Vampiros contra el Bronx de Netflix: Crítica de la película

Para Halloween, mejor un clásico ochentero original

Vampiros contra el Bronx de Netflix sigue la estela de ‘Stranger Things’ y de ‘It’. Así nos llega a Netflix un nuevo intento por mezclar con éxito terror y cine juvenil, con sus elevadas dosis de nostalgia ochentera y un toque de denuncia social. La propuesta quiere resultar un pasatiempo simpático y referencial; unas humildes aspiraciones que no se ven plasmadas en ningún momento en el film. Aquí tenéis nuestra crítica de la película de Netflix, ya disponible en el catálogo de la plataforma de cara a la Noche de Halloween 2020.

Sinopsis de Vampiros contra el Bronx

Miguel (Jaden Michael), un joven adolescente que reside con su madre en un humilde piso de El Bronx es testigo de un extraño asesinato. Junto a sus amigos Bobby (Gerald Jones III) y Luis (Gregory Diaz IV) decidirá investigar más a fondo el crimen, descubriendo el diabólico plan de un grupo de vampiros dispuestos a arrasar con su barrio.

Los protagonistas de la propuesta ochentera
Los protagonistas de la propuesta ochentera

Crítica de la película de Vampiros contra el Bronx

La nostalgia ochentera está de moda. Llevamos ya unos cuantos años en los que, especialmente la maquinaria estadounidense, no para de ofrecernos productos que recuerdan en tono y narrativa a películas que están grabadas a fuego en las retinas de la última tanda de la generación X y la primera de la denominada millennial. Son películas como Los goonies (Richard Donner, 1985), Una pandilla alucinante (Fred Dekker, 1987), Jóvenes Ocultos (Joel Schumacher, 1987) o Noche de miedo (Tom Holland, 1985) las que moldearon parte del imaginario de los adolescentes de una época más inocente y despreocupada.

Desde Super 8 (J.J. Abrams, 2011) a Stranger things (2016-), pasando por el díptico It (Andy Muschietti, 2017 y 2019), sin mencionar la cantidad de remakes, secuelas y obras que recogen el espíritu de aquella época, son múltiples las muestras por mercantilizar en los últimos años la avidez por el recuerdo nostálgico de un grupo generacional clave en cuotas de consumo. Razón de más si por el camino consiguen atrapar a las nuevas generaciones, que son a fin de cuentas los hijos e hijas de aquellos prepúbers que se criaron con el boom del VHS.

Una de vampiros en la plataforma
Una de vampiros en la plataforma

A la nostalgia por el camino equivocado

La película Vampiros contra El Bronx se suma a esa moda de manera un tanto tardía y demasiado obvia. Nada que objetar al respecto de su propósito, pues estamos ante un producto que lo único que pretende es entretener. El problema del film reside en que en ningún momento lo consigue. El guion es un amasijo de lugares comunes mil veces transitados y despropósitos argumentales a tutiplén.

Lo peor de todo es que en vez de abrazar su absoluta falta de consistencia y apostar por lo conscientemente disparatado de su trama, la película Vampiros contra El Bronx de Netflix se toma en serio a sí misma y ni siquiera ofrece un mínimo de diversión cutre y desvergonzada.

Colmillos poco afilados

Todos los elementos que pone en liza la película quedan sepultados bajo un quiero y no puedo. La dirección corre a cargo de Oz Rodriguez, director de algunos episodios de series de poco renombre, y que demuestra nula pericia visual en los poquísimos momentos de terror y acción de la cinta.

Los protagonistas de la cinta

Los jóvenes actores protagonistas de la película Vampiros contra El Bronx cumplen, pero son incapaces de levantar unos personajes aburridos, con nula profundidad y con unos diálogos nada inspirados. Al menos se esfuerzan por provocar cierta simpatía en el espectador; algo que no se puede decir de sus compañeros adultos de reparto, que navegan entre lo serio y lo paródico no se sabe si por criterio propio o incapacidad actoral.

Ideas pobres, mal resultado

Que Netflix haya dado el visto bueno a este cúmulo de despropósitos supone una nueva razón para que los detractores de la plataforma echen pestes sobre la escasa calidad de parte de su catálogo propio.

Una presentación de personajes manida y deficiente, un nudo rutinario e incongruente y un clímax de baratillo, todo ello salpicado por algunas referencias muy obvias hacia el cine de vampiros dan lugar a una película mal diseñada y pobremente ejecutada, destinada a coger polvo en el grueso catálogo del gigante del streaming estadounidense.

Escena de la película Vampiros contra el Bronx de Netflix
Escena de la película Vampiros contra el Bronx de Netflix

Donde se puede ver la película Vampiros contra el Bronx

La cinta está disponible desde el 2 de octubre de 2020 en el catálogo de Netflix como novedad de su catálogo dedicado a Halloween 2020.

Opinión final de la película de Vampiros contra el Bronx de Netflix

La película Vampiros contra El Bronx de Netflix fracasa a la hora de ofrecer un producto mínimamente entretenido. Los vampiros no dan miedo y las bromas no hacen gracia; no hay ni una gota de sangre, el suspense brilla por su ausencia y la acción está rodada con una falta de talento preocupante. Un resbalón de Netflix en toda regla, donde lo único digno son las referencias vampíricas que, por otro lado, son bastante escasas.

Ficha Técnica

Título original: Vampires vs. the Bronx
Género: Terror, Comedia, Vampiros
Sitio Oficial: Película Vampiros contra el Bronx
País: USA
Idioma: Inglés
Fecha de estreno en España: 2 de octubre de 2020
Productora: Broadway Video, Caviar Films
Distribuidora: Netflix
Duración: 85 min.
Año: 2020
Calificación por edades: No recomendada para menores de 13 años

Ficha Artística

Dirección: Oz Rodriguez
Guión: Blaise Hemingway, Oz Rodriguez
Música: Brooke Blair, Will Blair
Fotografía: Blake McClure
Reparto: Jaden Michael, Gregory Diaz IV, Sarah Gadon, Shea Whigham, Method Man, Coco Jones, Judy Marte, Chris Redd, Adam David Thompson, Jeremie Harris, The Kid Mero, Imani Lewis, Vladimir Caamano, Germar Terrell Gardner, Roy Jackson, Carl Ducena, Jamaal Burcher, Gerald Jones III, Nyleek Moore, Toree Alexandre, Isaiah Mueller, Jordan Tyson, Michael Diaz

Cartel

Cartel de la película Vampiros contra el Bronx de Netflix
Cartel de la película Vampiros contra el Bronx
de Netflix

Trailer

RESEÑA FINAL
Una película aburridísima de principio a fin, con una trama absurda que pretende que nos tomemos en serio.
DIRECCIÓN
2
GUIÓN
1
INTERPRETACIÓN
3
LO BUENO
El título, lo más divertido de la película.
LO MALO
El guion es nefasto.
La dirección resulta totalmente plana.
Los vampiros parecen sacados de Buffy Cazavampiros.
2
Nota
Más artículos
Crítica de la película Encurtido en el tiempo (HBO)
Película Encurtido en el tiempo de HBO con Seth Rogen: Crítica