Crítica de La hija oscura: Película con Olivia Colman y Dakota Johnson

El abismo de la maternidad

La hija oscura (The Lost Daughter) es una de esas películas incómodas que pone el foco en los aspectos oscuros de la vida. En este caso, la cinta de Maggie Gyllenhaal acentúa esa incomodidad, al exponer las sombras inherentes a algo tan aparentemente luminoso como la maternidad.  Aquí os dejamos con nuestra crítica. 

Sinopsis

Durante unas vacaciones en solitario en una isla griega, Leda (Olivia Colman) observa en la playa a una madre (Dakota Johnson) con su hija, que forman parte de una extensa e inquietante familia. Su curiosidad inicial hacia ellas se tornará obsesiva y la llevará inexorablemente a rescatar episodios inconfesables y ominosos de su pasado. 

Olivia Colman
Olivia Colman

Crítica de la película La hija oscura

Un viaje siempre es un movimiento direccional, un tránsito que desde un punto de partida da inicio a la mutación. En el caso de Leda (Olivia Colman), es este un desplazamiento en lo físico y en lo simbólico, puesto que el viaje, que tenía como finalidad el ocio y el placer, acaba convirtiéndose en un calvario hacia los rincones más oscuros de su pasado. En este proceso, las interacciones con las personas que se cruzan en su camino se enrarecen y se llenan de tensión, ya sea sexual o emocional, empañadas por los secretos y deseos que subyacen bajo la apariencia educada y distante de la protagonista.

Maggie Gyllenhaal, a la dirección de la película La hija oscura, evoca y descarga hábilmente esa tensión a través de la metáfora de la fruta, que tras su apariencia de plenitud y perfección esconde un dorso podrido. 

Dakota Johnson
Dakota Johnson

El juguete perdido

Un acontecimiento banal sirve de excusa para acercar a los personajes y crear un vínculo entre ellos, aunque éste pronto se vuelve perverso y amenazador, atravesado por la contradicción entre lo que se quiere mostrar y lo que se muestra realmente. En un mundo en el que gozar es un imperativo, los personajes mantienen a raya su propio sufrimiento bajo la apariencia de una normalidad risueña y cordial. Pero, inevitablemente, la evidencia de su fracaso se cuela por las fisuras de esa apariencia monolítica de felicidad, exponiendo una vulnerabilidad incómoda de mostrar. En la película La hija oscura, Gyllenhaal atraviesa toda esta tensión a través de planos cerrados y un ritmo pausado, que se detiene en los gestos, las miradas, los matices de la emocionalidad para crear un clima inquietante y lleno de suspense.  

Olivia Colman
Olivia Colman

Luces y sombras de la maternidad

Porque cuando una se enfrenta a la maternidad, en un tiempo en el que todo tiene que ser luminoso y transparente, nadie te advierte de que los hijos traen, inevitablemente, momentos sombríos. La imagen tradicional de la madre abnegada y dedicada a sus hijos contrasta con una sociedad que nos exhorta a desear, a gozar, a ejercer ese paradójico oficio de ser “libres”. Tanto Leda como Nina se topan de bruces con el choque entre su imperante deseo y el rol de madre, y en ese debate interno no pueden evitar dejar a su paso juguetes rotos y sentir sobre sus espaldas la amenaza de la mirada inquisitoria de los demás.  

Dakota Johnson
Dakota Johnson

Opinión final de la película La hija oscura

La hija oscura (The lost daughter) es una película incómoda y conmovedora al mismo tiempo; incómoda porque pone bajo el foco lo impensable de las penumbras de la maternidad; conmovedora, porque coloca al espectador ante múltiples espejos que acaban reflejando siempre lo mismo: la contradicción entre biología y cultura que nos hace profundamente humanos. Gyllenhaal lleva estas contradicciones a extremos casi insoportables, pero lo hace apelando a un equilibrio malabarístico entre la tensión y la calma; a un tempo pausado y lleno de sutilezas emocionales, magistralmente expresadas por sus protagonistas, Olivia Colman y Dakota Johnson.

Lo realmente difícil en el cine es no caer en la pornografía de las sombras, en el discurso fácil de una moralidad vaciada de sentido. Lo difícil es mostrar esas sombras en su dolorosa dimensión humana, como parte ineludible del Eros.

Estreno y Ficha técnica

Título original: The Lost Daughter
Género: Thriller psicológico, Drama, Maternidad
Sitio Oficial: La hija oscura
País: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Fecha de estreno en España: 18 de febrero de 2022 en cines
Productora: Palm Drive Productions, CJ Entertainment
Distribuidora: Vértigo Films
Duración: 121 min.
Año: 2022
Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años

Ficha Artística

Dirección: Maggie Gyllenhaal
Guion: Maggie Gyllenhaal. Novela: Elena Ferrante
Música: Dickon Hinchliffe
Fotografía: Hélène Louvart
Reparto: Olivia Colman, Jessie Buckley, Ed Harris, Dakota Johnson, Peter Sarsgaard, Paul Mescal, Oliver Jackson-Cohen, Dagmara Dominczyk, Alba Rohrwacher

Cartel

Cartel de la película La hija oscura
Cartel de la película La hija oscura

Trailer

RESEÑA FINAL
En definitiva, La hija oscura es una película atravesada por un suspense sutil e inquietante, que se expresa a través de lo cotidiano y que nos arrastra a los rincones más oscuros de nuestro ser.
DIRECCIÓN
7
GUIÓN
8
INTERPRETACIÓN
10
LO BUENO
La interpretación de Olivia Colman, llena de matices.
LO MALO
El predominio de planos cerrados en ocasiones resulta visualmente poco atractivo.
8.3
Nota