Serie Biohackers de Netflix (Temporada 1): Crítica

Entretenida y adictiva

Netflix nos ofrece una serie rápida que mezcla el drama adolescente, el thriller y la ciencia ficción. La serie alemana creada por Christian Ditter es ya uno de las ficciones más vistas de la plataforma. Os dejamos con la serie Biohackers de Netflix.

Sinopsis de Biohackers

Mia Arkelund (Luna Wedler) comienza sus estudios de medicina en Friburgo donde  su profesora Tanja Lorenz (Jessica Schwartz) tiene un proyecto de biología sintética que puede revolucionar la medicina tal y como la conocemos.

Escena de la serie Biohackers de Netflix
Escena de la serie Biohackers de Netflix

 Crítica de la serie Biohackers de Netflix

Si necesito un adjetivo para calificar la serie Biohackers de Netflix, aunque no en referencia a su contenido, es peculiar. Peculiar es el efecto que produce en el espectador. Una serie, con ese título y esa premisa, parece querer ofrecer un auténtico thriller de ciencia ficción, con una implicación de la biología sintética en la que parecen poder abrirse muchos frentes, cada cual más interesante.

Ciencia-ficción sin explotar

Pero por desgracia, la serie deambula entre los romances de primer año de universidad y los objetivos de su protagonista, quedando la ciencia-ficción en un segundo plano, aunque ésta subyace en toda la trama. En este sentido, la serie puede ser hasta decepcionante, porque uno espera un producto que te adentre en esa ciencia-ficción, en esa fantasía, pero ese abanico de posibilidades que te ofrece un título como Biohackers, no llega ni a dejarte la miel en los labios.

Escena de la serie Biohackers de Netflix
Escena de la serie Biohackers de Netflix

Una propuesta que engancha

Retomando lo mencionado antes, el efecto de la serie Biohackers de Netflix es peculiar porque te engancha. Es una serie muy efectiva y eficiente. No se anda con medias tintas. Va al grano en todo momento y eso se agradece mayormente, ya que no hay paja ni hay escenas de relleno como se ven en infinidad de series hoy en día.

Además su creador Christian Ditter, quién también escribe y dirige la serie, sabe manejar muy bien los ritmos, marcar muy pronto el carácter de todos sus personajes y avanzar para dejarte con ganas de más. De tan efectiva que es su narrativa, solo tiene seis únicos capítulos y éstos son de media hora, por lo cual su visionado es de muy fácil digestión. Lo cierto es que la serie se disfruta mucho, aunque por desgracia no entre en el drama ficción-filosofía que tenía tan a mano.

Pero como ya hemos referido, su trama, pese a ser bastante “normalita” y no explorar ningún tipo de posibilidades más sustanciosas, engancha y hace que el viaje se disfrute. Sabe cómo llevar al espectador, sabe hacer que conectemos rápido con sus personajes y que entendamos hacia dónde va. Lo cierto es que se disfruta.

Los protagonistas de la serie

Luna Wedler, a quién ya vimos aquí en Los Interrogantes en Cerca del Horizonte, es una de las promesas alemanas más llamativas y esta serie la asienta como una actriz a quien le espera un largo e interesante recorrido. Su actuación es muy convincente y hace el personaje de Mía Akerlund totalmente suyo. Sus compañeros de ficción, desde Thomas Prenn hasta Caro Cult muestran personajes muy carismáticos (algo que ocurre con menor frecuencia en producciones alemanas) y su naturalidad es uno de los puntos que hace que la serie sea tan llevadera. Jessica Schwartz se eleva como una buena antagonista aunque su personaje tiene mucho más que decir de lo que se ve en pantalla.

Su historia transcurre en la universidad
Su historia transcurre en la universidad

 Opinión final de la serie Biohackers de Netflix

Pese a que su título y su premisa son más interesantes que la ficción en sí, la serie Biohackers de Netflix es muy fácil de ver, te engancha y hace que el viaje de su visionado sea liviano y entretenido. Aunque esperaba mucho más, tampoco estoy descontento.

Trailer

RESEÑA FINAL
Una serie con buenas ideas y muy entretenida, pero que podría ofrecer mucho más.
DIRECCIÓN
6
GUIÓN
7
INTERPRETACIÓN
9
LO BUENO
Que va al grano en todo momento.
Su trama te engancha y es fácil de seguir.
Sus personajes derrochan carisma.
LO MALO
No explora el sinfín de posibilidades que ofrece su temática.
Le falta más ciencia ficción y más filosofía.
7.3
Nota
Más artículos
Crítica de la película El diablo a todas horas de Netflix
El diablo a todas horas de Netflix: Crítica de la película