El renacido, una de las favoritas para los próximos Oscar, nos presenta una durísima y cruel historia de supervivencia humana donde el propio hombre siempre es el peor enemigo posible.

Crítica El renacido

Aviso: esta crítica El renacido NO CONTIENE SPOILERS, aquí estás a salvo de que te fastidien el placer de soprenderte acudiendo al cine. En Los Interrogantes seguimos una máxima: “no hagas a los demás, lo que no quieres que te hagan a ti”.

Innegable la capacidad interpretativa de DiCaprio a estas alturas, al igual que lo es que su papel en El renacido, clama a gritos alzarse con un Oscar en esta próxima edición de 2016. No es que lo diga la crítica a nivel internacional (ni la que firma a nivel personal), es que cualquiera que entre a la sala quedará boquiabierto con el trabajazo que se marca el actor en la nueva cinta de Alejandro González Iñárritu (Birdman, 2015). ¿Se le puede pedir algo más al trabajo de un actor en la gran pantalla? Creo que no. Durante dos horas y media DiCaprio las estará pasando canutas, el guion no le dará ni un solo respiro y aún así no dejará de robarnos el aliento en una sola escena. Transmite verdad, algo nada sencillo cuando todos los ojos se centran en un personaje cuya suerte anda a la deriva abandonado por el resto de su “cuadrilla” en pleno monte rodeado de indios salvajes que andan tras sus huesos. Planos cortos, cortísimos, primeros planos, escenas complicadas de hacer llegar al espectador -comprometidas, salvajes, grotescas- y salir airoso, y un diálogo apenas inexistente basado en miradas, respiraciones, desgarradores gritos de dolor, ira y lamento. Su papel es un verdadero calvario que merece hallar la redención con un Oscar. ¿Necesitas más razones para entrar en la sala? Sigue leyendo.

Leonardo DiCaprio en una escena de El renacido

Leonardo DiCaprio en una escena de El renacido

Con El renacido viajaremos a la década de 1820, allí conoceremos a Hugh Glass (Leonardo DiCaprio) que se encuentra en medio de una expedición en busca de pieles en pleno salvaje oeste. En plena caza Glasss y el resto de sus “camaradas” serán sorprendidos y cruelmente atacados por una de las tribus nativas indias de la zona que intentan salvaguardar su territorio y su fauna. Morirán muchos de sus hombres, otros pocos, entre ellos Glass, lograrán huir y poner distancia, pero aún serán presa fácil en un territorio que los indios conocen a la perfección. Y como diría Mayra Gómez Kemp “hasta aquí puedo leer”, si encontráis una sinopsis-crítica de la cinta que vaya más allá de este punto no continuéis leyendo, estarás ante un spoiler como una casa y te robarán sin más la grandeza de sorprenderte con el devenir de infortunios de su protagonista.

Leonardo DiCaprio - Crítica El renacido

Leonardo DiCaprio – Crítica El renacido

La escena con la que arranca Alejandro González Iñárritu no puede ser más épica, dando muestras de la grandeza visual y técnica de las que disfrutaremos a lo largo de toda la película. Una larga secuencia rodada en una sola toma y repleta de extras de acción perfectamente coordinados que nos dejará sin aliento mientras presenciamos la huida de este grupo de cazadores de pieles del feroz ataque de un grupo de indios. Impecable a nivel técnico y majestuosa a nivel visual, no es de extrañar que el director de fotografía Emmanuel Lubezki parta como favorito en las quinielas de los Oscar -ya posee dos, por sus trabajos en ‘Gravity’ y ‘Birdman-. En El renacido ha logrado la nada despreciable misión de convertir al paisaje en un personaje más dentro de esta dura historia de supervivencia humana. Un entorno tan bello y grandioso como desolador y despiadado.

Tom Hardy en una escena de la película "El renacido"

Tom Hardy en una escena de la película “El renacido”

A nivel interpretativo la película también es impecable. Que decir más del extraordinario trabajo de un Leonardo DiCaprio dispuesto a todo por vivir en la piel de su personaje, hasta se saltará su dieta vegana -ya pueden tomar buena nota muchos de los actores patrios que no son capaces de ni tan siquiera hacer el esfuerzo de poner acento vasco en una película, no quiero señalar a nadie Clara Lago-. Eso es un actor con mayúsculas. Notaremos el sufrimiento en su rostro, en cada mirada, en cada sutil movimiento. Algo nada sencillo pues no es que pueda valerse de la palabra, no hay diálogo posible en sus circunstancias. La famosa escena del oso… real cada zarpazo. Pero para ser justos hay otro actor que también merece sendas alabanzas por su papel en la película, no es otro que el camaleónico Tom Hardy, casi físicamente irreconocible en el papel de John Fitzgerald. Será el antagonista, el Judas que venda al personaje de Hugh Glass por unas pocas monedas. Supervivencia también o egoísmo y crueldad. Juzgen ustedes mismos.

Pese a todo lo destacado anteriormente, El renacido no es una película fácil ni que vaya a gustar a todo tipo de públicos. Es el loco y pretencioso capricho -pocos directores podrían haber contado con su presupuesto para llevar a cabo dicho proyecto- de un director aferrado a la idea de lograr la grandeza, por medio tanto de la belleza como de la crueldad, y en este caso lo ha logrado.

Trailer de la película ‘El renacido’

Crítica El renacido: Un Oscar para DiCaprio (sin spoilers)
DIRECCIÓN8
GUION7.5
INTERPRETACIÓN10
FOTOGRAFÍA10
LO BUENO
  • El trabajazo que se marcan Leonardo DiCaprio y Tom Hardy.
  • Su impresionante y majestuosa fotografía.
LO MALO
  • Las alucinaciones del protagonista que rompen el ritmo de la cinta.
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (9 Votes)
8.8

2 Respuestas

    • Diana Mangas

      ¿Tienes cuatro años? Menudo comentario más ridículo. Seguro que estabas buscando en mi crítica algo sobre el tema del oso y DiCaprio ¿verdad? La próxima vez pondré un limitador de edad en mis entradas para que no se cuelen niños pequeñitos como tú. Venga, repite conmigo “¿Quién vive en la piña, debajo del mar?”…

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.