Aaron Sorkin y Jessica Chastain forman la pareja perfecta para llevar a “Molly´s Game” a lo más alto de la cartelera. Ambos trasladan a la gran pantalla una historia real que llevaba años guardada en un cajón de Hollywood, la de Molly Bloom o también conocida como la “princesa del póquer”.

Crítica de la película “Molly´s Game”

Empiezan a llegar con cuenta gotas las películas llamadas a participar de la lluvia de premios que se avencinan en los próximos meses. La que aterriza hoy en las carteleras españolas es una de ellas: Molly´s Game. Esta película supone un brillante debut como director del hasta ahora guionista Aaron Sorkin, reconocido por trabajos tan brillantes como “El ala oeste de la Casa Blanca”, “Monyball”, “The Newsroom” o “La red social” entre muchos otros.

Jessica Chastain es Molly Bloom, la princesa del póquer

Jessica Chastain es Molly Bloom, la princesa del póquer

Su sello impregna la cinta desde el primer minuto en el que la voz en off de la actriz Jessica Chastain, protagonista absoluta de la historia como Molly Bloom, nos introduce en su meteórica carrera como esquiadora, antes de hacernos partícipes de sus horas más bajas en dicho deporte hasta llevarnos poco a poco al terreno de las apuestas de póker y su fatídico desenlace. Como no podía ser de otro modo en un trabajo firmado por Sorkin las imágenes están cargadas de texto y no al revés, y ese texto es lo que fundamenta la película más allá de lo que podamos estar viendo en escena. Su guion tiene tanta fuerza y resulta tan contundente que se basta por sí solo para mantener enganchado e intrigado al espectador ante el posible final de Bloom. Eso sí, la dirección de Sorkin también atrapa gracias a una esencia totalmente scorsesiana que se respira desde su arranque. Salvando las distancias, podríamos estar ante el nuevo “El lobo de Wall Street” pero esta vez protagonizado por una mujer.

Jessica Chastain en una escena de "Molly´s Game"

Jessica Chastain en una escena de “Molly´s Game”

Molly´s Game narra la historia de una mujer llamada a triunfar ante cualquier propósito firme de su vida. Una mujer de retos, lucha y liderazgo. De esquiadora de élite a empresaria de poder. Esa es Molly Bloom. Una joven que tras verse obligada a abandonar el esquí profesional por una grave lesión, decide mudarse a la ciudad de Los Ángeles con la intención de trabajar como camarera una temporada mientras decide el nuevo rumbo que quiere darle a su vida. Un cúmulo de casualidades haran que Bloom comience a organizar unas selectas partidas de póquer clandestino de las cuales participaran algunas de las estrellas más importantes de Hollywood, empresarios de renombre o deportistas de élite (se rumorea que entre estos famosos nombres se encontraban Tobey Maguire y Ben Affleck). Como era de suponer, no tardará en hacerse con el mando del negocio y convertirse en la princesa del póquer clandestino durante una década. Todo hasta que la policía decide detenerla por un supuesto negocio ilegal. ¿Supuesto? Sí, la ley estadounidense en estos casos es bastante ambigua, pero para conocer de qué se le acusa tendrás que acudir al cine.

 Idris Elba y Jessica Chastain protagonizan la película

Idris Elba y Jessica Chastain protagonizan la película

Jessica Chastain vuelve a estar contundente e inmensa en el papel de Molly Bloom. Un personaje al que no le hacen falta relaciones sentimentales para resultar una empresaria brillante, algo fría y calculadora, con un aura enigmática pero ante todo segura de sí misma. Fuerte y carismática, así es la Bloom de Chastain. La actriz defiende con su personaje que una mujer puede ser feminista y a la vez sexy. Basta ya de estereotipos que dictan que una mujer atractiva no puede luchar por los derechos de igualdad de las mujeres; que una mujer con escote está provocando a los hombres; que una mujer que se maquilla es superficial… Bloom se viste así como parte de su uniforme de trabajo y, por qué no, para gustarse a ella misma. Chastain nos enseña su cara más seductora defendiendo el papel de una mujer que durante décadas reinó en un mundo tan machista como el póquer. Un negocio de hombres que Bloom se agenció, no gracias a su minifalda, sino a su astucia e inteligencia. Y en eso Chastain está soberbia.

Entrevista en vídeo a Jessica Chastain en Molly’s Game

La de Molly´s Game es una historia tan verédica como polémica, sobre todo por los nombres de los jugadores que se sentaban en dichas timbas clandestinas de póquer. Por eso el proyecto llevaba años parado esperando el coraje de un guionista como Sorkin que supiera darle forma; y la fuerza de una actriz como Chastain dispuesta a defender “a capa y espada” un personaje de tales dimensiones. Si te gustán las películas de buenos e inteligentes diálogos y las interpretaciones poderosas y contundentes, no hay duda esta es mi propuesta de la cartelera semanal.

Crítica de "Molly´s Game": Jessica Chastain en estado puro
DIRECCIÓN7.5
GUION8.5
INTERPRETACIÓN9
LO BUENO
  • El potente guion de Aaron Sorkin,
  • La interpretación de la exquisita Jessica Chastain.
LO MALO
  • Que muchos no aguanten su recorrido de dos horas y veinte minutos.
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.7

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.