Dani Rovira y María León en la película Los Japón
Dani Rovira y María León en la película Los Japón

Los Japón (2019): Entrevistas y opinión

Los Japón es la nueva comedia española que apuesta por volver a utilizar las diferencias culturales como desencadenante de situaciones absurdas; en este caso, con Japón como contexto de las aventuras de un andaluz que se convierte en Emperador del País del Sol Naciente.

Crítica de la película Los Japón

Es un hecho que en los últimos años el choque cultural se ha convertido en una fuente inagotable de historias para la comedia española, casi como un subgénero en sí mismo. Si la vertiente dominante han sido las disputas entre el sur y el norte de nuestra geografía, Los Japón viene a rizar el rizo y se atreve a mezclar a andaluces con japoneses.

Dani Rovira y María León en la película Los Japón
Dani Rovira y María León en la película Los Japón

La historia real del samurái Hasekura Tsunenaga, que se enamoró de una habitante de Coria del Río, bien podía haber dado de sí para un drama histórico más que interesante, pero puede que, por presupuesto, visión comercial, amor a la comedia, o qué se yo, aquí simplemente funciona como excusa y contexto para una nueva apuesta disparatada que va perdiendo la gracia por el camino.

El recurso del pez fuera del agua no es nuevo en nuestra cinematografía y recuerda a aquellas películas de Paco Martínez Soria como “Abuelo made in Spain” o “El turismo es un gran invento”. El catetismo por bandera, ese que tanto gusta por nuestras tierras y que basa su éxito en hacer sentir al espectador por encima de los personajes, aunque, en realidad, pueda verse como una crítica hacia cierto sector de la población.

Dani Rovira y María León en la película Los Japón
Dani Rovira y María León en la película Los Japón

María León y Dani Rovira en Los Japón

El libreto, por tanto, tira de tópicos de nuestra cultura y de la japonesa para generar gags que en la mayoría de las ocasiones no funcionan. Lo que sorprende es que, más allá de la torpeza para provocar carcajadas, la relación entre los personajes está bien trabajada, sobre todo en el caso del matrimonio protagonista interpretado por María León y Dani Rovira. Un tándem que sobre el papel parece predestinado para el éxito, dentro del producto que nos presentan, y que goza de una muy buena química que no termina de resultar satisfactoria a causa de ese guion a medio gas. El resto del reparto se mueve en la misma línea, haciendo mención especial para los intérpretes japoneses como Ryo Matsumoto, “el Cigarrón de Jerez”, bailaor flamenco que debuta con buenas sensaciones en esta película.

Dani Rovira y María León en la película Los Japón
Dani Rovira y María León en la película Los Japón

La dirección de Los Japón

Álvaro Díaz Lorenzo vuelve a ponerse al frente de una comedia, como ya hiciera con “Señor, dame paciencia”, y lo hace con resultados parecidos. Se desenvuelve bien con la puesta en escena y es capaz de generar interés con su manera de narrar, haciendo que el ritmo de la cinta no se sienta pesado en ningún momento. También se nota que intenta sacar lo mejor de sus actores, pero cuando el guion no acompaña, es difícil que el resto brille. Debido al tema que trata la película y a lo precario de algunas situaciones, “Los Japón” recuerda a un episodio de alguna serie de televisión con temas coincidentes como “Allí abajo”.

Dani Rovira y María León en la película Los Japón
Dani Rovira y María León en la película Los Japón

Opinión final

Los Japón (2019) es otra comedia española dispuesta a explotar el buen estado de salud del género en nuestro país, sin novedades y apostando por lo seguro: dirigirse a un nicho concreto que disfruta con este estilo de historias y que no buscan ningún tipo de pretensión. Cine necesario para nuestra industria, carente de prestigio, pero demandado por el público.

Trailer de la película Los Japón

Entrevista

DIRECCIÓN
6
GUION
3
INTERPRETACIÓN
5
Nota de lectores2 Votos
3
LO BUENO
El debut de Ryo Matsumoto.
Que este tipo de productos suelen rendir en taquilla.
LO MALO
Nula originalidad.
Los gags apenan funcionan.
No aprovechar una historia tan curiosa como la de Hasekura Tsunenaga.
6
¿Te unes?