Kate Winslet muestra sus armas de mujer y declara la guerra a unos rurales pueblerinos tan sólo con su máquina de coser. Ella es misteriosa y cautivadora. Ella es La modista.

Sipnosis de la película ‘La modista’

Años 50. Tilly Dunnage (Kate Winslet) regresa a su pueblo natal, la pequeña localidad de Dungatar, para saldar una importante deuda pendiente con su pasado. Ahora convertida en una fabulosa modista, grandiosa alumna de los mejores diseñadores como Dior o Balenciaga y tras trabajar en los talleres de Milán, Londres y París, conquistará a las reticentes mujeres de dicha localidad con sus imponentes diseños.

Kate Winslet

Kate Winslet

Crítica de la película ‘La modista’

Una completamente arrebatadora Kate Winslet, con ciertos aires de mujer fatal, llega a la cartelera este fin de semana con el estreno de La modista. Sabiendo combinar sabiamente géneros tan dispares como el western, el suspense, la comedia y el drama, la cinta sorprenderá gratamente a los que se adentren en la alocada historia de esta diseñadora de alta costura.

Judy Davis, Kate Winslet

Judy Davis, Kate Winslet

Tras dieciocho años de silencio cinematográfico (Heredarás la tierra, 1997), Jocelyn Moorhouse regresa a la gran pantalla para dirigir una historia cercana al clásico western donde las protagonistas son las mujeres. Adaptación de la novela homónima de Rosalie Ham, La modista nos enganchará con su sátira, nos enamorará con su vestuario -los amantes de la moda tienen un motivo para acudir a la sala, sus trescientos cincuenta trajes- y nos intrigará con su suspense.

En su paisaje se refleja la pobreza, la lejanía, el abandono, la sequía… de un lugar aislado donde lo único que importa es conservar las apariencias y donde las que llevan los pantalones son ellas. Mujeres fuertes, lo quieran o no, egoístas, arpías, delicadas, cautivadoras, misteriosas, excéntricas, vanidosas… encabezadas por Tilly Dunnage (Kate Winslet), una mujer que ha sabido reinventarse a sí misma tras el duro trance que conlleva ser arrebatada de los brazos de tú madre siendo aún niña siendo acusada  de asesinato. Ahora regresa con la fuerza y la experiencia que le han dado los años lejos de esa panda de pueblerinos que una vez la acusaron. Pisando fuerte con sus tacones e imponente con su último diseño inspirado en la casa Dior, Tilly llega a su pequeño pueblo dispuesta a repartir justicia con su máquina de coser.

Así, con argumentos para la venganza llegará Tilly, empoderada su experiencia en la gran ciudad, en su belleza cautivadora, su glamour inherente y sus seductoras curvas. Cada nuevo modelito que pasee por el pueblo será motivo de un nuevo escándalo entre sus herméticos y paletos habitantes. Ellas envidiosas. Ellos deseosos. La llegada de la modista transformará la vida de sus habitantes lo quieran o no.

Kate Winslet, Liam Hemsworth

Kate Winslet, Liam Hemsworth

Ciertamente todo el reparto de La modista está espléndido, pero sin duda cabe destacar el trabajo de tres grandes actores. Kate Winslet como Tilly sabe ganarse al espectador desde el primer momento que aparece en pantalla. La venganza, el aplomo, el desafío y la fuerza se respiran en cada paso que da sobre sus zapatos de tacón. La envuelve un halo de misterio que la hace aún más cautivadora. Winslet, sin seguir los cánones de belleza de Hollywood, pasea sus atractivas curvas y su elegancia innata por una terreno desértico como si de una pasarela se tratase. Hugo Weavingel nos regala la interpretación más divertida y alocada de esta historia como el sargento Farrat. Un policía loco por las boas de plumas o una tela de satén rosa que no dudará en  convertirse en el mayor apoyo de Tilly en el pueblo. Un incomprendido más entre tanto paleto. Por último, pero no menos importante, destacar el trabajo de Judy Davis como madre de Tilly. Una mujer castigada tanto por la ausencia de su hija como por su entorno que ha luchado por coronarla como “la loca del pueblo”. Ella acostumbrada a ese desprecio dedicio hace ya mucho tiempo aceptar ese roll y desde ahí ser el azote de todos esos pueblerinos que la señalan con el dedo.

Kate Winslet

Kate Winslet

Sin duda La modista es un claro ejemplo de la nueva corriente de cine australiano que llega con fuerza desde hace unos años encabezados por Mad Max: Furia en la carretera o la inquietante Babadook. Mi consejo: su divertida sátira del entorno rural y su tono claramente feminista bien merecen el paso por taquilla.

Trailer de la película ‘La modista’

Crítica de la película La modista: Venganza de alta costura
DIRECCIÓN7
GUION6.5
INTERPRETACIÓN8.5
LO BUENO
  • Kate Winslet en su papel de mujer fatal.
  • Su vestuario.
  • Su fotografía.
LO MALO
  • Un tramo final algo insulso.
  • No potenciar algo más esa locura con la que arranca el film y que no sabes por donde va a salir.
7.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (26 Votes)
6.8

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.