Maestría y agudeza de Scorsese y DiCaprio en su nueva apuesta cinematográfica, “El lobo de Wall Street”. Una auténtica bacanal de placer, poder y dinero que sirven como trasfondo a los logros nada éticos del bróker de Wall Street Jordan Belfort.

Sinopsis “El lobo de Wall Street”, película de Martin Scorsese(2014)

Cartel "El lobo de Wall Street"

Cartel “El lobo de Wall Street”

Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio) es un joven muy inteligente y ambicioso que sueña con convertirse en un destacado bróker en la jungla de Wall Street. Sus primeros e inocentes pasos los dará de la mano de la agencia bursátil LF Rothschild donde gracias a su jefe Mark Hanna (Matthew McConaughey) aprenderá el valor del engaño y la manipulación en las transacciones de la bolsa. Si el dinero está en tu bolsillo, mejor que mejor… pero todo lo bueno tiene un final y tras el fatídico Lunes Negro de 1987, cuando los mercados de valores de todo el mundo cayeron, la “gallina de los huevos de oro” de hacer dinero se hundió también.

Tras probar la dulce “droga” de Wall Street para Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio) ya no existe otra profesión posible. Con tan sólo unos dólares en el bolsillo y unos cuantos macarras y traficantes de barrio comenzará a forjar su propio imperio bursátil: Stratton Oakmont. Tras años y años de “durísimas y agotadoras juergas al límite”, patrocinadas gracias a estafar de manera bursátil a millonarios inversores, se convertirá en un estrafalario personaje conocido como “El lobo de Wall Street”.

Crítica “El lobo de Wall Street”, película de Martin Scorsese (2014)

La bolsa… ese invento del capitalismo por el que países y países de medio mundo caen en picado arrastrando a sus economías a un pozo desolador que acaban pagando las clases más trabajadoras y que siempre benefician a unos pocos multimillonarios, esos que juegan con nuestro dinero desde sus grandes piscinas en mansiones lujosas con tan sólo un portátil. Esa es la triste pero cierta realidad que esconde “El lobo de Wall Street”.

"El lobo de Wall Street" - Imagen de la película

“El lobo de Wall Street” – Imagen de la película

Es indispensable señalar en esta crítica, que comenzar el 2014 con un estreno de la categoría de “El lobo de Wall Street” deja el listón cinematográfico elevadísimo para el resto de los estrenos anuales. Y es que reunir la maestría y agudeza que sólo son capaces de alcanzar genios del cine contemporáneo como Scorsese y DiCaprio, uno tras las cámaras y otro al frente de la acción dramática, dan como resultado una obra maestra de las que pocas veces tenemos el placer de disfrutar.

"El lobo de Wall Street" - Imagen de la película 2

“El lobo de Wall Street” – Imagen de la película

Martin Scorsese (‘Taxi Driver’, ‘Uno de los nuestros’, ‘Shutter Island’) lleva a la gran pantalla la excéntrica y excesiva historia de Jordan Belfort, un bróker de Wall Street que amasó una elevadísima fortuna alentando a sus clientes en la inversión de grandes capitales en compañías de dudoso recorrido para luego inflar el precio de dichas acciones y así cobrar su propia inversión en el momento más alto, hundiendo al resto de sus inversores. Por algo “El lobo de Wall Street” es conocido como uno de los mayores timadores de la década de los noventa.

"El lobo de Wall Street" - Imagen de la película

“El lobo de Wall Street” – Imagen de la película

Gracias a un excelente guión de Terrence Winter (escritor en ‘Los Soprano’ y ‘Boardwalk Empire’), Leonardo DiCaprio nos obsequia con una de las mejores y más sorprendentes actuaciones de su carrera en esta “El lobo de Wall Street”. Disfrutaremos de su vertiente más cómica, esperpéntica y pintoresca con las que ha logrado dibujar un personaje tan estrafalario como real (sin duda, sublime en la escena de las escaleras). Una oficina llena de majorettes, una gran banda de música, muchas prostitutas, un chimpancé, enanos, drogas de todos los colores y tamaños, serán algunos de los regalillos con los que el gran Jordan Belfort obsequiará a sus trabajadores con la llegada de otro gran viernes en lo más alto de la bolsa (ni en Google trabajan tan a gusto y con tantas ganas). Jordan Belfort es como una especie de profeta en su oficina, logrando que sus trabajadores le adoren y sigan sus dudosos métodos de venta bursátil sin cuestionarse los límites legales.

"El lobo de Wall Street" - Imagen de la película

“El lobo de Wall Street” – Imagen de la película

El resto de reparto logra estar a la altura de las circunstancias con un Leonardo DiCaprio digno merecedor de un Oscar. Grandiosa la breve aparición de Matthew McCounaghey como el “maestro” bursátil de Jordan Belfort, Mark Hanna (atención a la hilarante escena del restaurante junto a DiCaprio). También hay que destacar el trabajo realizado por Jonah Hill interpretando al socio paleto de Jordan Belfort, Donnie Azoff (junto a DiCaprio nos regalarán la gran escena de la cocina).

"El lobo de Wall Street" - Martin Scorsese

“El lobo de Wall Street” – Martin Scorsese

Para concluir esta crítica señalar que las tres horas de metraje resultarán entretenidas, intensas, reveladoras y delirantes a partes iguales donde tanto DiCaprio como Scorsese dan el resto para dar vida a “El lobo de Wall Street”. Una auténtica bacanal de placer, poder y dinero impregnada de grandes dosis de sátira y crítica al sistema económico y financiero actual.

Trailer “El lobo de Wall Street”, película de MartinScorsese (2014)

Crítica de la película "El lobo de Wall Street" (2014): Scorsese y DiCaprio a por los Oscar
DIRECCIÓN10
GUIÓN9
INTERPRETACIÓN10
LO BUENO
  • Deliciosamente excéntrica y excesiva.
  • Leonardo DiCaprio, Matthew McConaughey y Jonah Hill, espléndidos.
LO MALO
  • Se puede hacer un poco larga llegando a su final.
9.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
6.6

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.