Crítica de la película ‘Déjame salir’ (2017): Inteligente e innovadora

Daniel Kaluuya se queda con esta cara al descubrir las intenciones de los padres de su chica
Daniel Kaluuya se queda con esta cara al descubrir las intenciones de los padres de su chica

‘Déjame salir’ es la acertada ópera prima del director Jordan Peele que llega a los cines este soleado fin de semana. Thriller de terror psicológico que esconde una evidente denuncia social hacia el racismo vigente entre la población americana.

‘Déjame salir’: Original y estimulante

Déjame salir es una propuesta original y estimulante que demuestra que el cine de género puede aún dar muchas sorpresas. Lo que en un primer momento, debido a su título y cartel, puede parecer otra película más donde un grupo de adolescentes americanos son brutalmente atacados por un fanático durante un apacible fin de semana en una casa rural, se transformará en una inquietante cinta de suspense donde prevalece el asedio psicológico al físico y que juega a ir dejando sin posibles opciones de escapatoria a su protagonista con la inocente premisa, ‘a priori’ claro, de conocer a los padres de su chica.

Allison Williams y Daniel Kaluuya son la parejita ideal
Allison Williams y Daniel Kaluuya son la parejita ideal

Jordan Peele se estrena con éxito en la gran pantalla gracias a una cinta tan inteligente como angustiosa. El hasta el momento actor -de comedias de no muy buena acogida por cierto- ha sabido sacarle todo el partido necesario a su reducido presupuesto de apenas siete millones de dólares, y recaudar más de ciento cincuenta durante su estreno en Estados Unidos. Y cómo no, dar de paso una merecida lección racial a más de un convencido votante de Donald Trump, y por partida doble… (sólo sabréis hasta que punto si pasáis por taquilla). Su director ha realizado una poderosa crítica social con la potencia de un thriller de terror psicológico, donde nos recuerda que ni los blancos más clasistas, ni los más progres rollo “soy súper fan de Obama”, logran “calmar las aguas” y terminan por hermanar dos culturas en pie de guerra destinadas a compartir continente. Un racismo latente en una sociedad que, aunque empeñada en ocultarlo, parece no haber dejado atrás las plantaciones de algodón.

Jordan Peele, el director de la cinta
Jordan Peele, el director de la cinta

Peele generará un desasosiego desesperado en la sala de butacas utilizando como recurso principal ese odio racial tan presente en la sociedad americana en estos momentos. Mediante ingeniosos gags o inquietantes personajes, el director -también guionista- nos guiará por un argumento al que conseguirá darle la vuelta completamente, una y varias veces, convirtiendo así lo que sería un idílico fin de semana en la casa de los padres de la novia blanca, Rose (Allison Williams), de nuestro protagonista, Chris (Daniel Kaluuya), en una auténtica pesadilla que dará comienzo con la fabulosa escena de la sesión de hipnosis nocturna.

Bradley Whitford y Catherine Keener son los inquietantes padres de la novia
Bradley Whitford y Catherine Keener son los inquietantes padres de la novia

Peele basa su acierto en echarle el suficiente valor y coraje como para firmar un thriller que juega con el miedo de los afroamericanos a pasearse de noche por un barrio blanco acomodado; a relatar típicos y tópicos como la capacidad sexual de la población masculina negra; a denunciar el miedo de dichas personas a que les pare un coche de policía; al trato de inferioridad; a la exclusión de derechos; a la explotación; y en definitiva a la discriminación. Para todo ello se valdrá del personaje de Chris, ese joven fotógrafo afroamericano que introduce hasta “la boca de lobo” sin ningún tipo de resistencia. Poco a poco entraremos en este peculiar infierno, donde nada ni nadie es quién aparenta por mucho que su futura familia política intente agradarle, algo le dirá que tiene que salir huyendo de esa casa.

Betty Gabriel, la siniestra criada
Betty Gabriel, la siniestra criada

Déjame salir es capaz de rendir culto tanto a las pelis de serie B, con cierto regustillo gore, como al cine ochentero; resultar inspiradora e innovadora como las recientes ‘La Purga’ o ‘La invitación’; y todo ello sin olvidar evidenciar un problema intrínseco de racismo que parece no querer ponerle freno ninguno de los políticos que habitan La Casa Blanca. Una película que denuncia que negro que desaparece, negro que no se busca; y que los negros tienen que defenderse entre ellos. Una película de ficción que lamentablemente tiene mucho de realidad, consiguiendo mediante su hora y cuarenta y cinco de entretenimiento hacer reflexionar al espectador.

DIRECCIÓN
8
GUION
7.5
INTERPRETACIÓN
7
Nota de lectores3 Votos
9.5
LO BUENO
La sabia combinación de géneros.
La sólida denuncia al racismo existente en Estados Unidos hacia la comunidad afroamericana.
LO MALO
Que su eslogan como cinta de terror disuada a un buen número de espectadores.
7.5
¿Te unes?