M. Night Shyamalan vuelve a lograr dejarnos sin aliento con la historia de Kevin, un hombre que sufre trastorno de identidad disociativo. Por ahora ya se han manifestado veintitrés personalidades diferentes, pero todo indica que hay una más que intenta salir a la luz.

Crítica de la película ‘Múltiple’

Igualar en genialidad a su anterior cinta La visita era muy complicado, aún así Múltiple es un interesante thriller de suspense digno de pasar por taquilla. A los seguidores de M. Night Shyamalan (El sexto sentido, El bosque), entre los que me incluyo, no decepcionará la nueva propuesta del cineasta basada en su particular visión del terror psicológico: jugar a ir aumentando la adrenalina en el espectador según van avanzando los minutos de metraje para concluir con un esperadísimo giro final. Así, lo que en esta ocasión parece arrancar como una propuesta anteriormente visitada en multitud de ocasiones -el secuestro de unas adolescentes en pleno parking de un centro comercial-, despertará la mayor de las admiraciones y la más grata de las sorpresas al presentarnos a su protagonista -o protagonistas- principal de la cinta interpretado por un realmente genial James McAvoy. Sin duda, uno de los personajes más complejos y mejor construidos de los últimos tiempos en la gran pantalla. El motor inconfundible de la cinta.

James McAvoy es, entre muchos otros personajes, Patricia

James McAvoy es, entre muchos otros personajes, Patricia

La película, como ya he mencionado, arranca con el secuestro de tres chicas en un parking de un centro comercial: Casey (Anya Taylor-Joy), Marcia (Jessica Sula) y Claire (Haley Lu Richardson). Al abrir lo ojos se encontrarán en una extraña, vacía y subterránea habitación, desprovistas de sus pertenencias y encerradas bajo llave. Pero la cosa siempre puede ir a peor… su secuestrador no tardará en dar la cara, o lo que es peor sus secuestradores: Kevin (James McAvoy) sufre trastorno de identidad disociativo (DID), más comúnmente conocido como trastorno de personalidad múltiple, donde conviven veintitrés identidades diferentes. Si ese no fuera ya poco problema, parece que una nueva personalidad está apunto de hacer su aparición.

James McAvoy es Hedwig, un niño de nueve años

James McAvoy es Hedwig, un niño de nueve años

M. Night Shyamalan, director y guionista, consigue construir una agobiante y claustrofóbica atmósfera alrededor de su relato donde la tensión irá siempre in crescendo, mientras nos persigue la alargada sombra de una nueva identidad que parece dispuesta a brotar. Pero ¿será cierta o meramente invención por parte de las dos personalidades que han ideado el plan del secuestro, Patricia y Dennis? Esta es la incógnita que perseguirá al espectador durante toda la cinta sembrando una duda tan agobiante como misteriosa.

Así el relato, que en un inicio parece centrarse en las tres víctimas y su huída, terminará ofreciéndonos un escalofriante e interesante retrato de un enfermo con personalidad múltiple. Sus continuos cambios de personalidad; sus visitas de carácter urgente a su psiquiatra, la Doctora Fletcher (Betty Buckley); la lucha interna entre sus múltiples personalidades por tomar el poder; y una declarada contrarreloj ante la llegada de una nueva e inquietante identidad, serán elementos que vayan guiando la historia hasta transformarla en una auténtica pesadilla.

Betty Buckley será la psiquiatra de Kevin

Betty Buckley será la psiquiatra de Kevin

En cuanto al reparto destaca, como no podía ser de otra forma, el gran trabajo realizado por James McAvoy. No se puede más que aplaudir su facilidad y maestría para cambiar de actitud, gestos, entonación e incluso postura corporal en un abrir y cerrar de ojos. Le veremos interpretando a una mujer, Patricia; a un auténtico psicópata, Dennis; a un crío de nueve años, Hedwig; a un diseñador de moda gay, Barry… y multitud de caras más escondidas tras Kevin, quién tras una infancia sometido a maltratos continuados por parte de su madre, desarrolló este trastorno para autoprotegerse. Claramente, si no estuviéramos hablando de una cinta de género, James McAvoy estaría nominado a los Oscar por su excelente trabajo. Un ejercicio complejo donde resultar creíble y no una caricatura de un enfermo de estas características, que no está a la mano de cualquier actor.

Anya Taylor-Joy intentando huir

Anya Taylor-Joy intentando huir

Y como no podía ser de otra manera, M. Night Shyamalan volverá a incluir en Múltiple ese giro sorpresa que esperarán todos aquellos que ya se han acercado alguna vez a su trabajo. No haré ningún spoiler sobre el tema, quiero que el público se sorprenda tanto como yo con su final, lo que si advierto es que este hecho hace fundamental el que se acuda a la sala de cine lo antes posible… ¿o no recuerdas que pasó con El sexto sentido y el temido “Bruce Willis está muerto”? Es inevitable, siempre habrá algún graciosillo que te fastidie el momento.

Crítica película 'Múltiple': El inconfundible estilo de Shyamalan
DIRECCIÓN8
GUION7
INTERPRETACIÓN10
LO BUENO
  • El trabajazo de James McAvoy en todos y cada uno de sus múltiples papeles.
  • Algunas secuencias realmente estremecedoras.
LO MALO
  • Seguramente no arranque de manera demasiado original.
  • Algunos momentos donde decae la agilidad de la historia.
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (27 Votes)
6.3

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.