Kevin Spacey convertido en gato protagoniza esta simpática comedia familiar. Fácil de ver, entretenida y divertida, si se conoce el comportamiento felino.

Sinopsis ‘Siete vidas, este gato es un peligro’

Tom Brand (Kevin Spacey) es un gran empresario con una obsesión: construir la torre más alta del emisferio norte. Todo el día dedicado a sus importantes reuniones a penas tiene tiempo para estar con su querida esposa Lara (Jennifer Garner) y su adorada hija Rebecca (Malina Weissman). Pronto será el cumpleaños de la niña y lo único que le pide a su ocupado padre, a parte de su asistencia puntual al evento, es que le regale un gato.

Tom, a pesar de odiar a los felinos, acudirá a una tienda de gatos para satisfacer a su hija. Allí será atendido por Felix Perkins (Christopher Walken), un hombre misterioso que parece conocerlo demasiado bien y que le dará el gato que desea.

Tras un accidente en el que quedará en coma, Tom despertará siendo un gato y Felix Perkins le advertirá que, o se comporta como un gato bueno y hace feliz a su familia, o se quedará para siempre con su nueva forma felina.

Crítica ‘Siete vidas, este gato es un peligro’

Las películas dirigidas al público infantil tienen un gran peligro para los adultos. Si se intenta contentar a los más pequeños, los mayores se pueden aburrir. Y no me estoy refiriendo sólo a los mayores de edad, sino también a los que no son tan pequeños. Así una buena película de este tipo debería tratar de captar la atención de todas las generaciones. Siete vidas, este gato es un peligro lo logra, no de la forma ideal, pero lo logra.

Malina Weissman

Malina Weissman

Dirigida por el veterano Barry Sonnenfeld (La saga de Men in Black, y La familia Addams) y protagonizada por Kevin Spacey (American Beauty, 1999. House of Cards), Jennifer Garner (Daredevil, 2003. Dallas Buyers Club, 2013) y la joven Malina Wissman (Ninja Turtles, 2014), la película une dos partes: una llena de boberías gatunas para hacer reír a los pequeños, y la otra donde cabe la anterior, la trama general donde el protagonista debe vencer a un villano que quiere destruir su empresa mientras intenta solucionar el problema de su forma felina.

La dificultad de contentar a la audiencia

El equipo de guión (Gwyn Lurie, Matt Allen, Caleb Wilson, Dan Antoniazzi y Ben Shiffrin) ha hecho un trabajo encomiable. Han logrado mantener el barco a flote a pesar de las condiciones adversas dadas. Para ello han echado mano de tópicos graciosos que la imaginación colectiva tiene sobre los grandes magnates de éxito empresarial. Tom Brand es presentado como un hombre que prioriza el trabajo por encima de todo. No tiene reparos en decir lo que piensa. Se hizo a sí mismo y, a pesar de todo lo incisivo que pueda ser, cae bien porque lo han dibujado con buen fondo.

Jennifer Garner, Kevin Spacey, Malina Weissman

Jennifer Garner, Kevin Spacey, Malina Weissman

Una vez que debe verse en la piel del gato, sus mordaces comentarios conseguirán que los adultos permanezcan despiertos. Mientras, los niños (y los adultos que tengan gato), podrán reírse escuchando los maullidos de un gato que trata hacerse entender. Un detalle, que por muy estúpido que parezca, hace gracia.

Luego tenemos las típicas escenas de caídas, golpes, saltos y tonterías varias. Estas están dirigidas expresamente a los niños, pero que aun así tienen una justificación que parte de una necesidad adulta -como cuando el gato intenta abrir el armario del mueble bar-, con lo que con mayor o peor gusto la píldora irá pasando sin que nos demos cuenta.

Christopher Walken en 'Siete Vidas este gato es un peligro'

Christopher Walken en ‘Siete Vidas este gato es un peligro’

Por otro lado, Siete Vidas, recrea ciertas escenas típicas de los ochenta de fuerte vínculo emocional. No será difícil verse interesado por la tienda de gatos de Purrkings (juego de palabras entre el apellido del personaje de Christopher Walker, Perkings y “purr” onomatopeya con la cual los ingleses imitan el ronroneo de los gatos) al asociarla con la tienda del chino de donde sale Gizmo en los Gremlins.

El guión reparte el peso de la trama entre distintos personajes. Está el hijo del anterior matrimonio de Tom, que trabaja con el padre pero lo tiene explotado; la ex mujer, con los típicos comentarios negativos sobre su ex marido; el villano maligno que quiere deshacer la empresa creado por tanto esfuerzo; y, como no, el señor Perkings, que aparecerá para hacer de las suyas de vez en cuando. Todo ello ayudará a dar a la película un tono de comedia de situación fácil y simpática.

Kevin Spacey presta su voz al gato en la película

Kevin Spacey presta su voz al gato en la película

Tampoco hay que olvidar la inclusión de unos cuantos gatos youtubers e instagramers que han sido incluidos para aderezar las escenas mágicas sobre gatos. Un detalle bastante curioso y acertado que añadirá simpatía a la película. Los artistas invitados, para los que estén interesados en conocerlos son: Lil Bub, Waffles the Cat, Pudge the Cat, Henri le Chat Noir y Hamilton the Hipster Cat.

Conclusión ‘Siete vidas, este gato es un peligro’

Si han acabado con la cartelera de clásicos infantiles ‘Siete vidas, este gato es un peligro’ no es para nada una mala opción para llevar a los críos al cine. Está bien rodada, es ágil y consigue ser los suficientemente entretenida para todo el mundo. Gustará más a aquellos que tengan gatos y, en según en que ocasiones les hará más gracia a los más pequeños o a los más adultos, pero, en ninguna ocasión tendremos ganas de abandonar nuestro asiento.

Trailer ‘Siete vidas, este gato es un peligro’

 

Crítica de la película 'Siete vidas, este gato es un peligro'
DIRECCIÓN6
GUIÓN5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • Las contínuas referencia al mundo de los gatos. Las apariciones de gatos youtubers e instagramers
  • El reparto.
  • Una historia suficientemente entretenida como para no plantearse el abandono de la sala.
LO MALO
  • Es lo que es y no se puede pedir más.
5.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
8.4

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.