¡Love is in the air! ¡Llega San Valentín, y seleccionamos las 10 mejores películas románticas! Fecha idolatrada por los eternos enamorados y odiada a partes iguales por los solteros. Los escaparates se vuelven de color rojo, hay corazones colgando por todos sitios y si tienes pareja ya es hora de que vayas pensando en un regalillo para el día 14 y que no “te pille el toro”.

Y si la vida no es nada sin amor, ¡imaginaros el cine! ¿Qué sería de la historia del cine sin esas grandes historias de amor que han logrado traspasar la gran pantalla? Hoy repasamos algunas de las historias de amor más memorables del celuloide y os damos un planazo romántico para pasar en pareja este fin de semana: ¿qué os parece una maratón de pelis románticas? En este top 10 mejores películas románticas para San Valentín os dejo algunas ideas para pasar una noche romántica y no tan pastelosa como a priori estás pensando…

Las 10 mejores películas románticas para San Valentín

  • El lado bueno de las cosas (2012)

Dos “pobres locos” unidos por el destino en un entorno que les rechaza. Así, y gracias a un importante baile, pasarán de amigos a convertirse en algo más, ese algo más que hace que la vida valga la pena. Pat (Bradley Cooper) y Tiffany (Jennifer Lawrence) consiguen empezar de cero gracias a un amor inocente, alocado y entrañable. Siempre hay un lado bueno de las cosas, sólo hay que empeñarse en encontrarlo y en ser feliz.

  • Titanic (1997)

Peliculón con intensa historia de amor donde las haya. ¿Alguien no recuerda a Rose (Kate Winslet) y a Jack (Leonardo DiCaprio)? Y otra pregunta que seguramente te has hecho alguna vez -ojo spoiler si no has visto Titanic, que lo dudo- ¿por qué sólo permanece encima de la tabla en medio de ese gran océano ella? ¿le quería tanto cómo hacía creer? Siempre he pensado que encima de esa puerta podían flotar y salvarse dos personas pero bueno, eso siempre quedará en la conciencia de James Cameron.

  • 50 primeras citas (2004)

Adam Sandler y Drew Barrymore -no me he vuelto loca, esta peli es aconsejable- protagonizan una divertida pero a la vez dura y tierna historia de amor donde siempre es el mismo día, el día en el que se conocieron. En la cinta Sandler tendrá que luchar por conquistar el corazón de su chica cada mañana, ya que esta, tras sufrir un grave accidente, es incapaz de convertir la memoria de corto plazo a largo plazo y por lo tanto de conservar ningún recuerdo.

  • La boda de mi mejor amigo (1997)

No te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes… esa es la moraleja de una película que conquista desde el primer minuto gracias a una Julia Roberts despiadadamente divertida -capaz de todo por amor, o ¿es más bien obsesión?-, a una inocentona pija a la que encarna como nadie Cameron Diaz y a un encantador mejor amigo gay al que da vida Rupert Everett -¿a quién no lograría conquistar este hombre?-. Entre risas, algún momento tierno y a un momento musical memorable con el tema ‘I say a little pray for you’ como protagonista, transcurre esta historia de amor y de amistad incondicional.

  • Cita a ciegas (1987)

No es muy conocida entre el público pero es sin lugar a dudas una de mis preferidas cuando hablamos de comedia romántica. Si quieres pasar una noche románticamente divertida, sin duda, esta es tu mejor elección. Una Kim Basinger que pierde totalmente el control si bebe algo con alcohol -tipo los Gremlins si los das de comer a media noche-, un Bruce Willis que las pasa realmente canutas durante toda la película intentando que su “cita a ciegas” llegue sana y salva a su casa, y un John Larroquette totalmente enloquecido intentando reconquistar a su ex a toda costa. Quédate con este nombre: Walter Davis, todo un crack.

  • Bajo la misma estrella (2014)

¿Una película ñoña y dirigida a un público adolescente? Sólo en parte. El filme de Josh Boone es capaz de transmitir la incertidumbre que sufren estos dos chicos en una edad cambiante como es la adolescencia y con la sombra alargada de una enfermedad tan odiosa como el cáncer. De esta manera conseguirá normalizar los sentimientos de los protagonistas para que el espectador empatice con ellos, no los compadezca.

  •  Un San Valentín de muerte (2001)

Bueno vale, es una frikada pero que mejor que una de asesinatos -aunque sea una imitación mala de la gran ‘Scream’-  para pasar la Noche de San Valentín. Las de miedo siempre han sido las preferidas para ir en pareja al cine, por eso de los sustos y esas cosillas… En esta ocasión veremos como una extraña cita en plena velada de San Valentín acaba en asesinato. ¿Y el misterioso asesino? Un psicópata enmascarado que contacta con sus víctimas previamente a través de una morbosa tarjeta de San Valentín. Ahí es nada. Una de sus protagonistas: una jovencísima Katherine Heigl –todos tenemos un pasado-.

  • La princesa prometida (1987)

Un clasicazo de los ochenta que no podía faltar en este top ten de películas para San Valentín. La épica historia de amor verdadero en la que el joven campesino Westley (Cary Elwes), logra conquistar el corazón de la bella Buttercup (Robin Wright Penn) con su famosa frase “como desees”. Amor, aventuras, duelos de espadas, la eterna venganza de Iñigo Montoya y gigantes se entremezclan bajo la batuta de Rob Reiner (Algunos hombres buenos, Misery).

  • Ghost (1990)

Si antes hablábamos de un clasicazo del cine ochentero, ahora nos encontramos frente a frente con uno de los noventa. Aquí, entre médiums y momentos alfareros subiditos de tono, vivíamos la historia de amor entre Molly (Demi Moore) y Sam (Patrick Swayze). En ellos la frase “hasta que la muerte os separe” va un paso más allá y aunque el acaba de fallecer tras un atraco callejero, su amor traspasa fronteras y, en este caso, dimensiones.

  • El diario de Bridget Jones (2001)

¿Qué mejor historia de amor que la de Bridget Jones? Y no sólo por terminar encontrándolo, sino por las ganas y el empeño de la pobre Bridget por hacerlo. Una historia en la que más de una se verá reflejada… estás loca perdida por el chulo-guaperas con el que sabes que nunca tendrás nada serio más que un rollito de una noche o dos, y luego está el buenazo-tímido que te cuida y te trata como te mereces pero ¿por cuál te decantas? Así, con alguna escena mítica como el momento ‘All By Mysel’ a lo Celine Dion, transcurren las peripecias amorosas de la Señorita Jones.

Por cierto, este año llegará una nueva entrega de las aventuras de Bridget bajo el título de ‘Bridget Jones’s Baby’. Protagonizada por Renée Zellweger -eso sí, con nueva cara-, Colin Firth y el nuevo fichaje de Patrick Dempsey, pero donde echaremos en falta la presencia del jefe-amor platónico de Bridget, Hugh Grant.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.