Blake Lively y Anna Kendrick protagonizan la extraña pareja de amigas de “Un pequeño favor”, la nueva cinta del director Paul Feig. La adaptación cinematográfica de la novela de Darcey Bell conquista al espectador gracias a su acertado equilibrio entre humor y suspense.

Crítica

Del director de algunos de los títulos de comedia considerados de referencia en los últimos años, “La boda de mi mejor amiga” (2011), “Espías” (2015) o “Cazafantasmas” (2016), llega a la cartelera un relato tan chispeante como pertubador bajo el título de Un pequeño favor. Y es que su trama se basa el inocente pretexto para desaparecer por completo que Emily (Blake Lively) utilizará con su recién estrenada amiga Stephanie (Anna Kendrick): cuidar de su hijo unas cuantas horas tras salir del colegio.

Blake Lively es 'Emily' en "Un pequeño favor"

Blake Lively es ‘Emily’ en “Un pequeño favor”

Paul Feig sabe como manejar ante las cámaras a dos actrices referentes del cine en estos momentos, Blake Lively y Anna Kendrick, y sacar el mejor de los partidos a la reputación que ambas ostentan en el Hollywood actual. Lively será la siempre sofisticada, elegante, fashionista e intrigante Emily. Y Kendrick interpretará a la cantarina, inocente, simpática y leal Stephanie. La cool y la hortera. El yin y el yang. Dos polos opuestos que se necesitarán por diversos motivos: una para dar cuartada y cobijo a su fuga, y la otra para aportar algo de color a su rutinario y solitario día a día. Los dos personajes se admirarán y se odiarán a partes iguales durante toda la trama, componiendo juntas un rompecabezas de lo más atractivo para el espectador.

Anna Kendrick es 'Stephanie' en la película

Anna Kendrick es ‘Stephanie’ en la película

Otro de los factores que hacen que la película funcione es el acertado toque de humor negro que se respira en cada escena. Suficiente para que el espectador se sonría pero sin abusar para no sacarlo de esa pretendida atmósfera de misterio que introduce el personaje de Lively. Un equilibrio difícil de conseguir para crear un cóctel de lo más apetecible que inevitablemente nos recordará a una de las series de televisión que han marcado un antes y un después en la ficción: Mujeres desesperadas.

La película Un pequeño favor sólo descarrila en su tramo final donde serán tantas las vueltas de tuerca que el guion ofrezca para resolver el misterio, que el espectador terminará por perderse. El interés por descubrir quién es quién decae; lástima porque el planteamiento del juego entre lo hitchcockiano, el glamour del cine clásico francés y lo ácido de una comedia negra, había funcionado como un reloj hasta el momento.

Anna Kendrick y Blake Lively en la película "Un pequeño favor"

Anna Kendrick y Blake Lively en la película “Un pequeño favor”

Conclusión

Un pequeño favor acierta plenamente al apostar por el empoderamiento de sus dos protagonistas durante todo el relato. La química entre ambas fluye y eso hace que la película se eleve, y pese a que su trama no sea de lo más innovadora y sorprendente, la cinta dejará buen sabor de boca gracias a escenas como la de los martinis.

Crítica "Un pequeño favor": Entre el humor y la continua sospecha
DIRECCIÓN8.5
GUION7
INTERPRETACIÓN8
LO BUENO
  • Anna Kendrick y Blake Lively.
  • La acertadas dosis de humor y suspense.
  • Su toque a lo "Mujeres desesperadas".
LO MALO
  • Su tramo final repleto de idas y venidas con el propósito de alargar el suspense.
7.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.