Crítica de Chicas perdidas (Netflix). Historia real con muchas incógnitas

Disponible en Netflix

Última actualización:

Chicas perdidas es una de las nuevas apuestas de Netflix por el ‘true crime’, género que parece funcionarle a la perfección. Amy Ryan protagoniza la cinta basada en hechos reales sobre el conocido como “asesino en serie de Long Island”. Os dejamos con nuestra crítica de Chicas perdidas (Netflix).

Sinopsis de Chicas perdidas (Netflix)

Un asesino en serie en Long Island está matando a jóvenes prostitutas. La madre de una de estas chicas (Amy Ryan) y sus hermanas (Thomasin McKenzie y Oona Laurence), lucharan por todos los medios para esclarecer la desaparición de la joven en extrañas circunstancias.

Amy Ryan es la madre coraje de la cinta
Amy Ryan es la madre coraje de la cinta

Crítica de Chicas perdidas (Netflix)

Chicas perdidas, una de las novedades que ofrece el catálogo de Netflix en este mes de marzo de 2020, está basada en el libro Lost Girls: An Unsolved American Mysteryque a su vez refleja un caso real que ha día de hoy no ha quedado resuelto: El asesino en serie de Long Island.

El asesino en serie de Long Island

Más de una veintena de chicas jóvenes, que se dedicaban a la prostitución, murieron en diferentes puntos de Ocean Parkway, en Long Island. Cuando encontraron el cadáver de Shannan Gilbert, la joven desaparecida en el año 2010 y en la que se centra la trama de la película, ya habían sido encontrados los cuerpos de otras once víctimas. Es más, los investigadores del caso creen que dicho asesino en serie podría llevar matando la friolera de 15 años, y aún así, a día de hoy, siguen sin tener un sospechoso. Además, mantienen que podría tratarse de un policía retirado que usa técnicas del CSI para deshacerse de los cuerpos.

Amy Ryan, Thomasin McKenzie y Oona Laurence
Amy Ryan, Thomasin McKenzie y Oona Laurence

Deja muchas incógnitas y un mensaje claro

La película engancha a los espectadores en una historia de ‘true crime’, de la cual no ofrece muchas respuestas. Lo que sí pone sobre la mesa es la “oscuridad” y la falta de interés con la que se trato el caso de este asesino en serie. También destapa y denuncia el trato vejatorio y la indiferencia, tanto hacia las víctimas como a sus familias, a la hora de intentar esclarecer dicho caso. Esa es la doble moral de una sociedad como la americana, donde se permite la prostitución y muchos hombres se enorgullecen de solicitar sus servicios, pero en la que se trata a estas mujeres como meros objetos y no como personas: que muera una prostituta no le interesa a nadie. Las trataron como ciudadanas de segunda, el mensaje de denuncia es claro.

Es más el propio título de la película juega con este aspecto. Chicas perdidas, tanto por la desaparición de dichas jóvenes como por ser mujeres que no entran en lo moralmente esperado dentro de la sociedad a la que pertenecen.

Gabriel Byrne en la película
Gabriel Byrne en la película

Dirigida por la nominada a un Oscar, Liz Garbus

La película dirigida por Liz Garbus, nominada al Oscar por el documental ‘What happened to Miss Simone?’, no sólo se centra en el caso en cuestión, sino también en la familia Gilbert. Una familia disfuncional con muchos problemas económicos y de salud, los cuales han marcado y marcan las relaciones entre sus miembros.

La directora se servirá durante su relato, haciendo alarde de su gusto por el género documental, de imágenes reales para ilustrar algunos de los momentos de la búsqueda de los cuerpos y del momento del hallazgo de la desaparecida Shannan Gilbert. Esto dota de fuerza y realismo a esta historia, a la cual le cuesta avanzar en ciertos momentos de su narrativa debido a que en la propia realidad del caso les costó ahondar en la investigación. Por lo cual, la cinta no se caracteriza por dotar de cierta acción y desasosiego al metraje al ir encontrando ciertas pistas sobre la desaparición de la joven, ya que en la historia real no las había.

Amy Ryan en la película Chicas perdidas
Amy Ryan en la película Chicas perdidas

Destaca en el aspecto técnico

La película destaca especialmente en el aspecto técnico. La cuidada fotografía se deja notar en sus planos y en los tonos fríos utilizados, acompañando a la perfección a la oscuridad del caso y la angustia que supuso para esta familia.

Opinión final de Chicas perdidas (Netflix)

Chicas perdidas es una película sobre el coraje de una madre que lucho contra todo y todos para localizar a su hija desaparecida. No esperes grandes giros en la trama, acción, pruebas en la escena del crimen… eso no paso en la realidad del caso.

La película pretende dejar un mensaje de denuncia claro y conciso, y lo consigue. Las trataron como ciudadanas de segunda, y por eso mismo, el asesino sigue suelto a día de hoy.

Trailer

DIRECCIÓN
7.5
GUIÓN
5
INTERPRETACIÓN
6.5
Nota de lectores4 Votos
6.9
LO BUENO
LO MALO
6
¿Te unes?