Opinión Aves de presa: Margot Robbie, la Harley Quinn más brutal

Fecha de estreno: 7 de febrero de 2020

Margot Robbie vuelve a enfundarse el traje de Harley Quinn para mostrarnos que ha sido de su vida tras los acontecimientos de Suicide Squad. No os perdáis nuestra opinión de Aves de presa, una de las películas más esperadas de 2020. 

Sinopsis de Aves de presa

Harley Quinn (Margot Robbie) ya no está con el Joker y en su camino a la emancipación se cruzará con otras tres mujeres (Canario Negro, Cazadora y Renée Montoya) para hacer frente a un nuevo jefe de la mafia que se está haciendo con el control de Gotham.

Ella Jay Basco, Jurnee Smollett-Bell, Mary Elizabeth Winstea y Rosie Perez
Ella Jay Basco, Jurnee Smollett-Bell, Mary Elizabeth Winstead y Rosie Perez

Crítica de Aves de presa

Para poder daros nuestra opinión de Aves de presa, tenemos que remontarnos brevemente a su antecesora, Escuadrón suicida. En esta película se nos presentaba, entre otros, al personaje de Harley Quinn. Un personaje con un fondo y una historia, pero que, en opinión de quien esto escribe, no era más que una mujer inestable cuya una peculiaridad era pintarse la cara, hablar demasiado y pegar con un bate de beisbol (unas cualidades algo débiles si contamos con que viven en un mundo donde existe Superman). En otras palabras, sus cualidades para hacer de ella un personaje único eran cuestionables. Por otro lado, su personalidad o su arco narrativo, responsable a fin de cuentas de que empaticemos más o menos con el personaje, se limitaba a la superficie de hablar a destiempo, ir de despreocupada y decir “pudding”.

Margot Robbie es Harley Quinn
Margot Robbie es Harley Quinn

La Harley Quinn de Aves de presa

Pues bien, en la película Aves de Presa, visto que el personaje vendió más de lo que se esperaba (¿o no recordamos ese Halloween con todas las niñas disfrazadas de Harley Quinn?) es más de lo mismo. Harley Quinn sigue siendo igual (aunque está triste porque lo ha dejado con el Joker) y repite su fenotipo visto en el Escuadrón suicida, aunque explota más sus habilidades físicas. Esto no sería un problema si el personaje de Quinn tuviese un arco narrativo. Pero sí es un problema cuando el personaje se queda en ahí, en esa superficie que impide que nos importe el personaje lo más mínimo.

Nos pasaremos toda la película viendo a Harley Quinn hablando por los codos (y a la cámara) pero sin saber realmente quién es esta persona, o por qué es así. No hay realmente una causalidad entre su background y sus actos más que el de “se volvió loca cuando cayó a un estanque de ácido”. Y considero que es una oportunidad perdida de construir un buen personaje. Reiterándome, nos quedamos en la superficie. Y [Spoilers] de emancipación nada, el Joker sencillamente deja de existir para Quinn, cuyo planteamiento es precisamente superar la ruptura pero ésta sencillamente deja de existir de buenas a primeras [Fin Spoiler].

Margot Robbie en la película Aves de presa
Margot Robbie en la película Aves de presa

Las otras “Aves de presa”

Y por desgracia, este problema se extrapola al resto del film y de los personajes.  El cometido de las otras “aves de presa” está justificado y bien construido (además de acorde con los cómics) pero igualmente gran parte de su desarrollo se queda en el tintero, una construcción bastante pobre para que finalmente lleguen a unir fuerzas y realmente te importe. Una lástima nuevamente porque hay mucho potencial en los personajes pero no está debidamente explotado. Por no hablar del momento en el que unen fuerzas que es un poco porque sí. Realmente dos de las “aves” no tienen un motivo real como tal pero bueno, deciden que por ellas vale.

Las otras "aves de presa" de la película
Las otras “aves de presa” de la película

Aves de presa vs Deadpool

Para una correcta narrativa, necesitas que los personajes tengan conflicto. La protagonista de la película no tiene un conflicto como tal y mucho menos una justificación para hacer lo que hace al final. Los demás personajes sí persiguen un objetivo, pero ese objetivo no justifica que terminen uniéndose. Por otro lado, el tono de la película tampoco termina de cuajar, ya que es mayormente oscuro y explícito pero de vez en cuando te mete chistes o gags que ciertamente desentonan. Algo que funciona en Deadpool, porque el tono es totalmente surrealista ya de por sí en su concepción, pero no en esta que trata de tomarse demasiado en serio.

Por último, el hecho de que Harley Quinn rompa la cuarta pared y narre prácticamente el film completo es algo que viene de los cómics más nuevos realizados sobre el personaje y la verdad es que llega a cansar un poco. Porque la película trata de hacer un Deadpool siendo Scorsese y no llega ni a una cosa ni a otra. Tanto la voz en off como el romper la cuarta pared puede ser algo peligroso si no se realiza con un fin narrativo y en la película es meramente estético.

Chris Messina, Ewan McGregor y Margot Robbie
Chris Messina, Ewan McGregor y Margot Robbie

Lo mejor de la propuesta

Afortunadamente hay que señalar en esta crítica de Aves de presa que la propuesta es visualmente muy disfrutable, por no hablar de una escena ocurrida en una casa/atracción de feria abandonada de payasos (un claro referente a la serie de Batman de los 90 y a su videojuego) que visualmente es impresionante por el juego que ese escenario da y desde luego el ritmo no decae. La acción desde luego se salva.

Margot Robbie es Harley Quinn
Margot Robbie es Harley Quinn

Margot Robbie, la Harley Quinn más brutal

La sinergia entre un buen guion y una buena actuación está más que demostrada. Por muy buenas aptitudes actorales que alguien tenga, una mala línea argumental es improbable que se oculte bajo un gran rostro (“Odio la arena” no habría mejorado ni aunque Robert De Niro hubiese hecho de Anakin). Por este motivo, acertando más o menos en la actuación, nadie destaca.

Hay que señalar en esta opinión de Aves de presa que Margot Robbie le tiene cogida la medida a su Harley Quinn, pero como hemos dicho antes, no aporta nada nuevo a lo que vimos en Escuadrón suicida. No es una mala interpretación, pero en mi modesta opinión sí algo limitada.

Mary Elisabeth Winstead funciona en su personaje pese a su escaso minutaje; Rosie Perez se ve torpe en el papel de la detective Renée Montero; y Jurne Smollet-Bell como Canario Negro es sin duda quien le saca más partido a su personaje. Ewan McGregor intenta disfrutar de su papel y pasárselo bien en el rodaje, siendo el único que sabe que no puede tomarse en serio lo que hace pero muy limitado también por su guion.

Opinión final de Aves de presa

Una película palomitera pero que no aprovecha su potencial. Falla en lo más básico aunque entretenga con sus escenas de acción.

Trailer

Reseña de Aves de Presa
DIRECCIÓN
5
GUIÓN
4
INTERPRETACIÓN
6
Reseña de lectores2 Votos
5.2
LO BUENO
La fotografía.
La escena en la casa de payaso.
La acción.
LO MALO
Su narrativa.
Que Harley Quinn no evolucione.
5
Más artículos
Harry Collet y, Robert Downey Jr. en la película
Crítica de la película Las aventuras del doctor Dolittle (2020)