Secuela de la revisión por parte de Guillermo del Toro del género Kaiju-eiga para Hollywood. Un producto que a pesar de no haber tenido un éxito notable ha propiciado esta segunda parte que apuesta por el entretenimiento sin pretensiones.

Crítica de “Pacific Rim 2: Insurrección”

Pacific Rim: insurrección es de esas secuelas que no tienen razón de ser porque la historia original quedaba totalmente cerrada y, a tenor de su paso por la taquilla, suponen un riesgo añadido. Además, el hecho de que los personajes originales no aparezcan, hace que sobrevuele sobre esta nueva incursión en el Kaiju-eiga una sospecha de explotación de franquicia como ya pasara en otras sagas como “Independence day” sin ir más lejos, con la que se comparó a la cinta original en su momento. El acierto en esta ocasión es la autoconsciencia de lo que el propio film es y, por tanto, su ausencia de complejos.

Scott Eastwood en la película "Pacific Rim: Insurrección"

Scott Eastwood en la película “Pacific Rim: Insurrección”

El guión y la intención de “Pacific Rim 2: Insurrección”

El guion es una mera excusa para meter con calzador al hijo perdido del desaparecido Pentecost y una serie de personajes nuevos que se verán relacionados con Mako y los dos científicos que salvaron el mundo hace diez años. Una historia cogida con pinzas a sabiendas de que lo que busca el espectador son peleas entre robots y monstruos; abandonando así la conexión con la película de Guillermo del Toro.

Esta secuela no tiene la calidad de su predecesora, lo sabe y no le importa. Se ha pasado de ciertas maneras autorales, reconocibles en todo el cine del director mexicano, al puro entretenimiento de explotación. Estamos ante un film de serie B con presupuesto. Y eso se puede ver en el argumento, en los diálogos y en la resolución. Si el público acepta la propuesta no puede salir decepcionado. El mayor interés de los guionistas ha sido el de la desmitificación y el reducir al absurdo la seriedad de “Pacific Rim” y eso se plasma por boca de los personajes en más de una ocasión. Quizá, debido a esto, el primer acto del relato recuerde peligrosamente a “Transformers” para volver más adelante a ofrecernos un espectáculo acorde al género que homenajea, con robots más ágiles e inverosímiles que a veces recuerdan a “Mazinger Z”, y eso siempre es bueno.

Pacific Rim: Insurrección en estado puro - Opinión de la película

Pacific Rim: Insurrección en estado puro – Opinión de la película

“Pacific Rim 2: Insurrección” dirigida por Steven S. DeKnight

Steven S. DeKnight sustituye a Guillermo del Toro en las tareas de dirección, quedando el mexicano como mero productor y supervisor. El realizador, curtido en la televisión y responsable de “Daredevil” y “Spartacus”, es gran conocedor de la acción y lo demuestra con secuencias donde las peleas se ven a la perfección e, intentando contentar a los más críticos, esta vez a la luz del día, con unos efectos especiales de primera categoría apoyados por esos diseños tan esmerados que hacen palidecer a la saga de Michael Bay. En su afán con romper la relación con la entrega inicial, hasta el compositor John Paesano deja de lado el recordado tema principal de Ramin Djawadi, que por desgracia solo suena en una secuencia del film.

John Boyega en la película "Pacific Rim: Insurección"

John Boyega en la película “Pacific Rim: Insurección”

El reparto de la película

John Boyega lleva el peso del film junto a Scott Eastwood. La estrella de “Star Wars” desentona si se recuerda a Idris Elba, que interpretó a su padre en el pasado. Cada vez que este actor intenta explotar su vena cómica fracasa y aunque convence, no acaba de despegar. Eastwood vuelve a repetir el papel de militar, pero en este caso se le puede ver algo más en pantalla. Un actor que tiene que vivir a la sombra de su padre pero que podría dar más de sí si se le diera la oportunidad. Cailee Spaeny resulta aceptable a pesar de amenazar con ser una niña insufrible en el primer tercio de película. Los tres actores que regresan a la franquicia vuelven a interpretar de manera solvente sus roles.

Las impactantes imágenes que podremos ver en la película

Las impactantes imágenes que podremos ver en la película

Opinión de “Pacific Rim 2: Insurrección”

Pacific Rim: insurrección” es una película sin complejos pensada para entretener y olvidar al salir de la sala. Un desvergonzado gozo para los instintos más primarios de los fans de las peleas entre robots gigantes y kaijus. ¿Habrá que evitar el apocalipsis una tercera vez?

Opinión de "Pacific Rim 2: Insurrección": Sin complejos
DIRECCIÓN7
GUION5
INTERPRETACIÓN6
LO BUENO
  • No busca ser pretenciosa. La película es consciente de lo que es.
  • Lo mucho que se disfrutan las peleas.
LO MALO
  • La bajada de calidad.
  • El primer tercio y su parecido con otra saga robótica.
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
0.2

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.