La perfección de Netflix: Crítica de la película

Llega a Netflix la película La perfección, un thriller psicológico en el que jóvenes promesas del violonchelo usarán sus ideas más pérfidas con tal de ascender en un contexto musical en el que el esplendor es lo único que importa. La cinta promete sangre, giros por doquier y protagonistas destrozadas. No os podéis perder nuestra crítica de la película La perfección, al menos tan perversa como la película.

Sinopsis de La perfección

Un certamen musical une la vida de dos chicas prodigio del violonchelo que forman parte del jurado. La envidia y la necesidad de mantenerse en la cima pondrá a prueba las capacidades y los sentimientos de ambas: amor, odio, venganza, rencor… todo vale en un thriller loco, siniestro e imprevisible.

Las promesas del violonchelo
Las promesas del violonchelo

Crítica de la película La perfección de Netflix

La propuesta me atrajo desde el principio: la obsesión de una joven por la perfección; un tour de force de cellos; un tono oscuro que recuerda a las obsesiones por la maestría deWhiplash o ‘Cisne negro’; el yugo de una academia obsesionada por la pureza musical y una protagonista (Allison Williams) que ya me había eclipsado en Déjame salir‘.

Y como ocurre en el paradigma musical, cuanto más alto subes desde más alto te caes. Mi gozo en un pozo. De La perfección a la ruina. Del cielo al infierno. De la curiosidad a la indiferencia total.

¿Cómo abordar la película entonces? Pues con humor y como un ejercicio de lo que no se debe hacer. De todo se aprende. Aquí arranca nuestra crítica de la película La perfección.

Escena de la película La perfección de Netflix
Escena de la película La perfección de Netflix

Un ejercicio de como no se debe hacer

La película comienza presentándonos a la protagonista, Charlotte (Allison Williams), una joven torturada por su pasado que acaba de superar la muerte de su madre y quiere retomar su carrera musical. Para ello viaja a Shangái, donde se encuentra con sus antiguos mentores, Anton (Steven Weber) y Paloma (Alaina Huffman); y la nueva portento del violonchelo, Lizzie (Logan Browning). Presentación de los personajes. Hasta aquí todo bien.

El problema es que la película avanza, y no nos muestra un detonante hasta el minuto 45 (de los escasos 90 minutos de duración total). El camino hasta este eterno ecuador es excesivamente previsible, y no contentos con el desenlace a ésta introducción tan dilatada, el director decide retroceder en el tiempo con una técnica de “rebobinado hacia atrás” para contarnos lo sucedido desde otro punto de vista (cosa que además repetirá de nuevo más adelante).

El guión, escrito por Eric C. Charmelo, Nicole Snyder y Richard Shepard (que también dirige) oculta sus carencias bajo el telón de una estructura capitular que no funciona. Tras éste incidente incitador tan lejano, se sucederán desconcertantes cambios de punto de vista, giros imprevisibles e insostenibles, y cabriolas técnicas que pretenden ocultar los desperfectos de estructura y sustancia.

Como broche final, la película La perfección de Netflix cierra con un clímax forzado y delirante; aunque al menos la imagen final, de gran belleza estética (aunque igualmente disparatada), frena la cuesta abajo del filme.

Allison Williams protagoniza la cinta
Allison Williams protagoniza la cinta

Un ejercicio de humor

Ante esta colección de incoherencias y disparates solo queda resignarse. Como ante ciertas películas de thriller/terror comoNosotros, abordar el género desde una perspectiva más jocosa y menos analítica ayuda a su disfrute. Si nos reímos con cada decisión absurda y asumimos las escenas gore como comedia negra, la película es más liviana.

Además como punto positivo y por suerte, contamos con una polifacética Allison Williams que es capaz de cambiar su faceta tierna por la más psicótica en una mirada, y un mentor igualmente dual en sus registros serenos/perversos. Sin embargo su compañera de reparto, Logan Browning, peca de una actuación demasiado exagerada.

La cinta también se apoya en decisiones acertadas, como encuadres y composiciones cromáticas bellas o el uso del cello para acompañar ciertas escenas con sus sonidos celestiales (cuando abandona el instrumento, suele ser para mal).

No sé cual es la intención de los realizadores, pero considero que echarse unas risas es la mejor forma de abordar el visionado de la película La perfección.

Logan Browning en una escena de la película
Logan Browning en una escena de la película

Opinión final de la película La perfección de Netflix

Fallido thriller que abusa de la sobre-explicación y los giros desproporcionados que desvirtúan a los personajes. Sólo Allison Williams y la paciencia del espectador pueden salvar una cuesta abajo inevitable en la que ayuda tomártela con garbo y ligereza.

Trailer

DIRECCIÓN
2
GUIÓN
1
INTERPRETACIÓN
6
LO BUENO
Allison Williams.
Que te la puedes tomar con humor.
LO MALO
Estructura pésima: no existe detonante hasta la mitad de la película.
Los giros repentinos no son coherentes con las motivaciones de los personajes.
Pretende ocultar sus carencias en un falso velo técnico y una estructura organizada en capítulos.
3
Más artículos
Crítica de la película Superfly en Netflix
Película Superfly en Netflix | Crítica y opinión final | Gangsters y trap