¡Llega Yesterday a los cines! La nueva obra de Danny Boyle promete ser una carta de amor a los Beatles, desde un punto de vista fresco y original. ¿Qué podemos esperar de esta peculiar combinación?

Yesterday: Sinopsis de la película

En Yesterday, Jack es un músico que vive persiguiendo un éxito que nunca llega. Un día, tras un extraño apagón que afecta a todo el planeta, se da cuenta que es el único en recordar ciertos elementos de la cultura popular: como la coca-cola, el tabaco, Harry Potter, y, por supuesto, los Beatles. Ante tal inesperada situación, Jack decide apropiarse de los éxitos del mítico grupo británico como si fueran suyos propios, y así relanzar su carrera musical.

Yesterday: Crítica de la película

Si por algo se caracteriza Danny Boyle es por ser un director versátil dónde los haya. Se puso en el mapa en 1996 con Trainspotting, una historia sobre un carismático grupo de amigos adictos a la heroína. Más tarde, en 2002, sorprendió con 28 días después, una terrorífica historia sobre un hombre que despierta en pleno apocalipsis zombi. Posteriormente, en 2008 dio su gran pistoletazo en taquilla con Slumdog Millionaire, la entrañable aventura de un chico pobre que tiene la oportunidad de ser rico. Según datos oficiales de box office mojo, esta última película recaudó más del doble que sus dos éxitos anteriores juntos.

Entre Slumdog Millionaire y Yesterday hay una larga década llena de variedades, como 127 horas en 2010, Steve Jobs en 2015, y por supuesto, secuela de su obra primogénita con Trainspotting T2, en 2017. Si hay algo en común entre todas estas obras, es que no tienen demasiado en común. Lo que demuestra que Boyle es un director capaz de abordar cualquier proyecto que se le ponga encima de la mesa, y generalmente con buena nota.

Danny Boyle, garantía de éxito

Llegados a este momento en 2019, ir a ver una película de Boyle es como apostar a caballo ganador. Puede salir mal, como con cualquier otro director, pero hay una alta probabilidad de disfrutar la película. Yesterday no es una excepción, una obra que en el fondo no tiene nada que ver con las anteriores del versátil director británico, pero en forma se puede apreciar la marca Boyle en cada fotograma. El ritmo de la dirección es ágil, sabe captar, y mantener, la atención del espectador, antes del apagón se aprecian muchos planos premeditadamente descuadrados, que generan la sutil sensación de inestabilidad, la puesta en escena de las diferentes actuaciones musicales es sencillamente genial… Prácticamente, cualquier detalle técnico que tenga que ver con la dirección está cuidado al detalle.

Yesterday se une a la temporada de musicales

Tras la buena aceptación del público a Bohemian Rhapsody, una película sobre el mítico grupo británico Queen, o Rocket Man, basada en el legendario artista Elton John, en esta ocasión le llega el turno a los Beatles, el mítico grupo, británico, por supuesto. Desde hace un tiempo se aprecia una tendencia en Hollywood de no incluir villanos extranjeros, se entiende que para no ofender la sensibilidad de ningún potencial mercado. Y llegado el momento de abrir la lata de las películas sobre archiconocidos grupos o artistas musicales, era previsible que centrasen el tiro en artistas no americanos.

La principal diferencia entre Yesterday, Bohemian Rhapsody, y Rocket Man, es que si Bohemian Rhapsody fue planteado como un biopic tradicional contando de manera lineal la historia de un grupo de música; Rocket Man como un musical lleno de magia y fantasía. Yesterday cuenta un punto de partida original, como es qué habría pasado con un mundo sin los Beatles, seguramente el grupo que más ha influido en la historia del rock, y de la música en general.

Crítica película Yesterday - La actriz Lili James y Himesh Patel

Crítica película Yesterday – La actriz Lili James y Himesh Patel

El reparto y música

En cuanto al reparto, Lilly James (Baby Driver, Cenicienta, El instante más oscuro) brilla en el papel del interés romántico del protagonista; una talentosa actriz que tiene la habilidad de aportar una gran afinidad a los personajes que interpreta. Ed Sheeran está sorprendentemente bien en la cinta, para ser un músico y no actor profesional; aunque el hecho de que se interprete a sí mismo podría restar algo de mérito, de momento el “paso 1” lo ha bordado (el cameo en Juego de Tronos habría sido el punto de partida), veremos hasta dónde llega su carrera como actor. Kate McKinnon (Cazafantasmas, La espía que me plantó), en el papel de una exitosa ejecutiva americana que quiere exprimir al máximo el talento del protagonista; McKinnon sigue demostrando que tiene mucho que aportar al margen de Saturday Night Live, en un papel genuinamente entretenido, que le viene como anillo al dedo, pues se trata de actriz que maneja muy bien la comedia.

Evidentemente, el principal atractivo de Yesterday es la banda sonora. Un repaso de los principales éxitos de los Beatles, versionadas por el protagonista de manera brillante; realmente impresiona Himesh Patel dando vida a Jack, pues canta y toca la guitarra dejando el listón bien alto para todas versiones venideras.

Y por desgracia, hasta aquí llegarían los elementos positivos de Yesterday. El principal aspecto negativo recae en el propio Patel, que pese a brillar en las escenas musicales, esa luz se apaga en cuanto suelta la guitarra, con una interpretación monótona, que parece perdida y sin estar seguro de lo que pide el papel en cada escena. Puede que influya el corto rodaje de este actor británico que debutó en 2016 con la serie Damned, y poco más se sabe de él salvo algunos cortometrajes en 2014 y en 2017. En cualquier caso, resulta extraña la elección de este actor para una película que sigue la estela de Rami Malek y Taron Egerton.

Himesh Patel como interpretando a Jack Malik en la película Yesterday

Himesh Patel como interpretando a Jack Malik en la película Yesterday

El guion no logra explotar la idea

La oportunidad perdida de la última obra de Boyle es el guión, escrito por Richard Curtis (Nothing Hill, Love Actually, El diario de Birdget Jones), adaptando una historia de Jack Barth. Tanto los detalles como la propia trama cumplen con los mínimos de la buena narrativa, pero parece empeñado en quedarse en el mínimo. Es cierto que brindan un arco de evolución a los personajes, de manera que viven conflictos que les hacen pasar de un “punto  A”, a un “punto B” que refleja el cambio experimentado. En este caso, Jack deberá reflexionar sobre si realmente quiere vivir del éxito de otros, sabiendo a lo que deberá renunciar para conseguirlo.

Sin embargo, la sensación de trama reciclada está presente desde el principio hasta el final. Desde frases que no pueden ser más típicas por todas las veces que se han oído, o escenas que se repiten una y otra vez que no aportan nada nuevo a la historia, o detalles como que en el momento del apagón mundial, todas las ciudades tienen la misma hora (cuando evidentemente no es así, debería ser de día en algunos sitios y de noche en otros), u oportunidades perdidas más graves, como presentar a tus personajes mediante el diálogo de otros, que nos cuentan cómo son, en lugar de que el propio personaje nos lo muestre con sus actos.

Si hubiese que elegir sólo un fallo del guión, sería la oportunidad perdida de la premisa. Resulta que no cambia nada, los Rolling Stones existieron igualmente, la humanidad no inventa ninguna alternativa al tabaco, y la Pepsi no conoce competencia; un mundo en el que no existieron los Beatles daría para mucho juego, por desgracia lo que recibimos es una premisa que se queda a medias, como excusa para versionar temas famosos para el amplio mercado mundial.

La actriz Lili James y Himesh Patel en una imagen de la película Yesterday

La actriz Lili James y Himesh Patel en una imagen de la película Yesterday

Opinión final

El guión es una oportunidad perdida, que de alguna manera arrastra a todo lo demás, el buen trabajo de Boyle incluido. Aún con todo, es una revisión original de una de las bandas más incluyentes de todos los tiempos, que cuenta con una dirección de alta calidad, y algunas buenas interpretaciones. Al final queda la sensación que podríamos estar ante una de las películas del año, que se ha quedado a medio camino por culpa de un guión cliché y sin cuidado en los detalles. Qué podemos hacer sino quedarnos con lo bueno y hacer vista gorda de lo no tan bueno, o como dirían los propios Beatles, “Let it be”.

Trailer

Crítica de la película YESTERDAY
DIRECCIÓN8
GUIÓN6
INTERPRETACIÓN7
LO BUENO
  • Momento Jack tocando el piano ante sus padres, mientras ellos no prestan atención y le interrumpen con descaro.
  • La banda sonora.
  • La dirección de Danny Boyle.
LO MALO
  • Guión poco ambicioso.
7Nota Final

Una Respuesta

  1. Conchy

    Si tampoco existieron Oasis cómo es posible que en el futuro ella esté enamorada de él desde que lo escuchó cantando Wonderwall. Fallo garrafal.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.