Tras cuatro años de sequía, Edgar Wright materializa su esperado regreso con la que probablemente sea la mejor película de su filmografía. Argumento sencillo, rodado de manera magistral con la música como hilo conductor. Este fin de semana la elección es clara: “Baby Driver”.

Crítica de la película “Baby Driver”

La película de “Baby Driver ” es de esos proyectos en los que los primeros datos, las imágenes promocionales y los posters hacen que la espera para verla se haga muy larga. Más aún cuando detrás de la creación se encuentra el nombre de Edgar Wright, autor de culto no muy conocido en España para el gran público, pero que tiene una legión de seguidores que adoran su estilo. Tanto hype suele ser contraproducente y el resultado final a veces puede decepcionar a todo aquel que se esperaba encontrar la película del siglo. En este caso no estamos ante un trabajo que vaya a cambiar la historia del cine, pero sí ante uno de los filmes del año.

Ansel Elgort y el director Edgar Wright durante el rodaje

Ansel Elgort y el director Edgar Wright durante el rodaje de la película “Baby Driver”

Edgar Wright ha creado una cinta sin complejos, donde abraza todas sus filias escribiendo un libreto sencillo, una historia de atracos con un último trabajo por obligación con chica de por medio, que bebe de referentes como la genial “The Driver”, llevando el tema a su terreno con un protagonista que se pasa el día escuchando música a causa de un problema auditivo. Una excusa que justifica el principal valor del relato, una selección musical de primera que marca la pauta para que Wright ponga su puesta en escena al servicio de las canciones. El británico da una lección de dirección desde la primera secuencia. Sus planos secuencia y la planificación de las persecuciones en coche son dignos de enmarcar y revelan una concienzuda preparación que queda rematada por un montaje digno de premio.

Ansel Elgort es Baby, el prota

Ansel Elgort es Baby, el prota

Ansel Elgort es Baby, el auténtico protagonista de la función. Este semidesconocido actor, visto en la saga “Divergente”, muestra tener madera de estrella y roba la película a pesos pesados de un reparto tan heterogéneo como interesante. Por la pantalla encontramos a Lily James como el interés romántico del protagonista, y un curioso plantel de delincuentes liderados por el gran Kevin Spacey, donde encontramos a los televisivos Jon Hamm y Jon Bernthal, Eiza González, un Jamie Foxx poco cargante y hasta la aparición estelar del gran Flea, miembro de la banda Red Hot Chili Peppers. Un irregular plantel actoral que se complementa a la perfección con roles funcionales en algunos casos, pero que siempre ofrecen un punto diferenciador que los hace interesantes. Un acierto total de casting en cada uno de ellos.

Ansel Elgort y Jamie Foxx esperando dentro del coche, el otro gran protagonista de la peli

Ansel Elgort y Jamie Foxx esperando dentro del coche, el otro gran protagonista de la peli

Técnicamente la película es sobresaliente y demuestra que no es necesario un presupuesto estratosférico para asombrar al público. Un director con las ideas claras y un guion competente hacen que esta cinta de entretenimiento supere a cualquier saga de superhéroes plagada de efectos especiales. Los elementos reconocibles del cine de Edgar Wright siguen estando presentes: el gusto por la música para dar unidad al conjunto, una dirección agresiva llena de tirones de zoom, barridos, planos detalle y montaje endiablado unidos a un gusto por lo retro que ya se entreveía en la cartelería promocional que también merece más de un halago.

Ansel Elgort y Jamie Foxx en Baby Driver

Ansel Elgort y Jamie Foxx en Baby Driver

Baby driver es una película plenamente disfrutable, perfecta para la época estival que debe ser vista en pantalla grande con un sistema de sonido que haga justicia a la playlist musical de un Edgar Wright que ha firmado su mejor trabajo hasta la fecha y uno de los mejores en lo que va de año. Un “must see” en toda regla.

Crítica de la película "Baby Driver": Regreso por todo lo alto
DIRECCIÓN10
GUION8.3
INTERPRETACIÓN9
LO BUENO
  • Una puesta en escena de primera.
  • Persecuciones nunca vistas.
  • La selección musical.
LO MALO
  • No formar parte de ninguna saga conocida jugará en su contra en la taquilla.
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.5

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.