El histórico director de cine cine fantástico y de terror, Narciso Ibáñez Serrador, también conocido por Chicho, fue homenajeado ayer en la V edición del Festival Nocturna de Madrid. Todo un mito del cine que por fin ayer recogía el galardón “Maestro del Fantástico” bajo una gran ovación.

El homenaje a Chicho Ibáñez Serrador en Nocturna 2017

La prensa estaba convocada para cubrir el photocall que empezaría a las 21:15. A esa hora se harían las fotos inaugurales con todas las personalidades homenajeadas por el Festival Internacional de cine fantástico de Madrid «Nocturna». Sobre las 21:40 de la noche entraron en el hall de Cinesa Proyecciones 3D de la  madrileña calle de Fuencarral 136, figuras tan representativas del género fantástico y de ficción como: la actriz británica Caroline Munro, protagonista de títulos míticos del cine de terror y ciencia ficción durante los años 70 y 80 y chica Bond en “La espía que me amó”; al actor norteamericano Jack Taylor por su amplio trabajo en el cine de género fantástico en títulos como “Conan el bárbaro” (1982) y “La novena puerta” (1999) ; el director Don Coscarelli  mítico creador de la saga “Phantasm” (1979). Sin embargo, la máxima expectación fue creada por el nacional Chicho Ibáñez Serrador, figura mítica en los espacios de variedades de televisión española como el mítico “Un, dos, tres”, e idolatrada por los presentes debido a sus trabajos como director de género de terror tanto en cine “La Residencia” (1970) y la ya nombrada “¿Quién puede matar a un niño?” (1976), como en televisión por su famoso “Estudio 3”. También los ahí citados recordaban sin duda su “divulgación del horror” con espacios como “Mis terrores favoritos” y “Historias para no dormir”.

Chicho Ibáñez Serrador en el Festival Nocturna 2017

Chicho Ibáñez Serrador en el Festival Nocturna 2017

Nada más atravesar la puerta de cristal siendo empujado empujado en su silla de ruedas debido a su delicado estado de salud por su biógrafo, Carlos Urrutia, y ayudado por José Lozano, uno de los trabajadores de su productora Prointel, los allí presentes rompieron en aplausos, sólo interrumpidos para tomar las pertinentes fotos. Tras ello, se realizó la esperada foto de familia con los personajes citados. Los aplausos se retomaron para despedir momentáneamente a Chicho, que minutos después recogería el premio “Maestro del Fantástico” Festival Nocturna 2017 en la Sala 1 de los Cines.

Esta sala se llenó con celeridad y con poco criterio de la organización ya que, a la par que se hacía el discurso inaugural y se homenajeaba a Chicho Ibáñez Serrador, se realizaban las proyecciones del corto “El extraño caso del Dr. Toñito” previo a la película “Tonight She Comes” en la sala 2, negando la posibilidad de los espectadores de disfrutar de un momento tan esperado.

La organización se deshizo en halagos y menciones a los patrocinadores del Festival Nocturna Madrid 2017 sin olvidar citar a los asistentes “que hacen posible el festival”. Tras cumplir con los mecenas se presentó y proyectó un acertado y breve vídeo que mostraba la carrera profesional en el ámbito del terror del Maestro, para, ahora sí, dar paso a la figura que fue recibida en pie y con aplausos por toda la sala.

Chicho Ibáñez Serrador a su llegada a los cines Cinesa Proyecciones

Chicho Ibáñez Serrador a su llegada a los cines Cinesa Proyecciones

Tras un agradecimiento más hacia su persona, la organización entregó el micrófono al homenajeado, que lo rechazó visiblemente emocionado. Chicho cuenta ya con ochenta y dos años y padece una enfermedad degenerativa que lo condenó a pasar el resto de sus días en silla de ruedas. Sin embargo, tras oír este las palabras del organizador que anunciaba “no quiere hablar” y tras unos minutos de profundo agradecimiento por su asistencia, él octogenario director, con un destello de orgullo, pidió la palabra haciendo gestos con su mano derecha. Los asistente volvieron a deshacerse en aplausos. El discurso fue el siguiente.

El discurso del Maestro de lo Fantástico Nocturna 2017

“A mí nadie me había dicho, que tenía que hablar, porque si lo hubiera sabido, hubiese redactado, unas pocas líneas, para parecer, que estaba improvisando o lo que tarde leyendo o recordando lo que había escrito. Es un truco feo.” Casi toda mi vida se ha basado en trucos, y sobre todo, la cosa, que ha servido de base para historias para no dormir. -Pausa de unos segundos- ¿Oyes? -Pausa de otros segundos-. Esto es precioso. -Risas y aplausos del público-. Me refería al silencio. -Más risas-. Sí, porque a partir del silencio puede enebrarse o parir cualquier otra cosa, sobre todo el terror. El terror al silencio. No creo recordar que haya nadie, o que haya alguna historia de terror, que empiece en el silencio. Y si lo pensamos ahora, que estamos juntos, tanta gente que nos gusta el estremecimiento del terror… El silencio tiene una voz. El silencio es el prólogo del alarido. No valen gritos sin que antes haya habido un silencio. Esta noche, cuando estéis en vuestra cama o en vuestro sofá… ¡o donde coño… -Risas del público- ..dormis! Pensaréis o algo que penséis en eso, en el silencio. Y veréis, que el silencio, poco a poco, empezará a jugar, a diseñar, los miedos, el medio, que es el prólogo de cualquier terror. Si esta noche, poco antes de que os durmáis, prestáis atención a lo que os rodea, y deseáis sentir el silencio, y con él el miedo…”

Narciso Ibáñez Serrador, Caroline Munro, Jack Taylor y Don Coscarelli.

Narciso Ibáñez Serrador, Caroline Munro, Jack Taylor y Don Coscarelli.

El discurso fue abruptamente interrumpido por los cuatro aplausos de un joven con la capacidad de atención propia de un youtuber y fue secundado por toda la sala. Chicho esperó pacientemente a que se calmaran los aplausos pero, antes de lograr el silencio, se le retiró el micro. Ya, con la cara de resignación propia de un anciano lúcido, declaró: “Me lo han quitado”. Provocó las enésimas carcajadas de un aforo en el que se encontraban representantes de medios acreditados recibieron las palabras del discurso entre lágrimas.

La patética realidad es que Chicho Ibáñez Serrador, el gran Maestro de lo Fantástico, fue interrumpido en mitad de una lección, creándose así una triste analogía con el panorama actual cinematográfico. Al igual que se perdieron los recuerdos del replicante de Blade Runner “como lágrimas en la lluvia”, y su segunda parte Blade Runner 2049 se perdió los ingresos de taquilla “por lenta” -absurda y odiosa etiqueta-, las palabras de uno de los más grandes genios del cine, televisión y divulgación del Terror -no ya de España, sino del mundo- se perdieron por las cuatro palmadas de un joven criado en la inmediatez y por la complicidad de una sala emocionada.

Luego se dio paso a una película de Universal que podrá verse en cualquier sala comercial…

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.