Crítica de Tick, Tick… Boom! (Netflix): La película del musical

¿Ceder o perseverar? Esa es la cuestión

Estar a punto de cumplir los treinta y sentir que no has conseguido nada en tu carrera, ni en tu vida, es una sensación con la que es fácil identificarse. En los noventa y ahora. La película Tick, Tick… Boom! de Netflix recupera el monólogo musical que Jonathan Larson estrenó en 1990 antes de escribir ‘Rent’, la obra que le llevaría al estrellato. En este monólogo autobiográfico Larson cuenta sus frustraciones mientras escribía su primer musical, ‘Superbia’, uno que nadie llegó a comprar. Sí, básicamente este musical es una adaptación de un musical sobre otro musical. Dirigida por Lin-Manuel Miranda y protagonizada por Andrew Garfield la película se estrenó en Netflix el 12 de noviembre de 2021 y está nominada a dos Oscars: Mejor actor y mejor montaje. Aquí os dejamos nuestra crítica.

Sinopsis

Jonathan Larson (Andrew Garfield) es un aspirante a compositor musical que lleva ocho años inmerso en la escritura de su primera obra. A punto de cumplir los treinta, Jonathan siente la presión de conseguir, de una vez, sus objetivos artísticos. O abandonarlos en favor de una vida más estable.

Andrew Garfield
Andrew Garfield

Crítica de Tick, Tick… Boom! (Netflix)

“Esta es la historia de Jonathan Larson” nos anuncia una voz en off al inicio de la película. Seguidamente, dicha voz nos cuenta que Larson murió antes del estreno de la obra que le haría ganar dos Tonys y un premio Pulitzer. Larson no llegó a experimentar el éxito de su trabajo y a nosotros, como espectadores, tampoco se nos concede este lujo. La película Tick, Tick… Boom! de Netflix no va de lo que ocurre cuando consigues cumplir tus sueños, sino de lo que cuesta perseguirlos.

El precio de perseguir tus sueños

La película Tick, Tick… Boom! de Netflix adaptada por el dramaturgo y guionista Steven Levenson se centra en los últimos días de Larson (Andrew Garfield) dentro de la veintena. Está a un paso de los treinta pero su vida no dista mucho de sus días de universidad. Sigue viviendo en un destartalado piso compartido, trabajando turnos eternos como camarero para poder mantenerse económicamente y obsesionado con terminar de escribir su primer musical. Una obsesión que, irremediablemente, le pasará factura en sus relaciones. Tanto con su novia Susan (Alexandra Shipp) como con su mejor amigo Michael (Robin de Jesús).

En la película se nos muestra lo difícil que es compaginar la pasión creativa con casi cualquier otra cosa. Lo solitario y egoísta que puede llegar a ser perseguir obstinadamente un sueño. ¿Pero qué otra cosa puedes hacer cuando es la única manera de convertirte en la persona que siempre has querido ser?

Andrew Garfield es Jonathan Larson

Se agradece la honestidad de la película al dedicar la totalidad de su metraje a unas circunstancias vitales que hemos reducido a “una etapa”. Tener un trabajo que odias mientras luchas por llegar a vivir de lo que te gusta es una antesala necesaria pero pasajera. Y que en otras ficciones solo ocuparía un tercio de la trama, hasta que el personaje aprendiese lo necesario para desarrollarse. Pero…¿ qué ocurre cuando esta fase se alarga más de lo esperado? Como ocurre con Larson, eso le deja en un limbo en el que la perseverancia empieza a verse como cabezonería. En el que las preguntas en vez de aclararse se acentúan. La actuación de Andrew Garfield mantiene cercano y comprensivo a un personaje cuya ansiedad y agobio constantes podrían generar antipatía.

Andrew Garfield
Andrew Garfield

Lin-Manuel Miranda se estrena como director

Lin-Manuel Miranda establece un diálogo fluido entre la ficción y la realidad en la película Tick, Tick… Boom! de Netflix, su primer proyecto como director. Tanto en el fondo como en la forma.

Su protagonista, Jonathan Larson, utiliza constantemente sus vivencias como inspiración para convertirlas en algo más artístico. Las grabaciones caseras de Larson recitando su musical autobiográfico se entremezclan con escenas más cinematográficas de su vida fuera del escenario.

Y, por último, este “meta-círculo” se cierra con el hecho de que se haya llegado a producir una película sobre la figura de Jonathan Larson. Que exista esta película contando su historia indica que cumplió su sueño. Formar parte, y de manera relevante, de la industria de los musicales.

Opinión final de Tick, Tick… Boom! (Netflix)

Lo cierto es que en la película Tick, Tick… Boom! de Netflix de Miranda nada cambia drásticamente para Larson. No acaba viviendo en un piso mejor o teniendo unas mejores perspectivas laborales. Tampoco acaba siendo una persona distinta con nuevos objetivos. Simplemente sigue escribiendo musicales, confiando en que en algún momento le llegue su oportunidad.

El repentino final de esta historia es anticlimático. Pero es que a esta película, irónicamente, no le interesan los finales. A pesar de que la idea de la finitud es un tema central en ella (no es casualidad que tenga lugar en los años en los que el VIH diezmaba Nueva York). En cambio, su mensaje se centra más en explorar cómo nos afecta la sofocante presión porque el tiempo se nos agota que mostrar lo que sucede cuando esto finalmente ocurre.

Estreno y Ficha técnica

Título original: tick, tick… Boom!
Género: Musical, Drama, Biográfico
Sitio Oficial: tick, tick… Boom!
País: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Fecha de estreno en España: 19 de noviembre de 2021 en Netflix
Productora: 5000 Broadway Productions, Imagine Entertainment
Distribuidora: Netflix
Duración: 115 min.
Año: 2021
Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años

Ficha Artística

Dirección: Lin-Manuel Miranda
Guion: Steven Levenson. Libro:Jonathan Larson
Música: Jonathan Larson
Fotografía: Alice Brooks
Reparto: Andrew Garfield, Alexandra Shipp, Robin de Jesus, Vanessa Hudgens, Joshua Henry, Bradley Whitford, Judith Light, Jordan Fisher, David Iacono, Joanna Adler, Alex D. Jennings, Marie Rose Baramo, Jared Loftin

Cartel

Cartel de Tick, Tick... Boom! (Netflix)
Cartel de Tick, Tick… Boom! (Netflix)

Trailer

RESEÑA FINAL
La película Tick, Tick... Boom! fue el monólogo musical autobiográfico de un joven compositor que soñaba con convertirse en alguien importante dentro de la industria. O, al menos, formar parte de ella. Ahora ‘Tick, Tick... Boom!’ también es una película sobre Jonathan Larson. El famoso compositor teatral que revolucionó Broadway.
DIRECCIÓN
9
GUION
9
INTERPRETACIÓN
10
LO BUENO
La honestidad con la que Larson habla sobre los sueños y el proceso creativo.
LO MALO
A parte de que te hace ser plenamente consciente del paso del tiempo, no se me ocurre nada más.
9.3
Nota