Morgan Freeman, Alan Arkin y Michael Caine, tres ases de la gran pantalla, están dispuestos a cometer un atraco que les garantice una jubilación digna en ‘Un golpe con estilo’.

Crítica de la película ‘Un golpe con estilo’

Los duros días que vivimos no son justos para nadie. Paro, sueldos ínfimos, ninguna garantía social, edades de jubilación alargadas hasta el infinito, bancos embargando lo que tanto nos ha costado conseguir, jubilaciones de cuantías ridículas… todos temas que se encuentran desgraciadamente a la orden del día aunque nuestros políticos nos quieran vender una imagen de recuperación económica imparable. Lo más fuerte de todo esto es que el problema, que en ocasiones podemos suponer más propio de los países pobretones de la Unión Europea -España, Portugal, Grecia e Italia-, se repite con idéntico esquema en países tan prósperos como Estados Unidos.

Alan Arkin, Michael Caine y Morgan Freeman se presentan voluntarios como coartada para su plan

Alan Arkin, Michael Caine y Morgan Freeman se presentan voluntarios como coartada para su plan

Bajo el pretexto de una comedia amable donde tres ancianos planean, no sin dificultad, atracar su propio banco, hay mucho más. Hay una denuncia social hacia el sistema capitalista e insolidario en el que todos nos vemos envueltos. Dicho lo cual, Un golpe con estilo tendrá una apariencia yanqui pero funcionará a la perfección en nuestra cartelera, ya que no nos costará ningún trabajo empatizar con los personajes de Morgan Freeman, Alan Arkin y Michael Caine; los tres más que sagaces y carismáticos, convencen y nos hacen disfrutar de su aventura. Tres jubilados que en la recta final de sus vidas se plantean robar la cantidad justa de sus pensiones para poder llegar a fin de mes y tener una vida digna hasta que les llegue la muerte. ¿Qué podrías salir mal? ¿Qué les pillaran? Dada sus circunstancias, y que a uno de ellos están a punto de embargarle la casa donde vive con su hija y su nieta, la idea de terminar en la cárcel con un techo sobre sus cabezas y tres comidas al día ya no les parece tan mala opción.

Alan Arkin, Michael Caine y Morgan Freeman no se quedarán de brazos cruzados

Alan Arkin, Michael Caine y Morgan Freeman no se quedarán de brazos cruzados

De este modo la comedia se torna poco a poco en una clara denuncia social de un sistema que no mira por nuestros mayores que, habiendo trabajado toda la vida para su país, se ven obligados a mal vivir sus últimos años. Dicho concepto subyace en todo momento bajo la trama principal, siendo el verdadero motor de la misma.

Alan Arkin, John Ortiz, Michael Caine y Morgan Freeman planean el atraco

Alan Arkin, John Ortiz, Michael Caine y Morgan Freeman planean el atraco

Un golpe con estilo logra algo complicadísimo, que un remeke supere a la cinta original. Así el thriller ‘Going in Style’ que dirigió Martin Brest en 1979 quedará superado por esta nueva y vitalista revisión dirigida por el director y actor Zach Braff, sin duda su mejor incursión en la dirección hasta el momento, que cuenta con el también acertado guion de Theodore Melfi, el mismo que ya firmara St. Vincent. Juntos han logrado contar de manera cercana y delicada una realidad complicada, y no por ello han perdido humor y elegancia a la hora de hacerlo. Sin duda alguna han logrado tratar con el buen gusto y la delicadeza necesarios una película como esta, sin convertirla en una chabacana comedia geriátrica fácilmente olvidable dentro de las carreras cinematográficas de estos tres grandes del cine.

Crítica 'Un golpe con estilo': La venganza de los jubilados
DIRECCIÓN70%
GUION65%
INTERPRETACIÓN80%
LO BUENO
  • Entretenida y sagaz.
  • Sus tres protagonistas: Morgan Freeman, Alan Arkin y Michael Caine.
70%Nota Final
Puntuación de los lectores: (7 Votes)
87%

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.