A un día del estreno de la película Mad Max: Furia en la carretera, y con ansias de mostraros la crítica de la película, te contamos las curiosidades y anécdotas más espectaculares y extrañas sobre la saga de Mad Max y su nuevo remake.

1. George Miller concibe este remake de Mad Max como una mezcla de un concierto de Hard Rock y Ópera.

Y pistas sobre ello deja claro en el trailer donde podemos ver a perturbados de Mad Max: Furia en la carretera suspendidos en el aire tocando enormes timbales mientras cruzan el desierto en uno de los bizarros vehículos concebidos para la película o el que sin duda esperemos dará más juego: El zumbado que tiene instalado un escenario sobre ruedas respaldado por una pared de bafles y armado con una guitarra eléctrica lanzallamas. Si esto no es una delirante ópera rock, que venga Dios y lo vea.

2. El director George tuvo la idea de la película mientras trabajaba como médico de urgencias atendiendo los accidentados de accidentes de tráfico.

Miller no dejaba de sorprenderse cada vez que tenía que asistir a las víctimas de los accidentes de tráfico. La mayoría de los implicados en dichos sucesos eran jóvenes que no sólo no se mostraban afectados por los accidentes, si no que además tendían a alardear sobre haber estado en involucrados en los sucesos donde había heridos de gravedad o… mejor aun, muertos. Viendo la situación, el joven licenciado en medicina George Miller, pensó en la posibilidad de hacer una película donde este problema quedase reflejado.

Charlize Theron y el director George Miller

Charlize Theron y el director George Miller

3. Mad Max: Una saga bien rentable.

Mad Max – Salvajes de la autopista, contó con un presupuesto estimado de menos de 500.000$. A día de hoy, se estima que el beneficio supera los 100.000.000 $… y eso sin contar la evolución de la franquicia, la taquilla de las siguientes entregas (Mad Max 2 y Mad Max: Más allá de la cúpula del trueno), y la que ahora toca, Mad Max: Furia en la carretera, que podría superar con creces la recaudación de las tres juntas.

4. Mad Max no fue la primera película de Mel Gibson.

Mel Gibson ya tenía una pequeña pero prometedora carrera en el mundo de la interpretación. Tras acompañar a su hermana a las pruebas de acceso a la escuela de interpretación de Sydney, el joven rebelde decidió postularse como alumno. Sólo 19 personas lograron entrar en la escuela entre las que se encontraba él pero no su hermana. Mel interpretó algunos papeles en un par de series de televisión mientras subía a las tablas de un pequeño local para representar creaciones de teatro experimental. No fue hasta su licenciatura en la escuela de interpretación cuando tuvo la primera oportunidad de hacer cine en “Summer City”, una película de bajo presupuesto en la que compartió reparto junto a su amigo Steve Bisley. El bueno de George Milller, lo vio en dicha película y pensó en el para que se convirtiera en el protagonista de Mad Max y… el resto ya es historia.

En el rodaje de "Mad Max: Furia en la carretera"

En el rodaje de “Mad Max: Furia en la carretera”

5. Una producción bestial.

Fueron necesarios cientos de artistas para conceptualizar el nuevo universo Mad Max, se dibujaron 3500 storyboards, se personalizaron y crearon a mano 150 vehículos, se manufacturaron miles de accesorios y cientos de piezas para el vestuario… ¡y todo fue transportado hasta el desierto de Namibia para rodar una inagotable guerra en “carretera” de más de seis meses de rodaje.

6. Todo en el mundo de Mad Max está intensificado, pero no es fantasía.

Lo que se ve en la película de Mad Max: Furia en la carretera, es lo que hay. Para el rodaje de tomas imposibles se utilizó la tecnología llamada Edge Arm, o lo que es lo mismo, un sofisticado brazo giratorio robotizado gracias al cual se pudieron rodar los planos tan complicados que aparecen en la película colocando la cámara en lugares imposibles sin hacer uso del “falseo” digital. Protagonistas como Tom Hardy y Charlize Theron han participado de verdad en las escenas de acción al igual que todos los especialistas que rodaron sus escenas in situ. Pensad en ello cuando los veáis colgados entre los coches o escalando por los vehículos.


Apenas unas horas nos separan del estreno de la película. Mañana acudiremos al pase de prensa y haremos un análisis de esta nueva versión de Mad Max: Furia en la carretera en nuestra crítica. Mientras, podéis acercaros a conocer algunos de los tarados que huyen de Madrid haciendo autoestop porque #MadMaxVuelve.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.