Entrevista Villaviciosa de al lado: Antonio Pagudo, Belén Cuesta y Macarena García

Antonio Pagudo, Belén Cuesta y Macarena García hablan sobre el rodaje y cuentan anécdotas de la película “Villaviciosa de al lado”.

Macarena García (Palmeras en la nieve, 2015), Belén Cuesta (El pregón, 2015) y Antonio Pagudo (La que se avecina) fueron entrevistados con motivo de la presentación a los medios de la película “Villaviciosa de al lado“. Dirigida por Nacho G. Velilla (Aída, Perdiendo el norte, 2015), la película es una comedia que cuenta la historia de un municipio en el que cae el premio gordo de la Navidad. ¿El problema? El lugar donde se vendieron las participaciones premiadas fue el burdel del pueblo. Basada en hechos reales, pues se publicó una noticia en la que sucedía algo así en Quintanar de la Ordenla película parte de una premisa muy interesante.

Macarena García interpreta a Sole, una joven que comienza a trabajar en el burdel del pueblo como último recurso para paliar su necesidad económica. Antonio Pagudo es Juandi, un joven a quien su madre le obliga a ir al prostíbulo del pueblo para demostrar su hombría y Belén Cuesta es Elisa, una de las esposas del pueblo que sospecha que su marido podría ser uno de los “agraciados”.

Villaviciosa de al lado: Belén Cuesta, Antonio Pagudo y Macarena García

Villaviciosa de al lado: Entrevista a Belén Cuesta, Antonio Pagudo y Macarena García

¿Cuántos número lleváis para el sorteo de Navidad?
Belén Cuesta: Yo de momento el de Villaviciosa, ¿vosotros?
Macarena Garcia: También.
Antonio Pagudo: Villaviciosa y familia también que…
B: Mierda. Tenemos menos posibilidades que Antionio.
M: ¡Hay que comprar más! ¡Hay que comprar!

Y hablando de hacerse ricos… Si os tocara el Gordo, ¿Qué haríais con ese dinero?
B: ¿Máca?
Macarena: (Se ríe). Yo. Comprarme un Vuitton. (Todos se echan a reír)
B: No, no, no. ¡Ella no haría eso!
M: ¡Que sí! ¡Que haría eso, que haría eso!
B: No. Ella montaría una ONG. Eso es lo que ha dicho antes y nos ha hecho quedar fatal porque nosotros hemos dicho: “¡Masajes!”, “¡Viajar!” y ella ha dicho “una ONG”…
A: ¡Ayudar a los niños!
M: Ayudaría a mi familia en todo lo que pudiera y viajaría mucho para empezar que es lo que más me gusta. Y luego si puedo también querría hacer una ONG, y vosotros conmigo.
A: ¿Nos comprometemos a que si nos toca…?
B: Viajamos, ayudamos a nuestra familia y luego montamos una ONG.
M: Y luego tú (a Antonio) te das masajes, pero con los restos.
A: Yo siempre. Yo siempre masajes. Siempre. Me gusta, me gusta… ¿que los niños de la fundación me den masajes? (bromea). Montamos una ONG de masajistas, niños, para formar masajistas.
Entrevistador: Y luego, cuando cumplan la edad legal de dieciocho años… Entonces ya sí.
A: Pero para entonces ya están muy bien formados… ¿Dónde nos hemos metido? (Todos ríen).
M: ¡Corta, corta!
A: Y ahora hablamos de mi personaje… le gustan los niñ… ¡No!

¿Habéis tenido la oportunidad de coincidir durante el rodaje con algún actor con el que os apeteciera trabajar?
A: Uy. Yo con todos.
M: Con todos. Hombre a mí especialmente Carmen Machi y Carmen Ruiz siempre las he admirado un montón. Me apetecía mucho, la verdad. Te diría con cada uno, la verdad. Son tan grandes… y después de conocerlos ya quieres repetir veinte mil veces.
B: Me ha hecho mucha ilusión Julieta Serrano. Me ha encantado trabajar con ella y ver esa ilusión así pasen los años de ese ir trabajando… Y yo he aprendido mucho de ella. Me ha fascinado mucho. La vitalidad.
M: Un brillo en los ojos, ¿verdad?
A: Y también fue duro para ella porque tenía teatro y tenía que viajar, eran muchas horas de rodaje y a lo mejor llegaba el día de la secuencia y venía de ocho horas de viaje…

De hecho me ha dicho el director Nacho. G. Velilla que contar con vosotros ha sido bastante difícil todos tenéis la suerte de estar trabajando.
M: ¡Yo he sido una facilona!
B: ¡Hemos sido muy facilones! ¡Que va! ¡Nos apetecía mucho!
A: Sí es cierto que tenemos muchas cositas y estamos trabajando todos y tenemos muchas historias pero se cuadra y punto. Además estamos en ese momento ahora.
B: Se ha cuadrado para trabajar, para cenar, para tomar vinos… para todo.

¿Qué destacaríais de Nacho como director de comedia?
B: Para mí que tiene el tiempo muy bien medido. Tiene el montaje muy claro durante el rodaje con lo cual mide muy bien cuanto dura una secuencia, los diálogos, el ritmo… Entonces yo creo que eso es fundamental para la comedia.
A: A mí me encanta que aunque esté trabajando en la comedia siempre tiene un momentito para ver el interior del personaje.
M: Sí, no lo olvida, es verdad.
A: Él tiene esa cosa que toca muy bien la sensibilidad del espectador y del personaje para crear un momento mágico y bonito. A mí me gustan esas comedias que tienen ese toquecito bello y hay mucha belleza en la película, no sólo físicamente (señalando a sus compañeras).
Belén y Macarena entonan un sonoro Ooooohhhh

Si estuvieseis en una situación como los personajes, ¿qué haríais para cobrar el premio?
B: Eso que te conteste Antonio.
A: Pero ¿por qué?
M: Porque es lo que sueles hacer.
A: ¿Porque suelo comprar…? (Se echa a reír). Yo estoy apostando por la verdad, porque la verdad te hace libre y que te va a modificar la vida pero eso puede ser mejor para ti. Al fin y al cabo es lo que estás viviendo. Si ha pasado y ha sucedido así pues afrontarlo y “palante”… ¡y cobrarlo, claro! ¡Qué tontería dejarlo ahí! ¡Si al final eso puede pasar aunque no lo cobres! ¡Cóbralo!
M: ¡No seas tonto!
A: ¡Cóbralo y luego ya veremos! Si te quiere, se queda contigo.
Macarena: ¡Bueno! Eso se puede debatir.

Macarena, Antonio, tenéis una escena bastante íntima juntos… (ríen) Bueno, a ver…
A: Hay una conexión, hay una conexión. Hay un encuentro. Hay un encuentro en una cama.

¿Qué cualidades destacaríais el uno del otro?
B: A ver que dices de mi amiga, ¿eh?
A: Yo me dí cuenta de que estaba ante una acrtiz…
M: ¡Tres sesenta!
A: ¡Tres sesenta! (Macarena ríe) Que se comía la cámara, la escena… Se comía todo. La energía, ¡todo! Un nivel de concentración alucinante. A mi me puso… verraco. (Ambas actrices ríen) Interpretativamente hablando. Me encantó trabajar con ella. Y luego el resultado me gusta. Estoy a la altura.
M: Él tiene una forma de trabajar, al menos en este caso el personaje, como delicada, como sutil… con matices, de mirar a los ojos. Eso mola mucho porque cuando pasa de verdad es importantísimo porque son dos personajes que no se conocen de nada y que conectan mucho en un momento. De repente los dos están muy solos y tienen mucho en común. Era necesario tener eso y no siempre pasa. Él tenía verdad, te miraba y fue fácil crear eso.
A: Era miedo. Me agarraba a los ojos porque ahí encontraba la verdad.
M: ¡Por favor! ¡Por favor!
A: ¡Es que es muy fácil!
B: Bueno, hasta luego.. (Bromean los tres).

Belén, tú con ellos apenas has coincidido. ¿Qué es lo que te alegra de no tener que haber trabajado con ellos? (Ríen los tres).
B: No, no me alegro nada. Al revés. Me hubiera gustado tener que trabajar con Maca en algo fuera de lo que llevamos haciendo tanto tiempo (La llamada). Y con Antonio, que no lo conozco, me hubiera molado mucho pero… No nos han querido juntar.
M: ¡La siguiente!
B: Pero bueno, la siguiente. Pero no estoy contenta de no haber trabajado con ellos. Bueno, luego les preguntaba: “¿Vosotros qué habéis hecho? ¿Qué secuencia?”.

¿Cómo animaríais al público para que acudieran al cine a ver “Villaviciosa de al lado”?
(Belén mira a los demás y comienza a entonar la típica canción de hinchas futboleros y Antonio y Macarena entran al juego para cantar: Oé Oé…)
A: Si quieres pasarlo bien vete a ver Villaviciosa de al lado.
M: Se lo van a pasar genial. Es una película que yo creo que en Navidades apetece mucho eso para ir con amigos, para ir con familia y pasar un buen rato… y reírse… y dar una vuelta a ver que harías si te pasara algo así… Y también te hace pensar pero de primeras es una película muy divertida.

Muchas gracias por la entrevista y que triunfe la película.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.