Crítica de la película No dejes rastro | Netflix y su catálogo indie

Disponible en Netflix

Una de las películas indies más brillantes de 2018 llega a la plataforma de Netflix. Debra Granik dirige este drama intimista que nos acerca a lo complicado que puede resultar vivir apartado totalmente del sistema capitalista. Os dejamos con la crítica de la película No dejes rastro.

Sinopsis de la película No dejes rastro

Will (Ben Foster) y su hija de trece años, Tom (Thomasin McKenzie) sobreviven en el interior del parque nacional de Portland, Oregón. Unas pocas pertenencias y lo que la naturaleza les brindan son suficientes para garantizarles la libertad que parece hacerles felices.

Ben Foster y Thomasin McKenzie en la película
Ben Foster y Thomasin McKenzie en la película

Crítica de la película No dejes rastro

Lo nuevo del catálogo de Netflix nos trae una propuesta de supervivencia en familia: No dejes rastro (cuyo título original es Leave No Trace). Un padre y una hija sobreviviendo en medio del bosque. En el campamento que han montado tienen todo lo básico para sobrevivir. Pero ¿por qué están allí? ¿De qué parecen esconderse? Esas son las incógnitas que tendremos que descubrir los espectadores.

La película ahonda en la relación de protección que ejerce una niña de trece años sobre su padre; un hombre al que atormenta y persigue un profundo síndrome postraumático que arrastra de su pasado como soldado. Perdidos en la profundidad del bosque intentarán sobrevivir sin levantar sospechas, ya que si alguien los encuentra los delatará y enviarán directos a la civilización. Dos personas ermitañas, el padre por convicción y ella por imposición. No tardaremos en encontrar vínculos con aquella ‘Captain Fantastic(Matt Ross, 2016) interpretada por Viggo Mortensen.

Escena de la película No dejes rastro
Escena de la película No dejes rastro

¿De qué va su propuesta?

Para situarnos en la historia viajaremos hasta el Parque de Portland (Oregón). Allí conoceremos a Will (Ben Foster) y su hija (Thomasin McKenzie), sobreviviendo a la intemperie en el corazón de dicho bosque. Poseen unas pocas pertenencias y con ellas han montado un pequeño campamento; el resto de recursos los obtienen directamente de la naturaleza. Pero hay varios motivos por los que su particular “hogar” en el bosque es ilegal; primero porque está prohibido vivir en un espacio público; segundo, porque la menor se encuentra en riesgo de exclusión social, sin hogar seguro y sin escolarizar. Si les llegara a localizar la policía, además de ser el fin de esa vida errante y salvaje, también podría conllevar la perdida de la custodia de la niña.

La dirección de Debra Granik

La directora Debra Granik, consagrada como uno de los nombres clave del cine independiente gracias a trabajos como Down to the Bone (2004) o Winter´s Bone (2010), nos deja uno de las propuesta más firmes de 2018 narrándonos las aventuras y desventuras de éste hombre que se niega a participar del sistema capitalista que nos rodea, y por ello se ve obligado a vivir al margen de la ley, escondido como un fugitivo.

Lo mejor del guion y la dirección de No dejes rastro (2018) es su capacidad de mostrarnos la cara más humana de sus personajes, y el drama interno que ambos viven en silencio –Will por los traumas del pasado y la hija por las decisiones impuestas por el padre-, sin caer en sentimentalismos ni juicios de valor hacia las decisiones que tomarán. Algo que conseguirá vincular aún más al espectador con la historia que se nos propone y con el impacto emocional que nos supondrá su tramo final.

Thomasin McKenzie en la película
Thomasin McKenzie en la película

Las interpretaciones de su pareja protagonista

Desde luego, tenemos que destacar en esta crítica de la película No dejes rastro el trabajo de la pareja protagonista. Ben Foster y Thomasin McKenzie nos regalan una interpretación sólida y cargada de matices, aportando más con silencios que con palabras.

Opinión de la película No dejes rastro

No dejes rastro es un sólido y profundo drama intimista que nos hace reflexionar sobre cómo nuestras decisiones más egoístas y nuestros propios monstruos internos pueden lastrar, sin quererlo, a nuestros seres queridos. Una propuesta que a través de una sutiliza exquisita sabe transmitirnos el dolor que inunda a estos dos personajes.

Trailer

DIRECCIÓN
8.5
GUIÓN
7
INTERPRETACIÓN
8.5
LO BUENO
Ben Foster y Thomasin McKenzie.
Su sutileza.
LO MALO
No gustará entre el sector de público al que no le gustan los dramas intimistas.
8
Más artículos
Crítica de 18 regalos, película de Netflix
Crítica de 18 regalos | Película dramática de Netflix