Crítica: Llega a las carteleras la esperada nueva versión en acción real de ‘La Bella y La Bestia’ (2017) de Disney. ¿Merecerá la pena su paso por taquilla? Te desvelamos sus pros y sus contras (eso sí, sin spoilers).

Crítica de la película ‘La Bella y La Bestia’ (2017)

Opiniones por parte de periodistas y críticos de cine tras el visionado de la película hay de todos los tipos. Gente que la ama y gente que la odia, pero ni tanto ni tan poco. Ni es para echarse a llorar, literalmente -los suspiros y sollozos se escuchaban por toda la sala en el pase de prensa-, de emoción desde la primera escena viendo a Bella recorrer su aldea; ni tan mala para salir de la película echando pestes de Disney y de su empeño por los remakes en “carne y hueso”. El principal obstáculo con el que se encuentra La Bella y La Bestia (2017) es que las expectativas están tan altas tras la inmejorable versión original del Disney animado (1991), que superarla o igualarla en su versión de acción real es prácticamente imposible. Ni hay que decir que no lo consigue pero ¿merece la pena verla?

Emma Watson y Kevin Kline son Bella y su padre

Emma Watson y Kevin Kline son Bella y su padre

La historia que nos presenta la película es prácticamente un calco de la original, hay un par de secuencias, personajes y canciones que se salen del guion del 1991, pero por lo demás estaremos en terreno conocido. ¡Y tanto!… visionar esta nueva versión de La Bella y La Bestia es como si realmente nos hubiéramos introducido dentro del mismísimo cuento. Increíble el diseño de producción de la película, simplemente extraordinario. Fotograma por fotograma la película calca los escenarios y vestuarios de la versión animada (claro, con algún que otro cambio para no disfrazar a los protagonistas… algo que ya le han criticado por las redes sociales a la diseñadora de vestuario Jacqueline Durran). Sin duda visitaremos la aldea de Bella y, cómo no, su casa; cantaremos y bailaremos en la taberna de Gastón; recorreremos por completo el castillo encantado de la Bestia; nos perderemos junto al padre de Bella en el frondoso y nevado bosque de las inmediaciones del castillo… ¡increíble! Si Disney decidiera realizar visitas guiadas a los decorados de la película, lograría recaudar tanto o más que en las taquillas durante el fin de semana de su estreno.

Bella vuelve a dar calabazas a Gastón

Bella vuelve a dar calabazas a Gastón

‘La Bella y La Bestia’ (2017): Cómo son sus personajes

Disney, y su director Bill Condon, consiguen además el más difícil todavía, convencernos con esta versión “real” de Bestia. Algo complicadísimo pero que el equipo encargado de la tecnología CGI ha sabido plasmar a la perfección al lograr combinar sabiamente en el rostro del personaje tanto los rasgos salvajes de la Bestia como los humanos del actor que le interpreta, Dan Stevens, todo ello sin perder la esencia del personaje animado. Sin embargo, lo que a priori parecía más sencillo de lograr no termina de seducirnos: la elección de Emma Watson como Bella. Por más que el público intente con todas tus fuerzas ver a Bella en la joven Watson, no lo conseguirá. La actriz es demasiado rubia, demasiado seria -tanto que puede resultar un tanto estirada- y demasiado sosa. Bella es un personaje que desprende por su carisma especial; una magia que la hace irresistible. Culta, luchadora, osada, inconformista, y a la vez dulce, bondadosa, bella -como su propio nombre indica-, cercana. A Watson desgraciadamente le falta ese brillo.

La Bestia vive encarrada en su castillo

La Bestia vive encarrada en su castillo

Otros que no terminan de convencer son los objetos animados del castillo de Bestia, vamos Lumiere, Ding Dong, Chip, Sra. Potts y el resto de la pandilla encantada. En su versión realista pierden todo su encanto, su chispa, su magia… es como si te hubieran arrebatado sin más a algunos de tus mejores amigos de la infancia. No comentaré qué actores famosos se encuentran tras qué personajes para mantener el interés hasta el momento final cuando se disuelve el hechizo. Quizá el único momento de interés de estos personajes.

En cambio, el malo malísimo de La Bella y la Bestia, Gastón, está más que conseguido. El actor Luke Evans logra desaparecer en favor de su personaje. Rudo, bruto, egoísta, tirano, y sobre todo, muy muy presumido. Definitivamente Evans parece haber nacido para encarnar al personaje. A su lado, como si viéramos a Don Quijote y Sancho Panza, conoceremos a uno de los personajes más graciosos de la cinta, Lefou, interpretado por Josh Gad. Un papel que cómo ya bien sabréis ha generado mucha polémica al ser el primer personaje homosexual en una película Disney -que digo yo… ¡ya era hora!-. El caso es que Gad nos regalará los mejores gags de la cinta mientras corretea cerca siempre de Gastón ayudándole en sus planes malvados y, cómo no, adulándole sin parar. Grandiosa la secuencia de la mítica canción sobre las múltiples virtudes de Gastón en la taberna.

Josh Gad y Luke Evans como Le Fou y Gastón

Josh Gad y Luke Evans como Le Fou y Gastón

Pero el momento más esperado llegará al escuchar los primeros acordes del archiconocido tema que arranca con “Se oye una canción que hace suspirar…”, sin duda nos encontramos ante uno de los momentazos cinematográficos más icónicos de la historia del cine de animación. En aquel 1991, y por primera vez, rodaban esa escena del mítico baile en 3D logrando acentuar así la sensación de profundidad. Superar las expectativas que genera dicha escena, y lo espectacular que ya resultaba en su versión animada con efectos de grúa incluidos, es algo casi casi inalcanzable. Al terminar sólo podrás decir, bien, correcta. Que no es poco si pensamos en el peligroso terreno en el que se adentraba su director Bill Condon.

Bella y Bestia en la enorme biblioteca del castillo encantado

Bella y Bestia en la enorme biblioteca del castillo encantado

Conclusión final de ‘La Bella y La Bestia’ (2017)

Si eres de la generación que acudió ansioso al cine, tras semanas dándole el coñazo a tus padres, para ver aquella historia que hablaba de que la verdadera belleza de las personas se esconde en el interior; si no parabas de tararear aquello de “Bella y Bestia son…”; si te pasabas horas intentando dibujar a Bestia, a Lumiere, a Chip… no hay ninguna duda: ¡tienes que ir al cine a ver esta La Bella y la Bestia en acción real! Puede que no mejore los grandiosos recuerdos que tienes de la cinta del 91 -ni falta que hace, esos son insustituibles-, pero estoy convencida de que la disfrutarás igual. Eso sí, le pondrás más de un pero.

Crítica de la película 'La Bella y La Bestia' (2017): Impresionante a nivel visual
DIRECCIÓN7.5
GUION6
INTERPRETACIÓN7
DISEÑO DE PRODUCCIÓN9
LO BUENO
  • Su impresionante diseño de producción.
  • La más que realista Bestia.
  • La pareja formada por Gastón y Lefou, interpretados por Luke Evans y Josh Gad.
LO MALO
  • Emma Watson no convence como Bella.
  • Alguna secuencia y canción que la relentizan.
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (11 Votes)
7.2

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.