Crítica de Amor, boda, azar (Netflix). Peli, manta y sofá

Disponible en Netflix

Amor, boda, azar de Netflix supone el debut en el largometraje de Dean Craig. Una comedia ligera de corte romántico que cuenta con un acertado elenco, donde destaca el trabajo de Sam Claflin. Os dejamos con la crítica de Amor, boda, azar, ¿logrará conquistarnos su juego de azar?

Sinopsis de Amor, boda, azar (Netflix)

Jack (Sam Claflin) y Dina (Olivia Munn) se conocen durante un viaje a Roma. Los románticos días de vacaciones se terminan y cada uno vuelve a su ciudad y a su trabajo. Ambos tendrán que esperar a la boda de la hermana de Jack, Hayley (Eleanor Tomlinson), para volver a coincidir y quizá retomar la historia que se quedó a medias en Roma.

Sam Claflin y Eleanor Tomlinson en la película
Sam Claflin y Eleanor Tomlinson en la película

Crítica de Amor, boda, azar (Netflix)

Amor, boda, azar es el título de la comedia romántica con la que Dean Craig, guionista de ‘Un funeral de muerte’ (2007)  y ‘Una boda de muerte’ (2011), se estrena como director en el largometraje. Una película de “peli, manta y sofá”, así define el canal Divity sus películas de sobremesa orientadas a un público mayoritariamente femenino.

La pareja protagonista, Olivia Munn y Sam Claflin
La pareja protagonista, Olivia Munn y Sam Claflin

Amor, boda, azar de Netflix

No sé que pasa con las películas de Netflix pero no terminan de funcionar en su gran mayoría, señalando claramente como muy superior su catálogo de series. Sus propuestas son anodinas, no pasando de un aprobado “por los pelos” en la mayoría de las ocasiones. Cuentan con medios y buen reparto pero sus guiones son bastante simplones, algo que se hace especialmente notar cuando hablamos del género de comedia.

Este será el principal problema del estreno de la plataforma durante esta Semana Santa de confinamiento. La cinta tiene todo a priori para enganchar al público: buen acabado técnico, buenas localizaciones, un reparto de caras conocidas… sin embargo volverá a dejar pasar esta magnifica ocasión de brillar. Aquí comenzamos con nuestra crítica de Amor, boda, azar, que supone el remake de la comedia francesa ‘Plan De Table’ (2012).

Escena de Amor, boda, azar de Netflix
Escena de Amor, boda, azar de Netflix

La dirección del debutante Dean Craig

Dean Craig vuelve a tirar de uno de los temas más recurrentes en el cine de comedia: las bodas. Ejemplos de lo bien que funciona esta “celebración del amor” en la gran pantalla tenemos bastantes: ‘Tres bodas y un funeral’ (1994), ‘La boda de mi mejor amigo’ (1997), ‘De boda en boda’ (2005), ‘La boda de mi mejor amiga’ (2011), y así un largo etcétera.

Hace pocos meses, durante el junket de ‘Hasta que la boda nos separe’, tuve la ocasión de hablar con el director Dani de la Orden de lo que denomina el género nupcial, del cual se declaraba un gran fan y donde me comentaba la estructura cinematográfica que ya tenía en si misma una boda.

Las bodas y su potencial en la comedia
Las bodas y su potencial en la comedia

Lo peor de la propuesta

La película Amor, boda, azar basa su argumento en la disparidad de enredos que se sucederán durante dicha celebración, pero su gran problema será que su guion nunca va a más. El absurdo de las situaciones no se explota, por lo que la mayoría de los gags que propone no funcionan. El resultado final resulta extraño ya que da la sensación de que pese a sacar vómitos o un tipo metiéndose cocaína cada poco, quisiera resultar elegante y para todos los públicos. Un fino equilibrio que alcanza, pero que no convence al espectador.

El reparto de Amor, boda, azar

El reparto coral de la película es su punto fuerte. Todo el elenco esta acertado y entregado a la propuesta, destacando considerablemente Sam Claflin como Jack. El actor inglés bien podría ser proclamado el heredero de uno de los reyes de la comedia romántica: Hugh Grant. Con su carisma logra que el espectador no pierda el interés por la historia en ningún momento.

Los amigos de la novia en Amor, boda, azar de Netflix
Los amigos de la novia en Amor, boda, azar de Netflix

Opinión final de Amor, boda, azar (Netflix)

La propuesta de Dean Craig tiene un prometedor arranque pero todo su encanto se va diluyendo según pasan los minutos de metraje. Por todo esto, Amor boda, azar de Netflix se convierte en esa típica comedia ligera que ni molesta ni engancha. Una película más que no dejará huella.

Trailer

DIRECCIÓN
6
GUIÓN
5
INTERPRETACIÓN
6.5
Reseña de lectores0 Votos
0
LO BUENO
Sam Claflin y el resto del reparto.
LO MALO
Que se deja ver y poco más.
No explota sus situaciones cómicas.
5.5
Más artículos
Game Over Tío: Crítica de la película de Netflix (Opinión)