Películas Recomendadas: Segundas partes que merecen la pena

Segundas partes que no superaron a la original pero merecen mucho la pena

Os traemos un pequeño listado con nuestras ocho películas recomendadas de segundas partes que, en nuestra opinión, merece la pena tener presentes. Aunque mayormente criticadas por público y detestadas por parte de la crítica, suponen un producto de calidad que deben ser considerado y valorado por sí mismo.

Películas recomendadas: Segundas partes que merecen la pena

A la hora de hablar de películas recomendadas de segundas partes, es frecuente irnos a los extremos. O bien seguimos el dicho de “nunca segundas partes fueron buenas” y sacamos a la luz secuelas que jamás deberían haberse hecho como ‘El hijo de la Máscara’, ‘Speed 2′). O por el contrario nos vamos a ‘Terminator 2′ o ‘Spider-man 2′ para constatar que las continuaciones pueden ser mejores que las originales. Pero, ¿qué hay de esas secuelas que no superaron a la original pero que tampoco fueron malas?

La mayoría de las segundas partes son grandes olvidadas que merecen un segundo visionado y valorarlas como lo que son, dignas continuaciones que aceptaron un reto y salvaron la papeleta aunque se vieran eclipsadas por sus antecesoras. Hoy en Los Interrogantes te traemos una lista de nuestras de películas recomendadas de segundas partes, que bien merecen un revisionado y tenerse en cuenta por mérito propio.

Películas recomendadas: segundas partes a las que hay que dar otra oportunidad

 Predator 2 (1990), Stephen Hopkins

Tras la llegada de Stan Winston para hacerse cargo de la criatura y la buena realización que estaba demostrando el por entonces joven John Mctiernan, una secuela del depredador más mortal comenzó ya a fraguarse durante el final de la producción de su primera entrega. Twenty Century Fox estaba tan segura del éxito de su película que quería poner en marcha la secuela y le ofreció en el acto 10 millones de dólares al bueno de Schwarzenegger para protagonizarla. Pero Chuache dijo que no, no aceptó un proyecto sin guion y McTiernan se desentendería de la secuela, que finalmente dirigiría un joven Stephen Hopkins y sería protagonizada por Danny Glover. ¿El resultado? Pues una película que pasó sin pena ni gloria y que los críticos atacaron por poco original, pero que sin duda incluimos entre nuestras películas recomendadas de segundas partes que merecen la pena.

Sin embargo, el tiempo ha puesto en su lugar a esta secuela. Aunque el film original tenía todo lo necesario, no cabe duda de que Predator 2 (1990), Stephen Hopkins nos ofrecía algo que la primera entrega no podía. Más Predator. En esta secuela, vemos al Yautja mucho más que en la primera, tiene mucho más armamento y se luce bastante más en escenas de acción. El cambio de entorno, encuadrado ahora en la ciudad y no en la selva, es más que suficiente para que un mismo argumento no sea repetitivo y la película tenga personalidad propia. Por no hablar que el germen cinematográfico de Alien vs Predator está en un fotograma de esta película…

Predator 2 (1990), Stephen Hopkins
Predator 2 (1990), Stephen Hopkins

Blade Runner 2049 (2017), Denis Villeneuve

En una década en la que gran parte de los estrenos son remakes, reboots o continuaciones, muchos fueron los que se llevaron las manos a la cabeza cuando se dio el pistoletazo de salida para hacer una secuela de Blade Runner. Aunque el resultado fue satisfactorio en críticas y su recaudación fue aceptable (aunque mucho menos de la esperada), todavía hay un amplio sector que mira con recelo a esta secuela por su amor incondicional a la obra maestra de Ridley Scott.

Pero no cabe duda de que Blade Runner 2049 (2017), Denis Villeneuve sabe muy bien cuál es su sitio. En ningún momento intenta imitar ni conseguir lo que consiguió su predecesora, haciendo muy buen uso de la actual tecnología para profundizar (y construir) ese maravilloso futuro-noir que nos dejó prendados en los años 80. Además contiene una historia con personalidad propia pero con un tema que le sienta como anillo al dedo a Blade Runner y que, por ende, no rompe ni copia a su predecesora. Para quien esto escribe, no se podría haber hecho mejor.

Ryan Gosling en la película de "Blade Runner 2049"
Ryan Gosling en la película de “Blade Runner 2049”

2010 Odisea dos (1984), Peter Hyams

Efectivamente, la obra maestra de Stanley Kubrick tiene una secuela. Y si bien el director británico no tuvo nada que ver con esta continuación (aunque estaba basada igualmente en la obra homónima de Arthur C. Clarke continuando 2001),  la secuela de una de las mejores películas de la historia merece la pena un visionado. Entendámonos, está muy lejos de su predecesora y la verdad es que no ha envejecido muy bien (2001 por el contrario sí lo ha hecho), pero no por ello deja de ser una continuación interesante.

¿Por qué? Porque, al igual que Blade Runner 2049, sabe cuál es su sitio. No trata de equipararse a su predecesora, sino entrar en su mundo, explorarlo y ofrecernos un tema que no desentona pero que no copia a su anterior. Desde el máximo respeto, 2010 Odisea dos (1984), Peter Hyams, nos ofrece una digna continuación de los hechos acontecidos en 2001, presentándonos un nuevo conflicto y un desenlace que no se aleja de su predecesora. Hicieron muy bien en no tratar de emular a Kubrick.

2010 Odisea dos (1984), Peter Hyams
2010 Odisea dos (1984), Peter Hyams

Doctor Sueño (2019), Mike Flanagan

Nuevamente volvemos a aquellos que trataron de continuar una obra de Kubrick. Igualmente, pasó sin pena ni gloria por taquilla pero no cabe duda de que es una película bastante sólida y con personalidad propia.

De igual manera, en Doctor Sueño (2019), Mike Flanagan no intenta emular a Kubrick ni equipararse con su predecesora, optando por contarnos cómo continuó la vida de aquel niño y como los fantasmas del pasado le han marcado. Flannagan tiene muy claro que ésta es su película y se mantiene a una prudente distancia para unir el film de Kubrick con las novelas de King (recordemos que Stephen King detesta la adaptación de Kubrick de su obra), y por ende cumplir con lo que se esperaba de esta secuela pero sin perder su toque personal ni olvidar que estamos ante una película muy buena. Y por todo ello forma parte de nuestras películas recomendadas de segundas partes que merecen la pena.

Doctor Sueño (2019), Mike Flanagan
Doctor Sueño (2019), Mike Flanagan

Batman vuelve (1992), Tim Burton

No cabe duda de que Batman vuelve (1992), Tim Burton, supuso un antes y un después en la vida del caballero oscuro. Y aunque esta continuación hizo que los mandamases de la Warner relegaran a Burton a productor ejecutivo en Batman Forever por hacer una película “demasiado oscura”, no cabe duda de que es la entrega más artística e independiente del cruzado de la capa.

El hecho de que el cineasta tuviera total libertad para hacer su película es la virtud pero también la maldición de este filme. Es una película 100% Burton, tiene planos y decorados que reflejan a la perfección lo que amamos de este director y el no tener a Jack Nicholson como el Joker se equilibra con un original Pingüino y una inmejorable catwoman con una Michelle Pfeifer en estado de gracia.

Para lo que unos fue alejarse demasiado del personaje, para otros supone ser su película favorita. En cualquier caso, es una muy digna segunda parte.

Batman vuelve (1992), Tim Burton
Batman vuelve (1992), Tim Burton

Vengadores: La era de Ultrón (2015), Joss Whedon

Seguimos con superhéroes. Tras el gran éxito de Vengadores y comenzar a palpar que esa idea de un Universo compartido estaba dando sus frutos, la secuela generaba mucha expectativa y fueron muchos los que salieron algo decepcionados del cine. No obstante, esta entrega es posiblemente incluso mejor que su predecesora.

Mientras Vengadores es una película muy fácil de digerir y que solo establece que todos los superhéroes pueden trabajar unidos, Vengadores: La era de Ultrón (2015), Joss Whedon, se atreve a ir un paso más allá y hacer el ejercicio de darle profundidad a todos sus personajes, de establecer nuevas relaciones y de presentar un conflicto a la altura de su predecesora.

La cinta fue una apuesta arriesgada que jugó de manera inmejorable sus cartas y que se decidió a ir más allá y no quedarse en su zona de confort. A eso, hay que sumarle que el tijeretazo que le metieron desde producción es considerable, si uno se informa sobre todo lo que quitaron del film, muchas escenas cobran sentido y toda la película se digiere mucho mejor… claro que no estaban dispuestos (al menos por aquel entonces) a tener a la gente en el cine tres horas… una lástima.

Vengadores: La era de Ultrón (2015), Joss Whedon
Vengadores: La era de Ultrón (2015), Joss Whedon

REC 2 (2009), Jaume Balagueró y Paco Plaza

Yéndonos al cine patrio, la primera entrega de REC fue un éxito sin precedentes. Era fresca, original y conseguía tenerte en tensión todo el rato. Tal fue el éxito que hasta tuvo un remake americano y claro… secuelas. REC nunca fue concebida como una saga y el visualizar sus continuaciones pone en manifiesto que no tenían ni idea hacia donde se dirigía la historia (como con la nueva trilogía de Star Wars).

Pero lo cortés no quita lo valiente y REC 2 (2009), Jaume Balagueró y Paco Plaza, es una secuela muy digna de su predecesora y por eso forma parte de nuestras películas recomendadas de segundas partes que merecen la pena.. Si bien la tensión no es tanta como en la primera entrega, REC 2 opta por “completar” la historia de su predecesora. En vez de continuar los hechos, nos muestra otra perspectiva mucho más explicativa que sirve como complemento perfecto a la cinta original.

Y esto es, en opinión de quien esto escribe, lo mejor que podían haber hecho sus directores. Aunque el formato de found foutage es similar, la película no se limita a repetir el éxito de la primera sino que nos ofrece respuestas en un ejercicio de worldbuilding que evita el maniqueo de repetir otra vez lo mismo. Por no hablar de la decisión de juntar biología con religión que a la película le sienta muy bien.

REC 2 (2009), Jaume Balagueró y Paco Plaza
REC 2 (2009), Jaume Balagueró y Paco Plaza

Gremlins 2 (1990), Joe Dante

Nos despedimos de esta lista con una película que se necesita ver con cierta perspectiva. Está claro que Gremlins 2 (1990), Joe Dante, no es una gran película y que su visionado puede provocar algo de vergüenza en algunos. Pero es que Gremlins 2 nunca tuvo la intención de ser como la primera.

Su director, Joe Dante, tenía claro que el final de Gremlins era cerrado y que no tenía sentido hacer una secuela. Pero Warner se empeñó, dado el éxito de su antecesora y la producción se iba a hacer con o sin su director. Así que tanto Dante como el guionista Charles S. Haas optaron por satirizar la primera entrega y no tomarse nada en serio esta continuación. Claro ejemplo de ello es el humor, los gags, las situaciones y hasta las autoreferencias o cameos de críticos (¡y hasta de Hulk Hogan!) que manifiestan que la película está desprovista de cualquier seriedad.

Se nota a kilómetros que el equipo se lo pasó igual (o mejor) de bien con esta continuación y que no pretendía más que eso. Por no hablar de la crítica mordaz que la película es a la sociedad americana y el paralelismo que hay entre el gran magnate Daniel Clamp con cierto ya expresidente de los Estados Unidos… no solo Regreso al Futuro y Los Simpsons (¡y Demolition Man!) han sido profetas de los años que nos toca vivir actualmente…

Gremlins 2 (1990), Joe Dante
Gremlins 2 (1990), Joe Dante
Más artículos
Crítica de la película El rey de Zamunda de Amazon Prime Video
El rey de Zamunda: Crítica de la película de Amazon Prime Video