8.3

Crítica de la película “Nunca es demasiado tarde”: Amarga soledad

En "Nunca es demasiado tarde" un funcionario del ayuntamiento de Londres dedica su vida a buscar familiares y acompañar en su entierro a las personas que mueren solas. No hay mejor punto de partida, fresco e ingenioso, para abordar el individualismo y la desesperación que anida en las grandes ciudades.