Crítica de Salir del ropero: Película en Netflix dirigida por Ángeles Reiné

Catastrófica y absurda: el ejemplo perfecto de cómo no hacer una película

Crítica de Salir del ropero, la película española que ya podemos ver en Netflix. La propuesta lo tenía todo para triunfar: unas localizaciones de ensueño, un reparto prometedor y una historia potente. Entonces, ¿por qué el resultado ha sido tan desastroso? A continuación, puedes leer cuáles son todos los ‘contras’ de este film.

Sinopsis

Eva (Ingrid García Jonsson) decide poner rumbo a Lanzarote cuando ve peligrar su boda con el hijo de una familia ultraconservadora. Y es que su abuela Sofía (Verónica Forqué), de 74 años, se quiere casar con su amiga de toda la vida, Celia (Rosa Maria Sardà). Eva evitará por todos los medios que la boda de su abuela se celebre.

Verónica Forqué y Rosa Maria Sardà
Verónica Forqué y Rosa Maria Sardà

Crítica de la película Salir del ropero

La película Salir del ropero, dirigida y escrita por Ángeles Reiné, prometía ser una película repleta de ‘gags’ graciosos y con un trasfondo inclusivo, en el que la homosexualidad en la tercera edad tomaría el protagonismo absoluto.

Una serie de catastróficas desdichas

Y es que no estamos acostumbrados a ver en la ‘pequeña pantalla’ historias donde las protagonistas sean mujeres adultas y lesbianas (un gran tabú en el mundo del cine). Pero, pese a que promete ser una película que desafía los “estándares” de la comedia romántica, Salir del ropero acaba siendo una decepción total para el espectador.

Una mezcla de un guion caótico, tanto literario como técnico, con unas interpretaciones (que no reparto) que dejan mucho que desear, da por resultado una pieza tremendamente predecible y con un estilo ‘cutre’ que pongo en duda que sea hecho a propósito.

Ingrid García Jonsson y David Verdaguer
Ingrid García Jonsson y David Verdaguer

De qué va la película Salir del ropero

Eva (Ingrid García Jonsson) es una chica que vive en Edimburgo y a la cual le espera un futuro de ensueño junto a su prometido, el hijo de una familia conservadora. Pero la joven verá peligrar su boda cuando se entere de que su abuela Sofía (Verónica Forqué), de 74 años, se va a casar con su amiga de toda la vida, Celia (Rosa Maria Sardà), desafiando, así, todos los convencionalismos religiosos y culturales.

La joven emprende un viaje hasta Lanzarote y, junto con el hijo de Sofía (David Verdaguer), hacen todo lo posible para que esa boda no siga adelante. Eva también reflexionará sobre su futuro y sobre su propia boda.

La ópera prima de Ángeles Reiné

Como venía diciendo, la película Salir del ropero, ópera prima de la directora Ángeles Reiné, cuenta con una trama que tiene muchísimo potencial. El espectador no está acostumbrado a ver historias que se centre en dos mujeres adultas que deciden casarse, y pretende lanzar un potente mensaje feminista e inclusivo. Si la película se hubiera centrado únicamente en esta historia como trama principal, seguramente hubiera dado mucho más juego.

El mayor “contra” es que la trama paralela, que se acaba convirtiendo en la principal, es la típica ‘historia de amor imposible’ porque uno de los personajes está prometido con una persona que no le hace feliz. Y es que desde el primer momento que ves al personaje de Eva (Ingrid García Jonsson) ya sabes cómo va a acabar la historia.

En cambio, la historia que de verdad nos interesa y que marca el punto de diferencia con otras comedias románticas es la de Sofía y Celia que demuestran que la edad no importa cuando encuentras a tu amor verdadero. Este trasfondo con un mensaje muy potente se pierde a lo largo de la película y se acaba convirtiendo en algo casi anecdótico.

Escena de la película Salir del ropero
Escena de la película Salir del ropero

Otro gran contra: la fotografía y el montaje

José Luis Alcaine se sitúa al frente de la fotografía de la película Salir del ropero, algo que es difícil de digerir. Y es que el director de fotografía ha trabajado en películas como ‘Volver’, ‘Dolor y gloria’ y ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’, entre muchas otras.

También es difícil asimilar que el montaje de la cinta sea un trabajo realizado por la gran montadora Teresa Font, que es todo un referente en el mundo del cine. Y es que ha trabajado en producciones como ‘Juana la loca’, ‘El día de la bestia’ o ‘Libertarias’.

Parece que la propuesta reúne una serie de catastróficas desdichas, y ni el montaje ni la fotografía se salvan de una mala puntuación.

No se ha sabido compaginar las maravillosas localizaciones de Lanzarote con un guion literario y técnico potente. Como resultado, podemos ver una fotografía que deja mucho que desear y que transmite dejadez. Los aspectos técnicos, incluido el montaje, donde se abusa del fundido a negro, acaban pareciendo muy ‘amateurs’.

Un guion insulso

Como ya he dicho con anterioridad, la idea principal podría haber dado mucho de sí para desarrollar una comedia romántica de diez: es original, llamativa y tiene un claro y potente mensaje feminista. Sin embargo, el guion, también escrito por Ángeles Reiné, acaba resultando absurdo y previsible, cargado de ‘gags’ que no tienen gracia y de personajes con los que no logramos conectar.

Y es que a todos y cada uno de los personajes les falta profundidad. Son planos y no están bien trabajados: no se les ve un trasfondo y el espectador no puede empatizar con ellos. Por no decir que hay algunos personajes secundarios que son totalmente prescindibles.

Además, la mayoría de los diálogos de la película Salir del ropero resultan forzados y para nada naturales, haciendo que el espectador no acabe de sumergirse en su trama. Si a esto le sumamos lo que he comentado con anterioridad, el resultado es claro: un desastre. Toda una lástima.

El reparto de la película: tan prometedor como decepcionante

Lo primero que atrae de la ficha técnica de la película Salir del ropero es, sin duda, su reparto. Y es que con Verónica Forqué (Sofía), Rosa María Sardà (Celia), Ingrid García Jonsson (Eva) y David Verdaguer (Jorge) como protagonistas, ¿qué podría salir mal?

Pues lamento decir que, en sintonía con el resto de los aspectos de la película, las interpretaciones también me han decepcionado. Las actuaciones, además, están muy relacionadas con el guion ‘antinatural’ del que os he hablado con anterioridad.

Y es que, como la mayoría de los diálogos resultan forzados, a las actrices y actores tampoco se les nota al 100% cómodos con sus personajes. No son creíbles y, además, dos de los actores principales, Ingrid García Jonsson y David Verdaguer no acaban de estar en sintonía.

Otro aspecto a comentar es que no se ha sabido exprimir a las grandes actrices Verónica Forqué y Rosa María Sardà, cuyos personajes pasan casi desapercibidos pese a ser los más carismáticos e interesantes de la película.

Verónica Forqué y Rosa Maria Sardà
Verónica Forqué y Rosa Maria Sardà

Opinión final de la película Salir del ropero

Definitivamente, la película Salir del ropero es un claro ejemplo de lo que no hay que hacer en un proyecto. Reúne todos los requisitos para que el espectador quiera dejar de verla antes de que se acabe, algo inexplicable debido al gran equipo técnico y artístico que conforman la pieza.

Un guion literario forzado y que no cumple con las expectativas, una fotografía y un montaje ‘cutre’, y un reparto y unas localizaciones desaprovechadas, dan como resultado una película insulsa que podría haber sido mucho más.

Ficha Técnica y Fecha de Estreno

Título original: Salir del ropero
Género: Comedia romántica, Homosexualidad
Sitio Oficial: Película Salir del ropero
País: España
Idioma: Español
Fecha de estreno en España: 11 de septiembre de 2020
Productora: Co-production España-Portugal; Yaiza Films AIE, Airam Films S.L, Take 2000, Televisión Española (TVE)
Distribuidora: Netflix, Filmax
Duración: 94 min.
Año: 2020
Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años

Ficha Artística

Dirección: Ángeles Reiné
Guion: Ángeles Reiné
Música: Lucas Vidal
Fotografía: José Luis Alcaine
Reparto: Verónica Forqué, Rosa María Sardà, Ingrid García Jonsson, David Verdaguer, Candela Peña, Mónica López, Álex O’Dogherty, Pol Monen, Malcolm Sitté, María Caballero, Liz Lobato, Alejandro Casaseca

Cartel

Cartel de la película Salir del ropero
Cartel de la película Salir del ropero

Trailer

RESEÑA FINAL
La película Salir del ropero es una propuesta que se tambalea por todos los lados y acaba resultando absurda, tremendamente previsible y caótica.
DIRECCIÓN
3
GUIÓN
3
INTERPRETACIÓN
3.5
LO BUENO
Las preciosas localizaciones de Lanzarote.
Visibilidad de homosexualidad en mujeres de la tercera edad.
LO MALO
El guión es absurdo y predecible.
Montaje poco profesional.
Interpretaciones poco convincentes.
3.2
Nota
Más artículos
Crítica de la película Falling
Falling: Crítica de la película de Viggo Mortensen