haya quedado en la mera copia, J.J. también imprime su estilo y la saga da un salto hacia delante en lo que a lenguaje visual se refiere, y es que las batallas aéreas quizá sean las mejores hasta la fecha, con una primera aparición del Halcón Milenario que será recordada como una de las mejores escenas del universo Star Wars. Amén de la potente escena con la que se cierra la película, nunca antes había terminado así ningún film de Star Wars.

John Boyega y Oscar Isaac en Star Wars: El despertar de la Fuerza

John Boyega y Oscar Isaac en Star Wars: El despertar de la Fuerza

En cuanto a los personajes, vayamos primero con los veteranos. A pesar de los años, se puede decir que Harrison Ford se ha esforzado todo lo que ha podido en regresar al personaje que le dio fama, y lo consigue con creces. Ford es Han Solo y ahí está de nuevo. Sus gestos y su labia siguen intactos. Carrie Fisher no goza de tanto protagonismo pero sigue imponiendo con su mirada cargada de sabiduría; Leia ha perdido fortaleza pero ha ganado profundidad. Y qué decir de Luke… el trío hace que se te remuevan todo tipo de sentimientos cuando aparecen en pantalla. Los nuevos rostros necesitan más tiempo para que el espectador se acostumbre a ellos; en especial los villanos, donde Domhnall Gleeson no convence nada como General Hux y Gwendoline Christie está totalmente desaprovechada como Capitán Phasma. Por su parte el Kylo Ren de Adam Driver no goza de la presencia que tenía Vader. No transmite miedo en sus apariciones, siendo a mi modo de ver uno de los villanos más pobres de la saga. Veremos cómo evoluciona en el futuro. En el bando de la resistencia, Oscar Isaac deja con ganas de más con su Poe Dameron, pareciendo una versión más joven de Solo. Daisy Ridley y John Boyega están fantásticos como Rey y Finn respectivamente. La joven demuestra tener un gran carisma, y será sin duda la estrella con mayúsculas de esta nueva trilogía. Pero el auténtico robaescenas es BB-8. El entrañable androide ha dejado obsoletos a R2-D2 y C-3PO, protagonizando los mejores gags del film. No se puede hablar de Star Wars sin reservar unas palabras para John Williams. El maestro en esta ocasión ha dejado el protagonismo a las imágenes y su música no resalta por encima de ellas. Vuelven los temas clásicos y emociona con una pieza muy interesante que se puede escuchar en la primera actuación de la base Starkiller.

Daisy Ridley y John Boyega en Star Wars: El despertar de la Fuerza

Daisy Ridley y John Boyega en Star Wars: El despertar de la Fuerza

Star Wars El despertar de la Fuerza es disfrutable, contentará a los fans y atraerá a los nuevos espectadores. La nostalgia está ahí, al igual que los homenajes, pero la saga tiene necesidad de avanzar y esta entrega es solo una presentación para un futuro con buenas perspectivas. De momento podemos decir eso de Chewie, estamos en casa.

Trailer de Star Wars El despertar de la fuerza

Crítica "Star Wars El despertar de la Fuerza": Chewie, estamos en casa
DIRECCIÓN8.5
GUION7
INTERPRETACIÓN8
EFECTOS ESPECIALES9
MÚSICA8.5
LO BUENO
  • Volver a sentir las mismas sensaciones que en la trilogía clásica.
  • La mayoría de los nuevos personajes tienen potencial para el futuro.
  • J.J. Abrams ha sido totalmente reverencial al material original.
LO MALO
  • La película se pierde en las presentaciones. Demasiado universo nuevo.
  • Algunas situaciones se resuelven de manera accidental y se traiciona la mitología de la Fuerza en ciertos momentos.
8.2Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
9.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.