Game Over Tío: Crítica de la película de Netflix (Opinión)

Una comedia de fumetas

Hacemos un salto atrás en la filmografía Kyle Newacheck hasta remontarnos a Game Over Tío. Antes de presentarnos la fatídica Criminales en el Mar, Netflix produjo esta comedia de colegas fumetas protagonizada por Adam Devine, Anders Holm y Blake Anderson enmarcada en cierta parodia a lo Jungla de Cristal. En nuestra Crítica de Game Over tío descubrirás cómo a esta película no la salva ni la energía de Adam Devine, ni su extrema comedia arraigada en el mal gusto, ni su coqueteo con Jungla de Cristal.

Sinopsis de Game Over Tío

Alexxx, Darren y Joel (Adam Devine, Anders Holm, Blake Anderson) se encargan de la limpieza de las habitaciones en un hotel ubicado en una inmensa torre de una gran ciudad. Los chavales, que tienen aspiraciones, están desarrollando un extraño dispositivo gamer llamado Skintendo.  Dos de ellos, Darren y Joel, son los ingenieros, mientas que Alexxx pretende hacerles millonarios a los tres utilizando su descaro. Durante una fiesta organizada en el hotel para un millonario joven excéntrico, famoso en redes sociales llamado Bae (Utkarsh Ambudkar), Alexxx intentará sacar tajada… Pero un grupo armado se colará en la fiesta para tratar de sacarle los cuartos al instagramer a base de hacer explotar a sus invitados. Al trío de colegas no les quedará otra que hacer un John McClaine para reducir a los atacantes, enfrentándose a ellos cual guerrilleros.

Jamie Demetriou y Utkarsh Ambudkar.

Crítica de Game Over Tío

A Netflix se le da muy bien invertir en series y de vez en cuando produce algún pelotazo con el que quiere recoger premios -sólo hay que fijarse si estrena una semanita en el cine-. Luego están las películas de relleno y finalmente las películas “nos sobra la pasta” y no podemos permitir parar la máquina. En estas últimas solemos encontrar las comedias genuinas de Netflix y Game Over Tío es un buen ejemplo. Si hace unos días ya os hablamos de Criminales en el Mar ahora nos decantamos por otra película escrita y dirigida por el mismo autor: Kyle Newacheck. La casualidad -y las películas relacionadas que muestra Netflix en nuestra cuenta-, quiso que reparásemos en el cartel en el que aparecía un chihuahua, el confinamiento.

Cuando el crítico en cuestión se ha visto una gran cantidad de cine contemporáneo y ha repasado casi toda la cartelera de comedia, le bastan unos pocos minutos para identificar el tipo de la presente. Game Over Tío abre con tres frikis interpretados por Adam Devine, Anders Holm y Blake Anderson, empujando glamurosamente un carrito de la limpieza mientras avanzan por el pasillo de las habitaciones de un hotel. Acto seguido les podemos ver limpiando una habitación, recogiendo condones usados y hablando del rebosante contenido. Mientras, a uno de ellos falta tiempo para fumarse un porro. El veredicto: comedia adolescente chabacana de chiste forzado plagada de personajes estereotipados donde cada escena es un intento desesperado de hacer gracia. Lo bueno es que, a base de probar cosas grotescas, a veces lo consiguen. Lo malo es el resto del tiempo ni lo consiguen, ni entretienen, ni interesan.

Blake Anderson y Anders Holm y Anders Holm son limpiadores en Game Over Tío.

La parodia de Jungla de Cristal

Mezclar este humor grotesco de miembros amputados -algunos únicamente masculinos-, lenguaje soez y personajes absurdos, con una película de acción legendaria como Jungla de Cristal, es una gran idea. La comedia, en su forma de parodia, siempre ha dado muy buenos resultados. Ahí están los Monty Pitton con La vida de Brian o Rowan Atkinson con su Johnny English, por poner un ejemplo. Si nos vamos a un extremo, tenemos al Sacha Baron Cohen con todo el mal gusto, el humor más negro y los chistes más cerdos de su Agente Cotrainteligente. La critica de Game Over Tío es que se centra más en resolver el típico conflicto entre colegas, que en explotar todas las posibilidades que brinda esta interesante pero desaprovechada mezcla.

El reparto

Los tres protagonistas parecen sacados directamente de la serie Workaholics -protagonizada por los mismos Adam Devine, Anders Holm y Blake Anderson. De hecho, en esta película encontraremos cameos de otros actores y actrices que aparecen en dicha serie como Jillian Bell, mientras que otras celebridades también saludarán a la cámara como Steve-O (JackAss) o el músico Shaggy. El enérgico actor Adam Devine (Alexxx) hará lo propio interpretando a un personaje caradura cercano al paroxismo. Mientras Anders Holm (Darren) servirá de antagonista a sus alocadas intenciones y Blake Anderson (Joel) será el mediador de la relación. Este es un conflicto harto visto en las típicas comedias de colegas que, ahí está, casi molestando al espectador, mientras espera que detone de una vez la parte de Jungla de Cristal.

Rhona Mitra y Neal McDonough son los malos en esta comedia de fumetas.

El guión y la dirección de Kyle Newacheck

Kyle Newacheck, responsable de la más reciente “joya” Criminales en el Mar, rueda aceptablemente. No destaca, no fastidia, no molesta, por lo que los actores mantienen un buen nivel de energía en la interpretación de sus escenas y resuelve con certeza aquellas en las que predomina la acción.

Por otro lado el fondo del guión es bastante tedioso. Los diálogos son bastante ágiles pero las ocurrencias son bastante pobres y evidentes. No ha lugar a la sorpresa y el conflicto entre colegas se extiende como una condena a lo largo de toda la película. Una excusa a la que se vuelve una y otra vez con la pretensión de ser graciosa, que apenas logra sacar una sonrisa en alguna que otra discusión. La parte de Jungla de Cristal mejora la película, pero tampoco logra explotar los puntos fuertes de esta comedia de acción salvo en muy pocas ocasiones.

Opinión final de Game Over Tío

La película se queda a la deriva entre el océano de la comedia y el mar de la acción. Si no eres nada exigente y no tienes nada mejor que hacer, es posible que su hora y cuarenta de duración te mantenga entretenido. Lo único que puede ofrecer Game Over es un conglomerado de clichés, intentos grotescos de comedia con puntuales aciertos y la sucesión de alguna que otra escena de acción tintada de gore con cierta gracia.

DIRECCIÓN
7
GUIÓN
1
INTERPRETACIÓN
7
Reseña de lectores0 Votos
0
LO BUENO
La idea de la parodia de Jungla de Cristal protagonizada por tres colegas.
Cuando se van a los extremos.
LO MALO
Por mucho que lo intentan, no logran la risa tanto como debieran.
Se centran demasiado en la relación de los tres colegas sin lograr explotar la parte cómica.
5
Más artículos
Crítica de Los tortolitos | Película de Netflix con Kumail Nanjiani