Chris Evans protagoniza “Un don excepcional” junto a la joven actriz, Mckenna Grace, la veterana Lindsay Duncan, y la siempre reconocible Octavia Spencer. Un drama amable, divertido, sincero plagado de valores.

Crítica de la película ‘Un don excepcional’

Los dramas amables suelen contar con una estructura predecible y por tanto aburrida. Se suele presentar un problema, este se enquista, se conoce el porqué de cada protagonista, las motivaciones por las que estos actúan de una u otra manera, los elementos externos influyen en la trama y la obra echa el telón precipitándose hacia uno de los dos finales genéricos posibles: o los protagonistas acaban saliéndose con la suya -muy predecible pero anhelado por el público-; o terminan por resignarse o siendo sometidos a las vicisitudes del destino -provocando el llanto convencido del público y la sonrisa afirmativa de la crítica al determinar que si acaba “mal” la película se merece algún puntito extra-.

Octavia Spencer y Chris Evans en un fotograma de la película “Un don excepcional”

Un don excepcional” es tan predecible como experiencia posea el espectador en dramas televisivos… y sin embargo puede lograr sorprender -si uno se deja-. La película escrita por Tom Flynn cuenta con una fantástica estructura dramática. Técnicamente, desde el punto de vista del guión, es prácticamente infalible, pensada para pasar por todos los puntos críticos de una película dramática que apuesta por un entretenimiento familiar y amable.

No abusa de ningún truco lacrimógeno ni empuja al espectador a una emoción. Cada momento tiene su protagonismo y cada escena su tema. Lo que uno espera ver lo encuentra, y de forma muy satisfactoria. Sin decepción. ¿Que la niña superdotada tiene que dejar en evidencia a alguien? Lo hace. ¿Que sería fantástico que el protagonista, Chris Evans (El Capitán América), mirara por el bien de la cría dejando atrás sus sentimientos a lo espartano? Pues se hace. ¿Que desearías ver una antagonista cuyos deseos estuvieran respaldados por la lógica? Pues aparece la súper actriz Lindsay Duncan (Birdman), cargada de convincentes argumentos y una auténtica devoción hacia la verdad de su personaje, y te lo clava. La película de “Un don excepcional” es el papá Noel de los deseos: te trae lo que pides y, como te lo trae todo, va y te sorprende.

Mckenna Grace y Chris Evans forman una fantástica pareja “padre e hija”

A decir verdad todos los actores que aparecen en la película han sido elegidos con mimo y con cabeza. Por supuesto, la niña McKenna Grace, la absoluta protagonista de la cinta, está increíble. Es convincente con el texto, con los gestos y con las emociones. Un don excepcional que, si se lo cuida, dentro de veinte años la veremos protagonizar su correspondiente La La Land y disputar un Oscar.

Al director, Marc Webb (la nuevas de Spíderman y 500 días juntos), se le nota a gusto confeccionando el reparto. Como representante femenino ha elegido a la actriz Jenny Slate, más ligada al doblaje, con un fantástico atractivo seductor. Una mujer, mujer, que no necesita de la superficialidad para resultar atractiva al público, desligándose así de un tópico harto visto, no ya en los tópicos dramas, sino en todo el espectro cinematográfico mundial: “La tía buena”. Un ser estéril y aburrido incapaz de provocar ninguna empatía -a no ser que el tema de la película sea precisamente ese-.

Mckenna Grace interpreta a una niña superdodata en la película.

Chris Evans (Frank Addler) como el hijo de la tenaz Lindsay Duncan (Evelyn), habrá podido disfrutar de lo lindo de un personaje que va más allá de repartir leña entre héroes y villanos (o entre ellos mismos, todavía no he pillado la gracia en ver como un grupo de super héroes que se canean entre sí). Aquí, este hombre escultural, podrá lucir algo más que cuerpo al mostrar unos sentimientos que parten de la sinceridad. Desde luego, la química entre la pequeña McKenna Grace Chirs Evans, es inmejorable.

Conclusión de “Un don excepcional”

Así como en los estrenos típicos de la cartelera cabe la decepción, con la película “Un don excepcionalsólo cabe la gratitud de contemplar un trabajo bien hecho. No habrá sorpresas, giros inesperados o una insondable profundidad argumental, pero cada momento será fantástico en el género que representa. Así como los frikis de los comics tienen su dosis habitual de super héroes, los fanáticos del terror su ración de películas viscerales, y los seguidores de las comedias disparatadas su porción de risas ligeras, aquellos que quieran disfrutar de un drama ligero lo harán con las mejores garantías. Y además podrán ir acompañados de toda la familia sin que nadie, por muy fan que sea de otros géneros, pueda reprochar nada.

Crítica de la película 'Un don excepcional': Drama amable, divertido y sincero
DIRECCIÓN8
GUIÓN8
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • La entrega de todos los actores.
  • El rato agradable y entretenido que proporciona la película.
LO MALO
  • Tratar de valorar la obra fuera del género que representa.
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votes)
8.4

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.