Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever son Súper empollonas
Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever son Súper empollonas

Crítica de la película ‘Súper empollonas’

Súper empollonas es una comedia adolescente sobre dos chicas con una carrera envidiable en el instituto y un futuro prometedor, que descubren que sus compañeros, sin tanto esfuerzo, pueden acceder a universidades tan buenas como la suya. Una fiesta que se sustenta en la química de sus dos protagonistas. ¿Valdrá la pena su visionado según nuestra crítica?

Crítica Súper empollonas

Cada cierto tiempo surge una comedia adolescente para no dejar morir ese subgénero de fiestas eternas, exaltación de la amistad, experimentación púber con las drogas o el sexo y chistes malos, evidentes y poco elegantes, para contentar a un público que va a olvidar la película en cuanto se siente en el restaurante de comida rápida que se instala en frente del cine, a ser posible de centro comercial. Ese que huele a indiferencia, inmediatez y que en ningún caso celebra la liturgia cinematográfica, como una iglesia bastarda apartada de las creencias que promulga. Lugar idóneo para proyectar una película que nace con un nicho marcado, pero que este caso también puede ser disfrutada por otro tipo de público.

Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever son Súper empollonas
Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever son Súper empollonas

No hay que engañarse, Súper empollonas repite todos los tropos del género y los venera. Más allá de eso, como crítica positiva, parece haber cierto corazón por parte de Olivia Wilde, que debuta tras las cámaras con esta historia. Lo hace con una puesta escena certera, que no arriesga y sigue el esquema habitual de este tipo de películas, donde los montajes apoyados por las música son de obligado cumplimiento, apostando por la dirección del actores y dejando recaer todo el peso en su dúo protagonista.

La fiesta de Súper empollonas
La fiesta de Súper empollonas

Quizá la mayor novedad de este film sea que el protagonismo lo componen dos chicas, las cuales centran todas sus virtudes en la inteligencia que poseen y lo preparadas que están. El clásico planteamiento del inadaptado más listo que el resto y que al final se revela como algo más y consigue integrarse, solo que, en este caso, y no es lo habitual, las protagonistas sean dos mujeres. Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein, ambas con experiencia en este tipo de productos, gozan de una gran química en pantalla y engrandecen a sus personajes, siendo el sustento principal de una cinta que por lo demás podría haber pasado desapercibida en un verano con una competencia en taquilla brutal. Las jóvenes hacen suya la historia, consiguiendo que las situaciones cómicas, por reiterativas y sobadas que estén, funcionen a la perfección en manos de un trabajo muy físico, que queda apoyado por gente veterana en comedia como Lisa Kudrow o Jason Sudeikis, que aportan su sobrada experiencia desde un discreto, pero efectivo, segundo plano.

Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever son Súper empollonas
Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever son Súper empollonas

Opinión final de la película Súper empollonas

El resultado de la crítica es que “Súper empollonas” resulta estimulante y entretenida para el público adolescente al que va dirigida su propuesta. Mas allá de eso, el esfuerzo de su directora y el gran trabajo de su dúo protagonista, junto con una historia donde el humor no es tan cargante como podría amenazar su título, la hacen accesible para un nicho adulto, que esté cansado de superhéroes, animación y acción hipertrofiada, y busque una historia distinta, sin abandonar el mainstream, donde el centro comercial sigue presente.

Trailer

DIRECCIÓN6
GUION6
INTERPRETACIÓN7
Nota de lectores0 Votos0
LO BUENO
El dúo protagonista.
El esfuerzo de Olivia Wilde por salirse, en parte, de lo establecido.
LO MALO
No se puede escapar de cierto tipo de gags.
A pesar de los esfuerzos, no deja de ser una comedia adolescente más.
6.3
¿Te unes?