Ladéate la gorra, cuélgate el rosario, arranca el carro y acércate al cine. La “familia” ha vuelto con una nueva aventura más imposible que una misión de Ethan Hunt. Ya está aquí ‘Fast & Furious 8′.

Crítica ‘Fast and furious 8

Fast and furious 8 quizá no levante la misma expectación que una nueva entrega de Marvel o Star Wars, pero los amantes del tuning, el reggaetón y los calvos musculados son legión y no osarán perderse la nueva aventura de este grupo de parias adictos al óxido nitroso, capitaneados por Dominic Toretto (Vin Diesel)(¿Existe un nombre más cool?), que en esta ocasión se pasa al bando de los malos.

Vin Diesel intrepreta a Dom en la película.

Vin Diesel intrepreta a Dom en la película.

F. Gary Gray (Straight Outta Compton, 2015. The italian job 2003) se encarga de esta octava entrega, que en su secuencia de apertura homenajea los primeros capítulos de la saga. La Habana es el escenario de una carrera aderezada con música hortera, donde parece no haber ley que controle estas actividades ilegales de coches a plena luz del día, y de las que se entera media ciudad, a tenor de los espectadores que hay presenciándola. Una chica con la falda más corta que el guion de la película,  anuncia la salida y empieza el show. Después del ridículo más absoluto aparece el título del film, volviendo a los derroteros de las últimas entregas: acción de estilo ochentero con un lavado de cara actual.

El Sr. Don Nadie (KURT RUSSELL) y el Pequeño Don Nadie (SCOTT EASTWOOD) intentan convencer a Hobbs (DWAYNE JOHNSON) de que se una a ellos en FAST & FURIOUS 8.

El Sr. Don Nadie (KURT RUSSELL) y el Pequeño Don Nadie (SCOTT EASTWOOD) intentan convencer a Hobbs (DWAYNE JOHNSON) de que se una a ellos en FAST & FURIOUS 8.

La trama, más simple que un episodio de “Ana y los siete” está construida a través de innumerables set pieces que convierten en verosímiles a las películas de James Bond y que culmina en un clímax tan hilarante que es imposible no disfrutar con él. Gary Gray se defiende bien en las secuencias de acción, respaldado por la fragmentación de un montaje que construye la narración según los cánones actuales, cuantos más planos por segundo y más borrosos mejor. Los diálogos de los personajes y algunas situaciones recuerdan a los mejores momentos de la Cannon y es que la cinta funciona mejor cuando no se toma en serio a sí misma.

(De izda a dcha) Roman (TYRESE GIBSON), Tej (CHRIS “LUDACRIS” BRIDGES), Pequeño Don Nadie (SCOTT EASTWOOD), Hobbs (DWAYNE JOHNSON), Ramsey (NATHALIE EMMANUEL) y Letty (MICHELLE RODRIGUEZ) se dan cuenta de que Dom se ha pasado al otro bando en FAST & FURIOUS 8.

(De izda a dcha) Roman (TYRESE GIBSON), Tej (CHRIS “LUDACRIS” BRIDGES), Pequeño Don Nadie (SCOTT EASTWOOD), Hobbs (DWAYNE JOHNSON), Ramsey (NATHALIE EMMANUEL) y Letty (MICHELLE RODRIGUEZ) se dan cuenta de que Dom se ha pasado al otro bando en FAST & FURIOUS 8.

Como persona con pelo, tengo que decir que me siento indignado e infrarrepresentado en esta saga, donde para molar tienes que ser calvo y cachas o no formarás parte de la familia. Por la pantalla desfilan las peladas cabelleras de Vin Diesel, Dwayne “the rock” Johnson o Jason Statham, estos dos últimos con una química excelente cuando comparten escena. En el apartado femenino sigue la omnipresente Michelle Rodríguez junto a la villana Charlize Theron. Ambas muy masculinas, vendiendo un feminismo que no es tal. Theron, con unas rastas que le sientan fatal, interpreta su papel pensando en la nueva casa que se va a comprar con el cheque. La española Elsa Pataki aparece lo justo, más como mcguffin que como personaje. Ojo al cameo especial de cierta actriz veterana. Por lo demás, los jefes son tratados como idiotas, empezando por el gran Kurt Russell y acabando con Scott Eastwood, que va vagando de mojón en mojón (¡Hola “Escuadrón suicida“!). El resto del reparto es difícil de valorar, porque parecen todos el mismo tío. Hasta aparece un tal Don Omar según leí en los créditos, que no sé quién es, más allá de un pobre hombre sin apellido.

Jason Statham es Deckard Shaw en FAST & FURIOUS 8.

Jason Statham es Deckard Shaw en FAST & FURIOUS 8.

Si al salir del cine quieres cogerle el Seat León tuneado a tu primo para vacilar por el barrio con la Vane en el asiento del copiloto mientras suena Pitbull, es que “Fast and furious” es tu saga. Si por el contrario prefieres coger el metro para aprovechar el viaje leyendo poemas de Leopoldo Panero ni te acerques a la sala.

“Fast and furious 8”: La familia se ha separado, hermano
DIRECCIÓN5
GUION3
INTERPRETACIÓN5
LO BUENO
  • Su público objetivo la disfrutará.
  • No se puede negar la espectacularidad.
LO MALO
  • Nada resulta creíble.
  • El tufillo hortera sigue vigente.
4.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
3.7

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.