Marcel Barrena es el encargado de llevar a la gran pantalla la increíble historia de Ramón Arroyo, que tras ser diagnosticado de esclerosis múltiple logró terminar un Ironman. Vitalista y optimista, la cinta proyecta buenas intenciones pero no llega a brillar tanto como su anónimo héroe.
Bryan Cranston es la guinda de un fantástico trabajo artístico y técnico. El director Jay Roach, y el guionista John McNamara se afanan en desvelar de forma trajicómica el drama que supuso pertenecer a la lista negra de Hollywood.