Crítica de la serie El último show (HBO): Más allá del personaje

Disponible en HBO

Crítica de la serie El último show en HBO y Aragón TV. Por fin conoceremos al hombre que hay tras el personaje de Marianico el Corto, Miguel Ángel Tirado. Una serie cargada de dramatismo, melancolía pero tan bien vitalidad, reivindicando el papel de la tercera edad en la sociedad.

Sinopsis de la serie El último show (HBO)

Miguel Ángel Tirado ya no quiere volver a subirse a un escenario a interpretar a Marianico el Corto. Bolo tras bolo ha quemado al personaje y a su repertorio de chistes. Ahora tiene otros sueños que alcanzar y el tiempo apremia a los 75 años.

Marianico el Corto en horas bajas
Marianico el Corto en horas bajas

Crítica de la serie El último show (HBO)

Hubo un tiempo en que los humoristas y cómicos reinaban en los programas y galas de la televisión tipo ‘Noche de fiesta’. Tales cuotas de éxito llegaron a alcanzar que incluso consiguieron tener sus propios espacios como ‘No te rías que es peor’ (1990-1995) o ‘Genio y Figura’ (1994-1995).

Muchos de estos cómicos se convirtieron en estrellas muy populares y queridas por el público, arrasaban por donde iban y hoy seguimos recordándolos con cariño. Podemos destacar muchos de esos nombres, pero seguro nos dejaremos muchos otros en el tintero porque sin duda supuso un boom en nuestro país: Chiquito de la calzada -el más grande de todos los tiempos y punto-, Paz Padilla -que continúa trabajando y siendo tan salá-, Señor Barragán, Pedro Reyes, y cómo no, Marianico el Corto.

Más tarde, según entrábamos en los 2000, este boom se centro en otro gremio que dejaba completamente de lado el mundo del chiste, tal y como lo conocíamos, para centrarse en narrar historias más cercanas a la vida cotidiana: los monologuistas. Las modas pasan y los que antes eran los reyes de la comedia, quedaban relegados a un tercer plano: fiestas populares, Benidorm, bingos y locales de espectáculos.

Marianico el Corto, ¿lo recuerdas?

La serie que llega ahora a HBO se centra en la olvidada figura de Marianico el Corto, o más bien en Miguel Ángel Tirado, la verdadera reivindicación que oculta la trama de la serie que nos ocupa. Un hombre que ocupó los shows de humor más importantes de España. El público se rendía a sus chistes y llenaba cualquier actuación. Pero todo esto cambió con el tiempo. Su especialidad ya no resultaba tan graciosa y la moda del humorista de chiste pasaba de largo.

¿Quién está tras el proyecto?

Álex Rodrigo (Vis a vis, La casa de papel) dirige junto a Carlos Val, esta serie que propone una mezcla entre la realidad biográfica de la figura de Marianico el Corto con otros elementos de ficción que combinan drama y la comedia. La serie fue ideada para el canal Aragón TV pero ahora aterriza en el catálogo de HBO España, recordándonos a la premisa que escondía ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’ (2010). ¿Tendrá ahora el mismo éxito que tuvo en el canal autonómico? No te pierdas nuestra crítica de la serie El último show.

¿De qué va la serie El último show?

La serie El último show está narrada en tono de tragicomedia e intenta acercarnos a la figura del hombre que hay tras el personaje, Miguel Ángel Tirado. Un señor de 75 años que intenta huir del personaje que le hizo tan popular y que ahora le da más tristeza que alegría recordar. Y aunque ya no le hacen gracias ni sus propios chistes que tan bien funcionaban antaño, sigue atado a Marianico el Corto para poder llevar un plato de comida a su mesa. A punto de tocar fondo, Miguel intentará emprender un proyecto que le hace mucha ilusión y por el que pretende ser recordado: rodar una película surrealista como las de su idolatrado Luis Buñuel.

Miguel Ángel Tirado es Marianico el Corto
Miguel Ángel Tirado es Marianico el Corto

Lo mejor y lo peor de la propuesta

La serie gana cuando se centra en el ocaso del humorista Miguel Ángel Tirado cansado ya de su personaje y de interpretar los mismos chistes bolo tras bolo, acompañado de su boina y su fajín rojo. Hace mucho que transformarse sobre los escenarios en Marianico el Corto no le hace feliz.

El actor Miguel Ángel Tirado construye así un personaje cargado de dramatismo, tanto por la frustración profesional que arrastra, como por el fracaso sentimental con su ex, interpretada por Luisa Gavasa. Cabezota, cercano, amable, con mucha mala leche y ciertos toques depresivos, su interpretación será uno de los aspectos que podemos destacar en la crítica de la serie El último show. El actor quiere reinventarse en el argumento de la serie, pues con su interpretación lo consigue en la vida real.

El éxito de la serie radica en que el espectador quiera saber más de Miguel Ángel Tirado, sobre su película y sí volverá a interpretar a Marianico el Corto; de Chusé, que es su fiel representante (José Luis Esteban), y de su ex-mujer Pilar (Luisa Gavasa). Esto demuestra que las series protagonizadas íntegramente por los denominados “personas mayores”, con sus anhelos, melancolías, tristezas, deseos, y por qué no, sueños, también resultan interesantes para todo tipo de públicos.

De hecho la propuesta naufraga cuando la trama se centra en la historia adolescente que protagoniza la nieta de Miguel, Claudia (Laura Boudet), completamente innecesaria y que ensucia el argumento principal de una estrella en horas bajas. Si queremos ver chavales enamorados de sus profes ponemos Élite, que hacen lo mismo y en un tono más divertido y desenfadado.

Opinión final de la serie El último show (HBO)

No se llama Marianico, su nombre es Miguel. Esta será la reivindicación que escucharemos una y otra vez en boca del actor durante los ocho capítulo que componen la serie El último show. En general, una propuesta más que solvente, que afronta el complicado ejercicio de deconstrucción del que fuera el álter ego de Miguel. Una serie más que recomendable que además lleva nuestro sello nacional.

Trailer

DIRECCIÓN
7
GUIÓN
6
INTERPRETACIÓN
7.5
Reseña de lectores0 Votos
0
LO BUENO
La deconstrucción del que fuera el álter ego de Miguel.
LO MALO
La subtrama adolescente que corre paralela a la principal.
6.8
Más artículos
Estreno en España de la película Harriet: En busca de la libertad