El esperado biopic del cantante de Queen, Freddie Mercury, llega a las carteleras bajo el título de la que posiblemente sea su canción más emblemática: Bohemian Rhapsody. Su resultado final será irregular al convertirse más en un homenaje bastante naif de la figura del cantante que en un biopic que nos acerque a la vida del mismo.

Bohemian Rhapsody, la película. Opinión

Llega el esperado biopic del cantante Freddie Mercury. Un tributo tan edulcorado en su guion que poco o nada dejará de los aspectos de la vida privada que marcaron la trayectoria de su protagonista. De este modo pasaremos por las luces y las sombras de su vida de “puntillas”, con la clara intención final de gustar a todo el mundo. De dicho modo convertirán en una película para todos los públicos la vida de uno de los mayores iconos de la historia de la música y también la de un hombre con una personalidad tan excéntrica como magnética. Muchos dirán que no hace falta entrar en más profundidad en ninguno de los aspectos de su personalidad o en alguno de los momentos más importantes de su vida, gran error: lo que principalmente se debería pretender con un biopic de estas características es acercarnos a la compleja realidad y personalidad de su protagonista, no únicamente asistir a un concierto de Queen en pantalla de cine.

Lucy Boynton y Rami Malek en una escena de la película

Lucy Boynton y Rami Malek en una escena de la película

Bohemian Rhapsody es espectacular y brillante en sus aspectos formales, en la elección de todos los componentes del grupo Queen, en la interpretación de su protagonista, en lo que respecta a su puesta en escena, en los momentos musicales de la cinta… pero naufraga sin más en lo que concierne a su guion y a la forma de narrarnos la historia de Freddie Mercury. El resultado final será la construcción de una película correcta, sin más, que no lograr despertar emoción en el espectador por no arriesgar y adentrarse más en las aristas de la vida del cantante. Una lástima porque lo tenía todo para triunfar en dicha misión, más cuando la historia de su protagonista es, más que peculiar, espectacular e incluso, en ocasiones, oscura y polémica como para merecer ser contada.

Rami Malek es Freddie Mercury

Rami Malek es Freddie Mercury

Sinopsis

La película nos transporta a los años 70. Un jovencísimo Freddie Mercury (Rami Malek) tiene claro que quiere triunfar en el mundo de la música, pese a la firme oposición de su padre, un hombre muy tradicional. Pero nadie le hará cambiar de opinión, y durante el concierto de una banda local conocerá al guitarrista Brian May, el baterista Roger Taylor y el bajista John Deacon, con los que no tardará en formar la banda británica de rock Queen. Será el año 1975 cuando su sencillo Bohemian Rhapsody les colocará en los primeros puestos de ventas internacionales, convirtiéndoles así en referentes de la música rock del momento.

Lucy Boynton y Rami Malek en Bohemian Rhapsody, la película

Lucy Boynton y Rami Malek en Bohemian Rhapsody, la película

Análisis

El rodaje de la cinta no fue fácil y siempre estuvo rodeado de polémica: su director Bryan Singer (X-Men) acabó despedido después de “una ausencia prolongada” del set; una sonada pelea que casi llega a las manos con el protagonista de la cinta; una denuncia por acoso sexual… Con tanto incidente no es de extrañar que muchos de los seguidores del grupo, que esperaban con ansia la finalización del proyecto, llegaran a pensar que nunca lo llegarían a ver en los cines. Pero ninguno de estos problemas parece haberse dejado notar en la película, que peca principalmente en su falta total de intención al no profundizar nada en la vida de un hombre tan peculiar como Mercury.

Otro apartado más que cuestionable es la narración de los hechos -y su posterior montaje-, que hacen que la película termine pareciéndose más a una exposición formal de hechos y fechas sacados de la Wikipedia que de un relato vivaz y con alma a modo de biopic. Todo ello para finalizar del peor modo posible, con un concierto literal del grupo, que interrumpe de manera brusca el relato en plena noticia de la enfermedad incurable del cantante.

Rami Malek en Bohemian Rhapsody

Rami Malek en Bohemian Rhapsody

Y es que Freddie Mercury era un “genio loco”. Un hombre con tanta seguridad sobre el escenario como miedo a la soledad cuando se bajaba de él. Un hijo que durante muchísimos años estuvo sin ver a su familia y sin hablarse con su padre, el cual rechazó su carrera discográfica desde el primer momento al condenarla por no respetar sus orígenes parsi e indio. Un músico dispuesto a arriesgar para ofrecer a su público algo diferente, no conformándose con ser un mero producto comercial, con una personalidad muy extravagante pero a la vez tímido y retraído. Enganchado emocionalmente hasta el final de sus días a su primera y única novia, Mary Austin (Lucy Boynton), con la que llegó a estar comprometido y a la que, pese a declararle su tendencia homosexual, siempre consideró su esposa. Innovador, arriesgado y osado tanto en estética como en sonido. Un exitoso cantante que contrajo durante su treintena el VIH, la enfermedad más letal de los años ochenta. Y podría seguir porque son muchos los aspectos de la vida curiosos, reseñables, emblemáticos e incluso turbios de la vida del cantante. ¿De verdad no había material suficiente para hacer un biopic brillante?

Rami Malek es Freddie Mercury

Rami Malek es Freddie Mercury

Lo que es innegable es el extraordinario trabajo realizado por el actor Rami Malek mimetizado a la perfección con el personaje de Freddie Mercury. Digno de todos los elogios y nominaciones a premios por esta magnífica interpretación. Si vemos alguna muestra o intuimos algunas de las contradicciones internas de este personaje será gracias al minucioso trabajo de Malek. Sus gestos sobre el escenario, su característica voz -condicionada siempre por una dentadura prominente-, su forma de andar, sus altibajos emocionales… no hay un pero que ponerle a su, por otro lado, desaprovechado trabajo.

El Queen de la película Bohemian Rhapsody

El Queen de la película Bohemian Rhapsody

Conclusión

Para concluir decir que todo lo dicho no significa que Bohemian Rhapsody no sea una película disfrutable, que lo es. Los fans de Queen gozarán con la magnífica actuación de Malek y, cómo no, del resto de reparto (Gwilym Lee, Ben HardyJoseph Mazzello), y con los temas más conocidos de la mítica banda: ‘We Will Rock You’, ‘I Want To Break Free’, ‘Another One Bites The Dust’, ‘We Are The Champions’ o ‘Radio Ga Ga’. Una banda y un músico que se merecían claramente un tributo, aunque esta película se quede mediocre para la grandiosidad que aún a día de hoy transmite Mercury y su legado. Una cinta que no arriesga en nada; seguramente lo que el propio líder de Queen más odiaba y temía: no arriesgar e ir a lo seguro para resultar comercial.

Crítica de la película Bohemian Rhapsody: Sensación agridulce
DIRECCIÓN6.5
GUION5
INTERPRETACIÓN9
LO BUENO
  • El extraordinario trabajo realizado por el actor Rami Malek como Freddie Mercury.
  • Más que disfrutable para los fanáticos de Queen.
LO MALO
  • Su falta de profundidad y de arrojo en el relato.
6.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.