Crítica de Sweet girl (2021): Película de Netflix con Jason Momoa

Cegada por la sed de venganza

Crítica de Sweet girl, la nueva película original de Netflix dirigida por Brian Andrew Mendoza que cuenta con Jason Momoa como protagonista. Las historias de venganza funcionan, pero también tienen sus límites. Y a ‘Sweet Girl’ le falta cuestionarse si perseguir obsesivamente el “ojo por ojo” es una manera sana de gestionar un trauma. Estreno en Netflix el 20 de agosto de 2021.

Sinopsis

Ray Cooper (Jason Momoa) ha perdido a su mujer y totalmente asolado jurará vengar su muerte. Su objetivo es la compañía farmacéutica BioPrime que retiró del mercado el medicamento que podría haberla salvado. Obsesionado con que los culpables paguen por lo que han hecho, Ray se embarcará en un viaje de venganza que acabará afectando más de lo que pretendía a la única persona que le queda: su hija(Isabela Merced).

Jason Momoa
Jason Momoa

Crítica de la película Sweet girl de Netflix

Es una historia de sobra conocida, el enfrentamiento entre el insignificante individuo y la poderosa corporación. El conflicto entre las motivaciones personales y los lazos afectivos y un sistema opresivo que solo se mueve por intereses económicos. Se trata de David contra Goliat. Sweet girl, la película dirigida por Brian Andrew Mendoza y estrenada el pasado 20 de agosto en el catálogo de Netflix, no es original al retratar a un hombre solitario luchando contra todo y contra todos. Tampoco creo que lo pretenda, pero su falta de innovación no es lo que falla.

De qué va Sweet girl de Netflix

Ray Cooper (Jason Momoa) es un padre de familia devastado por la muerte de su mujer (Adria Arjona) y obsesionado con vengarse de los responsables que impidieron que su esposa recibiese a tiempo el tratamiento contra el cáncer que podría haberla curado. Cegado por su sed de justicia, Ray se verá involucrado en una peligrosa red de corrupción que pondrá en peligro a su hija Rachel (Isabela Merced).

Sed de venganza

Las historias de venganza funcionan, y más en un thriller como este. Estamos programados para ponernos a luchar al lado del más débil y encontramos inmediatamente sentido a eso de hacerle pagar a alguien el sufrimiento que ha provocado. Gregg Hurwitz y Philip Eisner, los guionistas de la película, son conscientes de ello y tratan de usarlo a su favor. Pero el problema es que nuestra empatía con este tipo de historias también tiene sus límites.

Como espectadores entendemos el dolor de su protagonista, la frustración y desesperación que debe de sentir al ver que la posibilidad de salvar a su mujer se le ha escapado entre los dedos. Comprendemos su ira, su rabia y su necesidad de canalizarlas contra las personas que se las han provocado, pero también somos capaces de ver que lo tóxico que puede llegar a ser la obsesión. La película Sweet girl de Netflix falla en cuestionar los métodos y actitudes de su protagonista y en reconocer el peligro que supone dejarse llevar por la sed de venganza.

Jason Momoa en plan justiciero

Ray (Jason Momoa) es retratado como un héroe, un justiciero todopoderoso pero lo que nosotros vemos es un hombre que durante gran parte de la película antepone su necesidad de revancha a la seguridad de su propia hija. Es un protagonista egoísta, cegado por su dolor e incapaz de ver las consecuencias negativas que su manera de lidiar con el dolor y el duelo están teniendo en la vida de su hija. Esta incongruencia podría ser interesante y hacer más complejo al personaje, pero la película no solo desaprovecha la oportunidad sino que consigue el efecto contrario: que lleguemos a ver (involuntariamente) a su héroe como un villano. Y que, por lo tanto, en vez de vivir la historia a su lado, dejemos de empatizar con él.

Jason Momoa e Isabela Merced
Jason Momoa e Isabela Merced

Una trama bastante incoherente

Esta historia, a priori, predecible se guarda un as en la manga y cuenta con un giro de guion hacia el final de la cinta que logra sorprender. De hecho, vuelve la película mucho más interesante pero lamentablemente el efecto sorpresa se desvanece pronto y no está tan bien argumentado como para conseguir levantar la película. Y te deja con la extraña sensación de que solo funciona si no le das muchas vueltas, pero que si te parases a analizarlo caerías en la cuenta de que no tiene mucho sentido. En realidad, la incoherencia es algo propio de toda la película Sweet girl de Netflix, no solo de su final.

De manera que para disfrutarla te verás obligado a pasar por alto numerosos puntos problemáticos sin cuestionarla demasiado. Empezando por el hecho de que nunca se explica por qué sus protagonistas, personajes oprimidos y sin recursos, logran infiltrarse sin esfuerzo en reuniones supuestamente inexpugnables o pelear de tú a tú con los guardaespaldas mejor preparados del país o con los sicarios más letales. Sin duda, lo que impide que estas licencias de guion sean digeribles es el tono impreciso de la película.

La película Sweet girl de Netflix está teñida de una seriedad y pretendida sensibilidad social que no acaban de encontrar su lugar en una historia que está claro que prefiere optar por el efectismo de peleas espectaculares y frases importantes pero vacías de significado. Es tramposa tanto en la construcción de sus personajes como en la resolución de su trama. Y la sed de venganza sobre la que se fundamenta no es lo suficientemente potente como para cegarnos tanto que nos impida darnos cuenta.

Opinión final de la película Sweet girl de Netflix

La película Sweet girl de Netflix no tiene claro qué tipo de película quiere ser y ese es su principal obstáculo. Es fallida porque se queda en la superficie de una trama de venganza simplista que trata de enmascarar con voces en off intensas y un ambiente de grandeza. Pero que no es capaz de rellenar con un guion sólido. Recurre a fórmulas narrativas que han funcionado en numerosas ocasiones en otras historias pero el préstamo no logra disimular sus propios defectos.

Estreno y Ficha técnica

Título original: Sweet girl
Género: Thriller, Acción, Venganza
Sitio Oficial: Película Sweet girl de Netflix
País: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Fecha de estreno en España: 20 de agosto de 2021 en Netflix
Productora: ASAP Entertainment, Pride of Gypsies, On The Roam
Distribuidora: Netflix
Duración: 96 min.
Año: 2021
Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años

Ficha Artística

Dirección: Brian Andrew Mendoza
Guion: Philip Eisner, Gregg Hurwitz, Will Staples
Música: Steven Price
Fotografía: Barry Ackroyd
Reparto: Jason Momoa, Isabela Merced, Manuel García-Rulfo, Adria Arjona, Raza Jaffrey, Justin Bartha, Lex Scott Davis, Michael Raymond-James, Dominic Fumusa, Nelson Franklin, Reggie Lee, Brian Howe, Dale Pavinski

Cartel

Cartel de la película Sweet girl de Netflix
Cartel de la película Sweet girl de Netflix

Trailer

 

RESEÑA FINAL
El fin nunca justifica los medios. Pero la película Sweet Girl de Netflix pretende que lo olvidemos para disfrutarla. Entrar en su juego implica ser igual de inconsciente que sus personajes y no pararnos en ningún momento a mirar alrededor y reflexionar sobre todo el estropicio y los cabos sueltos que está dejando la historia por el camino con tal de conseguir llegar al final.
DIRECCIÓN
6
GUIÓN
4
INTERPRETACIÓN
6
LO BUENO
El giro final logra lo que pretende, ser inesperado y sorprendente.
LO MALO
Tener que esperar hasta el giro final para que la película se vuelva interesante.
5.3
Nota