Cuerpo de Élite es una comedia de acción y aventuras bien escrita, dirigida e interpretada, limitada por su carácter de encargo.

Sinopsis de ‘Cuerpo de élite’

Cinco agentes de distintos cuerpos autonómicos deberán aprender a trabajar en equipo para encontrar y neutralizar una bomba nuclear que podría ser detonada en cualquier parte de España.

Crítica ‘Cuerpo de élite’

El cine español está de enhorabuena y su director, Joaquín Mazón, tiene motivos para celebrarlo. Su primera película, Cuerpo de élite,, es toda una demostración de talento. Curtido en la poco conocida (y poco reconocida) profesión de primer ayudante de dirección en series como Círculo Rojo Tirando a Dar, Mazón también ha sido director de las exitosas series Allí Abajo Con el culo al aire. Su capacidad para realizar comedia televisiva queda más que demostrada en su currículum pero como nos comentó Carlos Areces en la entrevista “En las series todo va como más rodado y en las películas hay que tomar decisiones de forma más inmediata (…) después de ver la presión del rodaje me di cuenta de que yo jamás podría ser director”.

De izquierda a derecha: Juan Carlos Aduviri, Andoni Agirregomezkorta, Miki Esparbé, María León y Jordi Sanchez

De izquierda a derecha: Juan Carlos Aduviri, Andoni Agirregomezkorta, Miki Esparbé, María León y Jordi Sanchez

Joaquín Mazón consigue casar de manera adecuada las escenas de acción, inspiradas en las películas de espías a lo Misión Imposible, con la comedia más patria que pueden ofrecernos estos dispares personajes autonómicos: Santi, Agente de Movilidad (Miki Esparbé); Gorka, Ertzainza (Andoni Agirregomezkorta); Lola, Guardia Civil (María León); y Pep, Mosso d’escuadra (Jordi Sánchez). A los que se le une un internacional, Byron (Juan Carlos Aduviri), un Legionario que dice ser de Cuenca, que es el más nacionalista de todos, pero que en realidad es Ecuatoriano.

Carlos Areces es el Ministro de interior Boyero y Joaquín Reyes su secretario

Carlos Areces es el Ministro de interior Boyero y Joaquín Reyes su secretario

La película funciona con altibajos a partir de un arranque sensacional que abre las puertas a toda una amalgama de posibilidades. Desde el minuto cero, Cuerpo de Élite representa una serie de “acción viril” a lo Daniel Monzón, para dejar claro que la cosa va en serio a pesar de que sus personajes tiren más por la caricatura. Una dualidad que podría parecerse en la forma al estilo Kingsman pero que contiene un fondo más cercano, más nacional.

El espectador descubrirá con asombro que el guión de Cristóbal Garrido y Adolfo Valor (guionistas de series como Refugiados, Velvet y de las películas El club de los incomprendidos y Promoción Fantasma), no tendrá problemas en reflejar los recientes incidentes políticos o tirarse a la piscina con ciertas escenas de humor irreverente. Sin embargo, algunos momentos harán languidecer la trama con escenas tópicas (la cansina relación amorosa típica a lo cine español) que aportarán nulo valor a la trama.

María León y Miki Esparbé en una escena de "Cuerpo de Élite"

María León y Miki Esparbé en una escena de “Cuerpo de Élite”

Por otro lado, y en contra de los prejucios que puedan despertar este disparatado Cuerpo de Élite formado por autonomías, la película no se centra en los chistes o tópicos regionalistas que todo el mundo hemos podido escuchar en alguna ocasión. El guión da prioridad a la comedia de situación a partir de los rasgos característicos de cada personaje, pues cada uno de ellos no dejan de ser lo mejor de cada cuerpo y lo peor de cada persona por uno u otro motivo.

El Cuerpo de Élite al completo

El Cuerpo de Élite al completo

Carlos Areces y Joaquín Reyes están fantásticos en sus respectivos papeles de Ministro y secretario y tienen la suerte de protagonizar algunas de las escenas con más mala leche que encontraremos en la película. Robert Bodegas, el agente encargado de las comunicaciones Gallego, es hilarante en su representación del típico tópico de la indecisión y su exageradísimo acento gallego el cual consigue mantener creíble desde que abre la boca hasta que consigue exasperar a su interlocutor.

Conclusión sobre ‘Cuerpo de élite’

Cuerpo de Élite es una comedia que está por encima de la media al contar con un amplio equipo profesionales que la han hecho posible. Todos sus aspectos han sido cuidados al máximo. Desde los efectos visuales, pasando por las escenas de acción, graciosas escenas de situación, fantásticos personajes… hasta descubrir una trama (la apropiación del ejército español de una bomba atómica desaparecida en el incidente de Palomares) que tiene chicha suficiente como para hacer una película seria sobre el asunto. Hasta mínimos detalles, como los que se pueden contemplar en las escenas de lucha cuerpo a cuerpo o de disparos, están a la altura de la más digna película de acción.

A pesar de todo, el resultado final es un poco costumbrista, un poco complaciente, un poco general, un poco desfasado para los tiempos que corren. No está mal, pero los productores han dejado pasar la oportunidad de crear una sobresaliente para hacer una película aceptable que deja al descubierto loables ambiciones.

Cuerpo de Élite: María León y Miki Esparbé (entrevista) 

Cuerpo de Élite: Joaquín Reyes, Carlos Areces y Joaquín Mazón (entrevista)

Cuerpo de Élite: Andoni Agirregomezkorta, Jordi Sánchez y Juan Carlos Aduviri (entrevista)

Trailer de la película ‘Cuerpo de élite’

Crítica y entrevistas 'Cuerpo de élite': Acción y comedia
DIRECCIÓN8
GUIÓN6
INTERPRETACIÓN7.5
EFECTOS VISUALES8
LO BUENO
  • Todo el equipo técnico y artístico está a un gran nivel
  • El arranque de la película y las escenas de acción
  • Ciertas escenas de comedia
LO MALO
  • La película aspiraba a mucho más de lo que ha terminado ofreciendo
  • Saltarse ciertos tópicos para acabar ofreciendo algunas escenas de humor "antiguo"
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (11 Votes)
6.3

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.