El último trabajo de Duncan Jones (Moon, Warcraft: El Origen), se estrena directamente en VOD; un thriller de misterio en clave de sci-fi cercana, sucia y desgastada, que deja mejor poso de lo que parece.

Sinopsis de la película “Mute”

Mute nos adentra en los bajos fondos berlineses de la mano de Leo, un camarero incapaz de hablar, obligado a acometer un verdadero descenso a los infiernos en busca de la mujer que ama, desaparecida sin dejar rastro.

Crítica de la película “Mute”

Hay muchas cosas que llaman la atención en el nuevo trabajo de Duncan Jones, y no todas son negativas, como parece desprenderse de la acogida a nivel general que ha tenido esta película tras su estreno en Netflix. En primer lugar, resulta interesante la decisión de ubicar la historia en una Alemania que, por lo que se nos cuenta, ha vuelto a sus fueros como nación invasora, planteamiento este, en términos de guión, tan jugoso como desaprovechado. También se agradece el esfuerzo de construir un envoltorio futurista a lo Blade Runner low cost, con unos ejemplos insertados en la vida cotidiana que, muy probablemente, nosotros mismos acabaremos experimentando.

Noel Clarke, Alexander Skarsgård, y Seyneb Saleh en “Mute” (2018) – Opinión de la película

Sobre la trama de “Mute”

Otro de los puntos llamativos es que la trama se vertebre en dos historias diferenciadas: por un lado tenemos a nuestro barman Leo (Alexander Skarsgård), al que acompañamos en la incansable búsqueda de su amada Naadirah (Seyneb Saleh); y, por otro lado, está Cactus Bill (Paul Rudd), un antiguo militar que busca desesperadamente escapar del país junto a su hija pequeña Josie. Es tal el antagonismo de los dos protagonistas, Leo y Cactus, que va mucho más allá del hecho de que uno sea mudo y el otro un charlatán empedernido incapaz de mantenerse callado aunque la vida le vaya en ello; y, pese a todo, sus historias se hallan tan inextricablemente unidas como los dos delfines tallados en madera por el propio Leo.

Mute es un thriller de cocción lenta, quizá demasiado, con un estilo que recuerda al de Sólo Dios Perdona (Nicolas Winding Refn), cuyo metraje adolece en ocasiones, especialmente en su parte central, de cierta falta de ritmo; su guión, coescrito por el propio Jones, transcurre sin ponérselo fácil al espectador en lo que a la construcción de la trama se refiere. No es esta una película complicada, pero tampoco se preocupa en reincidir en las cuestiones relevantes para asegurar así que el espectador se encuentre cómodo con el seguimiento del argumento; si no se está atento, es posible que Mute torne en un producto difícil de seguir.

El director Duncan Jones dando indicaciones a los actores Paul Rudd y Justin Theroux, durante el rodaje de la película “Mute” (2018)

El reparto de “Mute”

En lo interpretativo todo es bastante correcto. Skarsgård muestra sus mejores momentos cuanto más tierno y vulnerable se siente su personaje, colores que se echan en falta durante gran parte del metraje, donde se limita a mirar muy serio y con los ojos muy abiertos. Y en el caso de Rudd, no queda otra que reconocer que, a diferencia de la mayoría de sus papeles, segmentados generalmente hacia la comedia, nos regala un Cactus desagradable, violento y con muy malas maneras para comer chicle. Aun así, da la sensación de que el director no aprovecha como debería el buen material proporcionado por estos actores, especialmente en lo que al background de los personajes se refiere: el modus vivendi de Cactus, así como su desarrollo, no acaba de engarzar del todo en cuanto a la relación reflejada con su hija pequeña; y en cuanto a Leo, hay mucho empeño en sacar a colación su pasado amish, así como el estilo de vida old fashioned, para lo superficial que acaba siendo la traslación de esto al desenlace de la historia.

También quisiera hacer mención a un irreconocible Justin Theroux, en el papel de Duck, una interpretación correcta para un personaje más que incómodo, y cuya presencia se agiganta hacia el tramo final del film. Y, por supuesto, a Dominic Monaghan (Merryn vs Charlie) en una caracterización que… bueno, mejor será que la vean.

Alexander Skarsgård en una escena de Mute (2018).

Resumen de “Mute”

En resumen, un thriller de bajos fondos más que interesante, sin concesiones, que en su parte central navega un poco a la deriva entre decisiones que no tienen mucho sentido y ciertas filigranas de guión destinadas en exclusiva a que Leo pueda destapar el misterio. Eso sí, es en su tercio final, a la hora de recomponer todas las piezas del puzzle, cuando Mute alza el vuelo, no dejando por el camino ningún hueco argumental (diferente es que la solución elegida convenza…) y regalando al espectador veinte minutos finales tan palpitantes como turbadores.

Opinión de la película "Mute": Estreno en Netflix
DIRECCIÓN6
GUIÓN7
INTERPRETACIÓN7
LO BUENO
  • Es poco predecible.
  • La dupla Rudd/Theroux.
  • La cantidad de elementos argumentales contenidos en el guión.
LO MALO
  • Las expectativas generadas en torno a un producto cuyo director afirma haber estado preparando durante más de una década.
  • Esos quince minutos de más.
6.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.