Basada en el clásico videojuego de los años ochenta y con Dwayne Johnson como protagonista, llega esta cinta de acción y monstruos gigantes con el objetivo de pasar un buen rato y olvidarse de la realidad.

Crítica de “Proyecto Rampage”

Proyecto Rampage” es de esas adaptaciones de videojuegos que sobre el papel parecen no tener sentido pero que una vez visto el resultado hay que reconocerle el mérito de al menos resultar un blockbuster entretenido que te hace salir de la sala con una sonrisa en la cara, aunque su trama vaya a ser olvidada en los próximos días.

Dwayne Johnson hablando con su colega peludo

El artesano Brad Peyton se pone a los mandos de esta adaptación y vuelve a contar con su colaborador y amigo Dwayne “The Rock” Johnson, con el que ya trabajó en las sencillas y pasables “Viaje al centro de la Tierra 2: la isla misteriosa” y “San Andrés”. El film, por tanto, es un vehículo para el lucimiento de la estrella que está más que especializado en películas de este estilo. El espectador casi siempre sabe que puede esperarse cuando va a ver una cinta de “La Roca”: acción a raudales, humor y el carisma de una de las caras más reconocibles de la eterna saga “Fast and Furious”.

Y eso es precisamente la historia que nos ocupa. Una mezcla entre buddy movie y película de monstruos con los ingredientes típicos de todo blockbuster que se precie. El trabajo de Peyton tras la cámara es correcto y espectacular en muchas ocasiones, sobre todo en el segmento final, que ocupa casi toda la segunda mitad del metraje. Tampoco hay mucho que contar por medio. Esto es un espectáculo donde se ve a tres animales gigantes destruyendo una ciudad y esa era la esencia del videojuego, del cual han copiado de manera bastante acertada los diseños de las criaturas.

Uno de los tres monstruos de la película “Proyecto Rampage” está a punto de cascarse con el colega de Dwayne Johnson

Con todo, tras varias incursiones de temática similar, “Proyecto Rampage” no innova en nada y eso le resta puntos, al ser demasiado convencional en su tratamiento; aunque el humor “marca de la casa” funcione a las mil maravillas, sin perder la perspectiva de lo que se está viendo.

Dwayne Johnson vuelve a interpretar a Dwayne Johnson. Él es consciente de ello y no le molesta, siempre que se amolde al resultado final del conjunto y aquí, una vez más, encaja como anillo al dedo. El resto del reparto presenta caras conocidas como Malin Akerman, que interpreta a una villana cegada por el capitalismo; y al mismísimo Negan de “The walking dead”. Un Jeffrey Dean Morgan que resulta tan cargante como en la serie de los zombies.

Naomie Harris, un gorila albino que no para de crecer y Dwayne Johnson.

Sorprenden, y para bien, unos efectos especiales muy trabajados para el tipo de producto que es, haciendo gala de un despliegue de primera en las tres criaturas protagonistas y en el inicio que se desarrolla en un parque natural. Es asombroso el realismo que presentan en la actualidad los animales creados por CGI, en especial los simios.

Opinión final de “Proyecto Rampage”

“Proyecto Rampage” es una película entretenida y divertida, que es consciente de lo que es y de lo que debe ofrecer y, por tanto, sabe reírse de sí misma en todo momento. Un producto de estudio y de consumo rápido para disfrutar en una buena sala de cine cuando no hay una oferta mejor a la que acogerse en la cartelera si lo que se busca es desconectar.

Crítica de "Proyecto Rampage": entretenimiento puro y duro
DIRECCIÓN6
GUIÓN5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • El despliegue de efectos visuales.
  • Que no se toma en serio a sí misma.
LO MALO
  • Ir con las expectativas altas.
  • No innovar algo tras varias películas de temática parecida.
5.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
4.3

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.