El mundo es suyo: Los secundarios más famosos de Ocho apellidos catalanes y de Allí abajo, los así mismos denominados los compadres, se lanzan una vez más en solitario a la aventura cinematográfica. Lamentablemente El mundo es suyo, dirigida y protagonizada por Alfonso Sánchez, es un claro ejemplo de lo agotador que resulta ver una y otra vez en cartelera proyectos carentes de guion y completamente repetitivos.

Opinión “El mundo es suyo”

Con la llegada del calor aterriza en los cines la película casposa de la temporada que no podía faltar en nuestra cartelera anual: El mundo es suyo. Una propuesta que intenta copiar el universo caótico, desfasado y españolista que enmarcaba Torrente pero, lamentablemente, cuando la saga ya estaba de capa caída. Un buen ejemplo sería Torrente 4, entrega donde a Santiago Segura se le había ido ya completamente de las manos su producto estrella, desgastándolo hasta decir basta. Pues bien, la que nos ocupa es un Torrente ya en horas bajas, eso sí, sin cameos -que nadie espere ver a Dani Rovira– pero que igualmente agota las posibilidades de sus personajes al sumergirlos en una película carente de guion. Una especie de función de fin de curso, donde todo pasa al tuntún sin ningún tipo de línea argumental, pero de forma soez y chabacana. La única excusa para presentarnos la trama: la comunión del hijo de uno de los compadres, Fali (Alfonso Sánchez).

Alfonso Sánchez, director y protagonista de la película “El mundo es suyo”

Pero son muchos más los puntos en común que unen a Santiago Segura y a Alfonso Sánchez de lo que en un primer momento se pueda esperar. Ambos actores son protagonistas, directores y guionistas de su propio producto “estrella”. Una idea (el corto “Eso es así) que un buen día decidieron lanzar al escaparate público, recibiendo una gran aceptación y acogida, y que desde entonces han decidido explotar al máximo sin reparos ni remordimientos… si para Torrente lo aceptable fueron su tres primeras entregas; para el dúo de compadres (Alfonso Sánchez y Alberto López) que nos propone “El mundo es suyo” hace mucho que agotaron todos sus recursos.

Foto de la película “El mundo es suyo”

Los compadres, que dependiendo del día cambian de nombre sus personajes -siempre son interpretados por los mismos dos actores y desarrollan el mismo rol- se lanzaron a la fama gracias a un webserie. El éxito obtenido les llevó directos a la gran pantalla con “El mundo es nuestro” (2012); luego llegarían “Ocho apellidos catalanes” y “Ocho apellidos vascos“; una obra de teatro llamada “Compadres para siempre”; su participación en la serie de televisión “Allí abajo”; y no contentos con todo eso ahora nos presentan la que nos ocupa, El mundo es suyo. ¿Quién da más?

La película está repleta de gags arcaicos y manidos que proponen situaciones grotescas y rancias, sin ningún tipo de sentido ni gracia. La obra terminará basando su trama en el ir y venir de sus protagonistas por toda la ciudad de Sevilla, mientras son perseguidos por infinidad de secundarios fantoches.

Alfonso Sánchez y Alberto López en una imagen de la película “El mundo es suyo”

La propuesta pretende ser una crítica en clave de humor de ese andaluz “señorito” simpatizante del PP, tan corrupto como cualquiera de los políticos que admiran, chantajistas, vagos, puteros, cocainómanos, pero eso sí, siempre fervientes y devotos de la Esperanza Macarena de Sevilla e incondicionales de la Feria de Abril. Vamos, una cinta repleta, una vez más, de típicos tópicos, pero con el fin completamente fallido de resultar un sátira divertida e inteligente.

Conclusión “El mundo es suyo”

Como conclusión a mi crítica diré: “Una comedia española tan fantoche y desafortunada que no serán pocas las ganas de salir huyendo de la sala de cine a los pocos minutos de que dé comienzo tan pueril espectáculo. Este es el tipo de cine español que no queremos que nos represente ni dentro ni fuera de nuestras fronteras”.

Análisis "El mundo es suyo": Compadreo casposo y desfasado
DIRECCIÓN0.1
GUION0.1
INTERPRETACIÓN5
LO BUENO
  • Los títulos de crédito.
LO MALO
  • Que no tenga guion.
  • Los gags viejunos y sin sentido.
  • La escena con Mar Saura de vergüenza ajena.
1.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.6

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.