“Negocios con resaca” combina de manera poco acertada el gamberrismo propio de “Resacón en Las Vegas” o “La cosa más dulce”, con el serio problema del bullying escolar. Una de esas comedias americanas totalmente prescindible.

Crítica: Negocios con resaca

¿Quién dijo resaca? Sólo habrías conseguido reírte de haberte tomado un “copazo” o dos antes de entrar en la sala. Esa será la idea que te ronde la cabeza tras ver Negocios con resaca, la nueva película del director Ken Scott (Starbuck, ¡Menudo fenómeno!). Y es que entrar en la sala de cine a las 16:00h para encontrarse frente a frente con esta supuesta “comedia” es algo duro, creerme. Vale, hay cosas mucho peores en esta vida, pero hora y media de Vince Vaughn intentando arrancar al espectador una carcajada forzada a base de gags desfasados y de mal gusto tan poco se queda atrás en el top de las peores digestiones de la historia.

Dave Franco, Tom Wilkinson y Vince Vaughn en "Negocios con resaca"

Dave Franco, Tom Wilkinson y Vince Vaughn en “Negocios con resaca”

En Negocios con resaca veremos como Dan Trunkman (Vince Vaughn) se despide como ejecutivo de su actual puesto de trabajo tras las muchas presiones y desplantes de su altiva jefa, Chuck Portnoy (Sienna Miller). Ahora será el propietario de su propia empresa, de su destino y de su éxito. Camino al parking captará para su proyecto a un recién jubilado (Tom Wilkinson) y a un inocentón joven que acaba de terminar sus prácticas (Dave Franco). Juntos empezarán su andadura empresarial convirtiendo de manera improvisada un dunkin donuts en oficina. Tras muchos meses de duro trabajo por fin hay un trato que cerrar, para ello deberán viajar a Europa… donde la locura y el desmadre se desatan. Aquí es donde el tema, en absurda combinación con el resto de la trama, se pone complicado.

Vince Vaughn, Tom Wilkinson y Dave Franco en "Negocios con resaca"

Vince Vaughn, Tom Wilkinson y Dave Franco en “Negocios con resaca”

Siempre parece que en el honorable arte de hacer reír todo vale, como si fuera algo sencillo, algo que lograra cualquiera, y nada más lejos de la realidad. Negocios con resaca consigue situarse en esa incómoda y peligrosa zona del “quiero y no puedo” como pocas cintas, dejando el listón tan bajo que hasta la próxima película que estrene Adam Sandler podrá mejorar su nota fácilmente con dos “chistecitos” que se curre un poco.

Tom Wilkinson, Vince Vaughn  y Dave Franco en "Negocios con resaca"

Tom Wilkinson, Vince Vaughn y Dave Franco en “Negocios con resaca”

Y es que pensándolo bien, Negocios con resaca sufre del extraño síndrome Globomedia: esa confusa opción de mezclando comedia y drama querer llegar a un amplio abanico de público, desde la abuela al más peque de la familia, lo cual conseguirá que intentando contentarlos a todos no logre hacerlo con ninguno. ¿Alguna vez pensaste que ir a trabajar podría convertirse en el desfase de “Resacón en Las Vegas”? ¿Y que además dicho desfase se entremezclara como si tal cosa con un problema de bullying escolar hacia el hijo mayor del protagonista? Casi nada. La mezcla podría ser brutal, y sin duda alguna lo es.

Vince Vaughn en "Negocios con resaca"

Vince Vaughn en “Negocios con resaca”

Sin embargo, si hay algo que destacar, dejando a un lado el penoso guion al que nos enfrentamos en esta Negocios con resaca, es la interpretación de su elenco. Tom Wilkinson (Selma, Belle) impacta revelándose contra los convencionalismos establecidos en la tercera edad; Dave Franco (Malditos vecinos, Infiltrados en clase)  resalta por su simpática interpretación de pardillo de instituto; Vince Vaughn (Los Becarios, Ahí os quedáis) hace lo que puede, aunque su personaje es el menos agraciado de todos. Pero por mucho que los actores se esfuercen por “darle la vuelta a la tortilla”, ¿hay algo que pueda reflotar el malísimo guion de una comedia?

Trailer: Negocios con resaca

Crítica: Negocios con resaca, nueva comedia con Vince Vaughn
DIRECCIÓN3
GUION2
INTERPRETACIÓN6.5
LO BUENO
  • Un Dave Franco metido 100% en el papel de "tontin".
LO MALO
  • La escena de los baños, imitación mala de "La cosa más dulce".
3.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.