Los tres Reyes Malos (Seth Rogen, Anthony Mackie y Joseph Gordon-Levitt) se juntan para dar una hora y media de asalvajada comedia. Desfase, drogas, moralina, ganas y pasión interpretativa, serán las armas que empleen todo el fantástico reparto para hacernos vivir la Navidad desde un prisma distinto.

Los tres Reyes Malos: Sinopsis

Perdidas las ganas de reuniones familiares, sin retoños a los que inculcar tradiciones, sin fe en la religión, sin poder adquisitivo y un inexistente vínculo de pareja, muchos en esta situación preferirían su cancelación cobrándose tan solo los días de fiesta para salir de juerga con los colegas. ¿Y qué menos que juntarse con las amistades para celebrar las festividades? Más aun cuando dos buenos amigos, Isaac (Seth Rogen) y Chris Roberts (Anthony Mackie) instauran por casualidad la tradición de salir a muerte justo el día de Nochebuena (de ahí el título original de The night before, la noche de antes) para ayudar a pasar una fecha que puede resultar particularmente trágica cuando los seres queridos se han ido, como le ocurre al bueno Ethan (Joseph Gordon-Levitt).

Los tres reyes malos : Foto Seth Rogen

Los tres reyes malos : Foto Seth Rogen

Puestas las bases, sigue la tragedia. Isaac, el más fumeta de todos, ha sentado la cabeza junto a su querida y católica Betsy (Jillian Bell, la tarada de la universidad de la fantástica Infiltrados en al Universidad) con la que además espera un hijo, mientras que Chris Roberts, ahora es un reconocísimo deportista de élite. Por supuesto, Ethan sigue siendo aquel que fue y que nunca llegará a ninguna parte: sin trabajo decente, sin novia en serio y sin ningún futuro. Como la canción de los Sex Pistols pero sin tener reina a la que echar la culpa. Así que lo único que le queda a este desecho es correrse la fiesta padre en la tradicional noche anterior a Navidad (o como se dice aquí, Noche Buena). Una noche que, además de estar consensuada como la última por el trío de colegas, promete ser la leche porque por fin tendrán la ocasión de asistir a la madre de todas las fiestacas: una legendaria fiesta secreta de Noche Buena a la que sólo se accede con exclusiva invitación.

Los tres Reyes Malos: Crítica

Si está Seth Rogen es comedia, y si dentro del curro el señor Rogen cuenta con algún colega (ya sea en la producción, en el guión o en la dirección), es probable que la película sea como poco entretenida y muy irreverente. Los Tres Reyes Malos cuenta con Evan Goldberg en la producción (amigo de Seth desde que trabajaran juntos como guionistas en el Show de Ali G), Jonathan Levine en la dirección (Memorias de un zombie adolescente) y Kyle Hunter (colega), Ariel Shaffir (colega +1) y de nuevo Evan Goldberg en el guion. Así que sí, tiene los elementos para que se cumpla de forma apropiada la afirmación de “comedia entretenida llena de desfase”. Para más referencias le dan al play al trailer y, si obvian que es probablemente uno de los peores trailers de la historia de las películas de desfases, entonces entenderán de lo que hablo.

Los tres reyes malos : Foto Anthony Mackie, Joseph Gordon-Levitt, Seth Rogen

Los tres reyes malos : Foto Anthony Mackie, Joseph Gordon-Levitt, Seth Rogen

Ahora bien, según el estado de ánimo del espectador así será el gusto de este desmadre. Aunque la película hace todo lo posible por ir más allá, no pasa de la pretensión de ser lo que es, por mucha moralina ética que le insuflen aquí y allí. Ni bien, ni mal, ni frío ni calor. Nada que no se pueda esperar de esta panda de tarados prometiendo desfase absoluto. Volved a ver las películas a las que hacen referencia en el trailer. Eso es Los Tres Reyes Malos. Más ‘Juerga hasta el fin’, menos de ‘Malditos vecinos’ (la moralina quizá), y bastante de ‘The interview’. Un sabor agridulce de la tan usada fórmula con la que todos están contentos y más su público: Drogas a muerte, palabras mal sonantes, insinuaciones sexuales, situaciones disparatadas insospechadas extremas… y lecciones éticas y morales. Hasta aquí, hasta en el desfase, habremos de encontrarnos con los valores de amistad, amor y buenas prácticas que tantas veces nos han colado en tantas producciones (¡y más por estas fechas!). Se cuelan el espíritu de la Navidad, el Grinch,  ¿Será esta condición obligada? Ya veo al jefazo de turno con el fajo de billetes encima de la mesa puro en boca negociando: Vamos chicos, no importa que hableis de penes, vaginas, consumáis drogas sin reserva y hagáis guarradas explícitas en pantalla. Ahora bien, recordad que todo tiene que acabar bien en Navidad. Tomad unos billetacos e iros de putas. Os lo habéis ganado.

Los tres reyes malos : Foto Joseph Gordon-Levitt, Seth Rogen

Los tres reyes malos : Foto Joseph Gordon-Levitt, Seth Rogen

Por lo demás. Ni una puta queja. Sí, lo siento. Se me pega el lenguaje soez de estos que bien me gustaría fueran mis colegas (tendría trabajo, diversión y amigos divertidos). Muy poca gente es capaz de hablar del tamaño de un coño, sangrar cocaína por la nariz, echarse una partida al Golden Eye de Nintendo 64 y tener todas las experiencias de las Navidades pasadas, presentes y futuras a los Charles Dickens por medio de una caladita de maría con Mr. Green (Michael Shannon), el camello más colgado del mundo, y que resulte creíble (dentro del margen, claro), cómico y se queden tan a gusto. Pocos. Muy pocos pueden hacer esto. En España lo intentan, juegan con los mismos elementos, y tenemos que cortarnos las venas cuando vamos al pase de prensa de Mi Gran Noche. Y ya que estoy meto mi moralina que vamos a la Navidad y tengo acciones de esta puta empresa: ¿Por qué las comedias de este tipo funcionan? Porque saben lo que hacen, con quién lo hacen, por qué lo hacen, para qué lo hacen y tienen experiencia haciéndolo. En España, lo más cercano que tenemos a esto es la saga TORRENTE y, aun metiendo a los “amiguetes” por medio (nótese la gracia de la productora del señor Santiago Segura) con sus infumables y abusivos cameos en la peor de todas, Torrente 4, la cosa todavía pita. Y la cosa es así de fácil. Santiago Segura tiene gracia. El personaje de Torrente, tienen gracia y todo lo demás gira alrededor. Pero, ¿Mario Casas tiene gracia? ¿Raphael sabe actuar? Y no sigo. Pero vamos, que puedo seguir mencionando títulos nacionales para mal pero ¿para qué? Y eso sin contar con la nula creatividad de los guionistas de aquí (a la fuera ahorcan, pobrecitos míos, que les tienen los productores reescribiendo la misma obra 100 veces porque no saben lo que quieren…), los enquistados chupasubvenciones (no los que se llevan unos eurillos y hacen obras maestras arriesgando su vida en el intento. Hablo de los otros, de los que ya se han hecho gordos a base de chupar del vote y de lo que no es el vote), de los productores amigos de los políticos, de La Academia del Cine a la que van 4 gatos a las asambleas y solo valen para dar Goyas cual gominolas… En fin. España es un país de pandereta, todo es consecuencia de su folkrore y el cine no es una excepción (porque hay muchos capullos que tienen las riendas cuando deberían estar siendo guiados).

Los tres reyes malos : Foto Joseph Gordon-Levitt

Los tres reyes malos : Foto Joseph Gordon-Levitt

Volviendo al tema que interesa, la película cuenta con unos cuantos puntos, más o menos mejor llevados, que tienen que ver con las tan señaladas fechas cristianas. Los mejores momentos de Los tres reyes malos tienen que ver con este tipo de chistes, más medidos, más correctos, más ingeniosos, que el resto del desmadre drogadíctico, amorístico, siendo estas escenas las protagonizadas por el Seth Rogen. Dicho sea de paso, Seth Rogen tiene la costumbre, como Woody Allen, de sacar a relucir (para bien o para mal del colectivo) su religión legada por sus padres “judíos radicales socialistas”. La satánica. No, es broma. La judía. He conocido a pocas personas que cambien de religión heredada y curiosamente todas las que conozco se han pasado a esta. A lo mejor es un club en el que merece la pena entrar.

Por lo pronto, al club que a ustedes les interesa entrar suele tener un precio que puede oscilar entre los 5 euros (cuenta la leyenda que incluso menos. Yo una vez vi a Rudolf) y los 15. Si disponen de ellos y están bien venidos arriba, adelante. Seguramente pasen un buen rato con una película de calidad (por favor, que no venga ningún absurdo a decir que esta película es una mierda. No explicaré por qué eso no tiene sentido que ya estoy cansado). Además, mola ver el trabajo de gente de nuestra generación (los 80), que pueden jugar con chistes generacionales sin que venga un abuelo a decir ¡NO! ¡TIENE QUE SER PARA TODA LA FAMILIA! A la mierda. Le doy un 7 y la película tampoco es para tanto.

Los tres Reyes Malos: Trailer

Crítica Los tres Reyes Malos: Navidad, revelaciones y drogas
DIRECCIÓN7
GUION6
INTERPRETACIÓN9
LO BUENO
  • El reparto está siempre entregado al 100% en la interpretación cómica
  • Mencionan y juegan al mejor video juego de la historia de los Shooter, el Golden Eye de Nintendo 64
  • Todas las referencias jocosas (Dickens, El Grinch, El Belén...) que realizan en la película
LO MALO
  • Los creadores de este tipo de películas han encontrado una fórmula cómoda y ya no arriesgan nada
  • Si no tienes el día esta película no te hará ninguna gracia
  • Si no hay final feliz no están contentos
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.