Llega a la gran pantalla la adaptación cinematográfica de la exitosa novela de Lorenzo Silva, “La niebla y la doncella”. Con motivo de dicho estreno entrevistamos a dos de sus protagonistas Verónica Echegui y Quim Gutiérrez.

La niebla y la doncella: Entrevista a Verónica Echegui y Quim Gutiérrez

Quim, tu personaje será el encargado de llegar a la isla para intentar esclarecer un asesinato que ocurrió hace años…

Sí, es muy complicado, por eso mandan a la UCO. Aunque ellos se empeñen en decir que son gente normal porque son muy humildes, son un grupo de élite en el campo de la investigación. Para mí se asemejan más al equipo de periodistas de Spotlight que intentan investigar a los sospechosos hasta ir cerrando el círculo, que a lo que estamos acostumbrados en una película de acción.

Andrés Koppel y Quim Gutiérrez durante el rodaje de la película "La niebla y la doncella"

Andrés Koppel y Quim Gutiérrez durante el rodaje de la película “La niebla y la doncella”

Verónica, y tu personaje ¿cómo lleva el hecho de que lleguen el sargento de la Guardia Civil Bevilacqua (Quim Gutiérrez) y su ayudante, la cabo Chamorro (Aura Garrido)?

Es desconcertante e inesperado, ella ni siquiera vive en la isla ya. Cuando llegan los compañeros a la isla, al sargento Bevilacqua no le conoce pero a Chamorro la conoce del pasado y es un reencuentro que para ella le plantea un juego. Está claro que tiene sentimientos encontrados con la situación.

Tengo entendido que la UCO de homicidios se implicó en el rodaje y os enseñó lo que era su trabajo.

Quim: Yo de lo que saqué más partido a la hora de desarrollar mi personaje fue de las primeras visitas que realizamos a sus oficinas. Probablemente porque es dónde pude observar esa peculiar dinámica de trabajo que tienen, y que no podía imaginarme que fuera así. Yo esperaba que fuera algo mucho más jerarquizado; es un cuerpo medio policial medio militar digamos que sí tiene esa jerarquía pero que funciona como un equipo. Se sientan y proponen ideas, así deciden el rumbo que tiene que tomar la investigación; y entonces no importan los galones si no lo pertinente de aquello que se dice. Y todo esto me dio muchas pistas de desde dónde trabaja mi personaje.

Verónica: Yo estuve trabajando con guardias civiles que hacen intervenciones para intentar pillar a “lo malos con las manos en la masa”. Y también hablé con una mujer que trabaja en la UCO, esta charla me sirvió mucho para tomar consciencia del riesgo que implica para ellos este trabajo y de las dimensiones que cobra en su vida personal. Cuánto se implican en las historias y cuánto tienen que sacrificar a nivel personal. En este trabajo siempre hay un precio más alto que pagar.

Quim Gutiérrez es el sargento Bevilacqua y Aura Garrido es la cabo Chamorro

Quim Gutiérrez es el sargento Bevilacqua y Aura Garrido es la cabo Chamorro

¿Cómo fue el rodaje en la isla de la Gomera? ¿Hay siempre tanta niebla como aparece en la película?

Quim: Sí, hay siempre mucha niebla; aunque eso sí, es caprichosa y aparece cuando quiere. A lo mejor la necesitas para rodar una escena y no es suficientemente densa, y al revés.

¿Os habíais leído la novela de Lorenzo Silva?

Verónica: Llegamos vírgenes al guion porque desde un primer momento nos indicaron que era una adaptación algo libre, que pese a estar aprobadísima por el autor, si se habían cambiado cosas de los personajes. El director, que también es el guionista, creía que no era oportuno porque podía influenciarnos en nuestro trabajo y su intención era construirlos de otra forma. Al final no empezamos por la novela, comenzamos el trabajo con el guion para ver qué es lo que quería contar y cómo quería hacerlo.

Quim, “La niebla y la doncella” forma parte de la que podríamos considerar saga y tu personaje es el elemento principal de todas ellas. ¿Te gustaría seguir siendo el sargento Bevilacqua en futuras entregas?

Si el proyecto me ofrece tantos retos como en esta ocasión sin duda. Yo me fui directo a por este personaje por las complejidades que tenía y el reto que ofrecía; por las complejidades que rondan la cabeza de mi personaje, por la dificultad del caso y cómo lo que ocurre le acaba modificando a él; dónde está muy presente el dolor de la pérdida de un hijo y lo que puede llegar a hacer alguien inducido por ese dolor; y dónde también tiene un papel fundamental el el sexo (aunque en la película se practique poco).

La niebla y la doncella: Vídeo entrevista a Verónica Echegui y Quim Gutiérrez

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.